Jesús Peña, jefe de la división de Planificación y Sistemas de la Autoridad Portuaria de Málaga.
Tiempo de lectura estimado: 10 minutos

La Autoridad Portuaria de Málaga desarrolla desde hace años una política de Responsabilidad Social activa que le ha llevado a poner en marcha iniciativas como “Málaga Puerto Verde”, a potenciar el diálogo con la ciudad, los vecinos y las autoridades medioambientales -con la complicidad de su comunidad portuaria- y, recientemente, a adherirse al proyecto europeo “Docks the Future”, que apoya el desarrollo portuario vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Para conocer más en detalle, los proyectos y las actuaciones que, en este ámbito, desarrolla la institución este Diario entrevista a Jesús Peña, jefe de la división de Planificación y Sistemas de la Autoridad Portuaria de Málaga.

Para conocer mejor la filosofía de la Autoridad Portuaria de Málaga, lo primero es conocer qué es la RSC para la entidad. ¿Qué supone para el Puerto apostar por realizar acciones de RSC? 

La Autoridad Portuaria de Málaga, como uno de los principales activos económicos de la ciudad y su entorno, mantiene una apuesta firme y decidida por integrar la responsabilidad social con el desarrollo habitual de nuestra actividad con el fin de poder alcanzar el deseado equilibrio entre el crecimiento comercial y la sostenibilidad, siendo este desarrollo posible de forma sostenible, aportando beneficios tanto a sus clientes como al medio ambiente y a la sociedad en general.  

Por lo tanto, se podría decir que la RSC forma parte de las líneas estratégicas de la Autoridad Portuaria

Sí, la responsabilidad social es una línea fundamental en el día a día de nuestra entidad, persiguiendo promover las mejores condiciones en beneficio del área de influencia del puerto de Málaga. Como muestra podemos indicar el respaldo absoluto que tuvo la presentación de la Iniciativa “Málaga Puerto Verde” en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de junio de 2019. 

Jesús Peña: “La colaboración con la sociedad es importante porque un puerto no puede vivir de espaldas a la ciudad y su área de influencia”

¿Cuáles son las acciones de RSC que realiza la entidad? 

Por un lado, está la integración del Puerto con la ciudad de Málaga, acercándolo a sus ciudadanos y aportando un valor adicional a los recursos turísticos y culturales.

Por otro, el mantenimiento de una actitud abierta de comunicación con sus grupos de interés y con las autoridades medioambientales, en un marco de transparencia y colaboración.

Además, realizamos el control de los distintos tráficos portuarios y de la actividad comercial e industrial en la zona de servicio, para ofrecer un puerto limpio a sus usuarios.

También trabajamos en la prevención de afecciones ambientales derivadas de la actividad portuaria y la protección de los ecosistemas marinos; y en el cumplimiento de los requisitos legales aplicables en todos los ámbitos, así como otros que la Autoridad Portuaria pueda suscribir.

Y, finalmente, destacaría la mejora de nuestro Sistema de Gestión Ambiental, como medio para alcanzar una mejora de su desempeño ambiental.

Jesús Peña: “Mantenemos una apuesta firme y decidida por integrar la RSC en el desarrollo habitual de nuestra actividad para alcanzar el deseado equilibrio entre el crecimiento comercial y la sostenibilidad”

Carlos Rubio, presidente de la AP de Málaga, junto a una amplia representación de empleadas y empleados del organismo público, tanto activo como jubilado, que participaron en la plantación de árboles.

Bosque portuario

En el marco de la iniciativa “Puerto Verde”, los empleados de la Autoridad Portuaria de Málaga, así como el personal jubilado y sus familias, fueron invitados a plantar su propio pino en la zona de San Andrés para contribuir a la generación de espacios amables entre la actividad logística y el entorno urbano. 

A cada participante se le dio un número para que pueda reconocer su árbol en el futuro y se le hizo una fotografía junto al mismo. La propuesta tuvo muy buena acogida y los trabajadores de la Autoridad Portuaria plantaron más de 100 ejemplares de Pinus Halepensis (pino carrasco) en la zona.

Esta tolva ecológica para clínker es un ejemplo del compromiso del enclave y la comunidad portuaria por ofrecer un puerto limpio a la ciudadanía.

¿Cuándo comenzaron a desarrollar este tipo de acciones y proyectos? ¿Qué dotación presupuestaría invierten en ellos?

Desde el año 2009 venimos impulsando un proceso de implantación progresiva de la Responsabilidad Social Corporativa en la entidad. 

Sobre la dotación, depende de los proyectos que se tengan previstos desarrollar en el ejercicio, pero la partida destinada a estas acciones va creciendo con el paso de los años. 

Finalmente, en su opinión, ¿por qué es importante que los puertos colaboren con la sociedad a la que sirven y les rodea en acciones y proyectos de RSC? 

Porque un puerto no puede vivir de espaldas a la ciudad y su área de influencia. Es necesaria una interacción mutua para que todos salgamos beneficiados, máxime en el caso de Málaga donde el puerto es abrazado por la ciudad.

Dentro de la iniciativa “Puerto Verde”, el Puerto de Málaga inició en octubre la plantación de los primeros ejemplares de palmeras en el Paseo de Levante.

El Puerto está sustituyendo el acristalamiento convencional del lucernario de su sede por módulos solares fotovoltaicos para generar energía eléctrica para el autoconsumo del propio edificio.

Objetivo: desarrollar la actividad sostenible en el recinto portuario

La iniciativa “Puerto Verde” es un proyecto impulsado por la Autoridad Portuaria de Málaga que arrancó en el año 2019. Su finalidad es la de desarrollar la actividad sostenible en el recinto portuario, de acuerdo a lo establecido en el Plan de Inversiones 2019-2023 de la entidad. Para lograrlo, la iniciativa se centra en tres líneas de actuación fundamentales. 

La primera es la implantación de espacios y barreras arbóreas en diversas ubicaciones del puerto y, más concretamente, en las zonas de transición entre la ciudad y el área industrial, con el objetivo de crear corredores ecológicos que favorezcan una visibilidad más amable del entorno portuario. Ya se han iniciado los trabajos de plantación en los viales rodados de acceso al Dique de Levante, tanto en su zona elevada que da acceso directo a la explanada del Dique de Levante y a las estaciones marítimas, como el vial deprimido de acceso al ADL; y en la zona de San Andrés, concretamente en el vial de acceso al puente actual del río Guadalmedina.

La segunda línea de actuación es la construcción de instalaciones de cogeneración a través del aprovechamiento de energías renovables, así como la reducción de las emisiones de carbono a la atmósfera mediante un uso menor de combustibles fósiles, supliendo esta energía por la utilización de fuentes renovables y un aumento de la eficiencia energética en todos los procesos. 

Y finalmente, la tercera, incluye el desarrollo de actuaciones como la creación de un punto limpio en el puerto, la renovación de la certificación medioambiental de la Autoridad Portuaria y la puesta en marcha de convenios de buenas prácticas en este sentido.

El Puerto está sustituyendo el acristalamiento convencional del lucernario de su sede por módulos solares fotovoltaicos para generar energía eléctrica para el autoconsumo del propio edificio.