El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García, durante la presentación del proyecto la pasada semana.
Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García Fuentes, lo tiene claro. En el proyecto “Motril, Puerto abierto” se dan prácticamente todas las circunstancias que suelen intervenir en una interacción puerto-ciudad: la simbiosis de las administraciones públicas, la necesidad de la reordenación de los espacios portuarios y voluntad de todas las partes de ganar un espacio e incorporarlo en la ciudad. Además, “va a suponer, no sólo la mejora y optimización de la operativa portuaria, sino también la puesta en valor de los barrios de Varadero y Santa Adela, y va a dar a Motril una fachada litoral al sur de la ciudad, atractiva, con actividad, con servicios vinculados al mar, con un espacio  que puede llegar a ser un referente turístico en Andalucía”.

Corría el año 2011 cuando la Autoridad Portuaria redactaba un Plan Director que definía los nuevos usos de espacios portuarios. Ahora, ese plan ha sido adaptado a las nuevas estrategias de interacción puerto-ciudad activando una zona de actuación con un proyecto que desarrollará en cuatro fases de ejecución y que contempla también una nueva redistribución de las dársenas. 

El objetivo del proyecto “Puerto abierto” es agrupar los espacios, según sus usos, alejando la zona de mercancías del núcleo poblacional y creando nueva dársena integrada en la ciudad, abierta y transitable por el público, que albergará los usos náutico-deportivo (con 700 amarres, varadero y demás servicios relacionados con la actividad) y pesquero, con atraques suficientes para la flota local, lonja, zona de rederos, restauración y centro de interpretación, entre otras instalaciones. 

EL DATO

412.000

Motril Puerto Abierto se desarrollará sobre una superficie de más de 412.000 metros cuadrados. La AP de Motril aportará el 50% de la inversión total que rondará los 38 millones de euros. El resto vendrá de la iniciativa privada.

Un momento de la mesa redonda donde se debatieron fórmulas de automatización en los procesos portuarios y logísticos.

Así lo explicaba hace unos días el presidente del Puerto durante el 34º Encuentro de RETE (Asociación para la colaboración entre puertos y ciudades), celebrado en Sevilla, donde avanzó que el pliego del proyecto se licitará después del verano.

Mientras llega ese momento, se puede conocer el Master Plan del proyecto que, como subrayó el presidente de la dársena motrileña, define los diferentes espacios habilitados, zonas y usos portuarios. Cabe destacar que el proyecto contempla la actuación sobre toda la fachada marítima con la apertura de una nueva dársena que albergará los usos náutico-deportivo y pesquero, así como el relleno de la actual dársena pesquera que se convertirá en una plataforma logística para mercancía limpia. “La superficie afectada supera los 412.000 metros cuadrados y supondrá una inversión pública privada de más 38 millones”, apuntó García.

En definitiva, “Motril Puerto abierto va a tener el efecto que se ha producido en otras ciudades y que no es otro que atraer el crecimiento urbanístico hasta unirse con su litoral. Se trata de la mayor inversión y la mayor transformación que va a sufrir el Puerto de Motril en toda su historia, desde 1908”, concluyó el presidente.

Como primera acción el paseo marítimo del núcleo de población de Varadero.

Perspectiva recreada del puerto de Motril tras las actuaciones del proyecto “Motril, Puerto abierto”.

El Plan Director establece cuatro fases para el desarrollo de las actuaciones del Master Plan.

Un proyecto que se ejecutará por fases para armonizar las obras

El Master Plan del Puerto de Motril se ejecutará en varias fases con el fin de armonizar las obras con la actividad portuaria, estableciéndose como primera acción el paseo marítimo del núcleo de población de Varadero. Según comentó el presidente del Puerto, José García, “se trata de incorporar al barrio 12.000 metros cuadrados del vial principal del puerto, desde el edificio de la Policía Nacional hasta el de la Autoridad Portuaria, incluido el jardín de Araucarias”. Se prevé que el vial esté equipado de mobiliario urbano y zonas de sombra y que pueda usarse para la ubicación de los mercadillos y el recinto ferial. Las obras podrían iniciarse este año y se prolongarían durante 15 o 18 meses.

Tras esta primera actuación, “sencilla de realizar”, el Master Plan contempla el desarrollo de cuatro fases que incluirán: la construcción de un muelle sobre la escollera del muelle pesquero, que permitirá el traslado provisional de los barcos de pesca a una zona cercana a la lonja; la excavación y apertura de parte de la nueva dársena de poniente, con cuyo desmonte se irá rellenando el actual pesquero, y el traslado de los amarres deportivos; el inicio del muelle de rederos y de cruceros y la apertura de la segunda parte de la nueva dársena.

En esta fase, que estaría concluida en 2026, se implantará la zona comercial totalmente abierta la ciudad, para concluir con la apertura de una nueva bocana independiente de la actividad industrial.

Una vez esté concluido el Master Plan “se habrá realizado una transformación integral dentro de la propia ciudad”, concluyó García.