Autoridades presentes en el acto de presentación de la futura Llotja de Pescadors de Barcelona, celebrada ayer en el mismo muelle de Pescadors. Foto A.Tejera.
Tiempo de lectura estimado: 10 minutos

Port de Barcelona prevé abrir aún más el puerto a la ciudad con el proyecto de la nueva Llotja de Pescadors, en el cual invertirá ocho millones de euros y cuya finalización está prevista durante el tercer trimestre de 2022.

BARCELONA. La Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), presentó ayer el proyecto de la futura Llotja de Pescadors en un acto celebrado en el mismo muelle de Pescadors.
El acto de presentación contó con la participación del presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet; el director general, José Alberto Carbonell; el director de Port Vell, Joan Colldecarrera; el subdirector general de Infraestructuras y Conservación, Ramon Griell; y el patrón mayor de la Cofradía de Pescadors de Barcelona, José Manuel Juárez, entre otros.

Reivindicación histórica
Durante su intervención, Damià Calvet destacó que con esta iniciativa, “el Port de Barcelona salda una deuda histórica con la ciudad y, más concretamente, con la comunidad pesquera”.
Del mismo modo lo recalcó también el patrón mayor de la Cofradía de Pescadors, José Manuel Juárez, que recordó que “la comunidad pesquera restaba a la espera de la nueva lonja desde el año de las Olimpiadas de Barcelona, en 1992”.

Tercer trimestre de 2022
El proyecto, de construcción de la nueva Llotja de Pescadors de Barcelona, que tiene un plazo de ejecución de diecisiete meses, estructurará la futura lonja en tres bloques con el objetivo de hacer más eficientes los servicios que requieren las diferentes modalidades de pesca que se desarrollan en Barcelona, básicamente cercamiento y arrastre, y que comportan las capturas de pez azul y pez blanco, mayormente.
Según detalló Calvet, esta separación por tipo de pez hará más ágiles las subastas y los procesos de preparación, envasado y facturación del pez.
Además, la futura lonja, que acogerá las oficinas de la Cofradía de Pescadors de Barcelona, salas de reuniones y formación y todos los servicios necesarios, también incorpora dentro del proyecto las instalaciones de la nueva fábrica de hielo, ubicada en el mismo muelle, que ya entró en servicio a finales del año 2016.
Tal como apuntó el presidente del Port de Barcelona, este proyecto está enmarcado en el Plan de Transición Energética diseñado por la Autoridad Portuaria de Barcelona.

Remodelación Port Vell
La de la futura Llotja de Pescadors es uno de los diversos proyectos en los que el Port de Barcelona está invirtiendo, para abrir el puerto a la ciudad, enmarcados en el plan de remodelación del Port Vell.
Entre estas iniciativas destacan algunas como la 60º edición del Salón Náutico o la feria del libro en catalán; así como la demolición del Imax Port Vell, con el objetivo de construir el Liceu Mar, la que sería la segunda sede del Liceu y se ubicaría en el entorno portuario.

EL DATO

8M€

INVERSIÓN. El Port de Barcelona invertirá cerca de ocho millones de euros en la construcción de la futura Llotja de Pescadors, unas instalaciones que estarán abiertas a la ciudadanía. El proyecto del nuevo edificio y de urbanización del entorno hará visible y dará a conocer la actividad pesquera que se desarrolla en Barcelona, a la vez que abre esta zona del Port Vell a los ciudadanos.

En detalle

El Consejo de Administración del Port de Barcelona aprobó en noviembre de 2021 iniciar el expediente para la licitación de la futura Llotja de Pescadors, un proyecto que incluye la construcción de un edificio de 3.233 metros cuadrados y la urbanización del entorno, de 24.103 metros cuadrados. Está previsto el inicio de las obras el último trimestre de 2022.

José Manuel Juárez, Damià Calvet y Ramón Griell.. Foto A.Tejera.

Un proyecto sostenible

La futura Llotja de Pescadors acogerá la primera comunidad energética del Port de Barcelona. Las comunidades energéticas son sistemas capaces de producir energía de origen renovable que es gestionada y consumida en sus propias instalaciones. De este modo, la Comunidad Energética del muelle de Pescadors aprovechará las superficies de las cubiertas existentes y futuras (almacenes, aparcamientos y lonja) para ubicar un sistema de placas solares que permitirá alimentar las diferentes instalaciones del muelle (fábrica de hielo, lonja, etc.). Más concretamente, la instalación fotovoltaica y de almacenamiento situada en la cubierta de la Llotja contará con 359 placas solares que generarán una potencia nominal de 100 kW y una capacidad de almacenamiento de 70kWh. Esta instalación de energía solar permitirá un ahorro anual de 54 toneladas de CO2.

El expediente para la licitación de la futura Llotja de Pescadors fue aprobado en noviembre de 2021. Foto A.Tejera.

Remodelación integral del área pesquera

La nueva Llotja de Pescadors forma parte de un proyecto de remodelación integral del conjunto de instalaciones pesqueras de Barcelona que tiene un doble objetivo: garantizar el futuro desarrollo de la actividad pesquera en Barcelona bajo criterios de sostenibilidad y competitividad; y abrir esta área del Port Vell a la ciudadanía. Por esta razón y según detalló durante su intervención el subdirector general de Infraestructuras y Conservación del Port de Barcelona, Ramon Griell, el proyecto incorpora una pasarela que se iniciará junto a la Torre del Reloj y pasará a lo largo de todo el edificio, y unos grandes ventanales permitirán que los visitantes puedan ver la actividad que se realiza dentro de la lonja, especialmente la subasta del pez.
En una fase posterior, también se prevé la apertura de un restaurante en la zona sur y la puesta en servicio de una conexión náutica hasta el muelle de España, avanzó Griell.
Por su parte, Damià Calvet, destacó que “la actividad pesquera en Barcelona es tan antigua como el Port. Los pescadores de Barcelona son un colectivo apreciado, tanto por todas las personas que formamos la Comunidad Portuaria de Barcelona como por el conjunto de los ciudadanos” y añadió que “la administración portuaria tiene el deber de velar porque nuestros pescadores dispongan de las infraestructuras necesarias para desarrollar su actividad en las mejores condiciones”.
En el mismo sentido, Calvet añadió que “la nueva Llotja de Pescadors es un proyecto transparente, que permitirá que los visitantes vean la actividad que se desarrolla adentro. Queremos acercar la actividad pesquera y la cultura del mar a los ciudadanos”.