La CEV advierte a Ribó que el puerto de Valencia “debe crecer para no ir hacia atrás”
Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

Empresarios y alcalde de la ciudad de Valencia siguen manteniendo sus diferencias en torno al proyecto de la Terminal Norte del puerto valenciano. La reunión mantenida ayer entre una representación de CEV Valencia y Joan Ribó evidenció ese alejamiento de posturas.

Tras el encuentro, y según fuentes empresariales consultadas por Diario del Puerto, la sensación es que “el alcalde es consciente de la importancia de un proyecto como este, y valoramos el cambio de postura de los últimos días”.

Los empresarios se refieren al acuerdo al que llegaba el pasado jueves el Pleno del Ayuntamiento, y en el cual, si bien se pedían informes ambientales del impacto de la futura infraestructura, no se mencionaba de forma expresa la necesidad de una nueva Declaración de Impacto Ambiental.

Con todo, las fuentes consultadas por este Diario aseguran que los empresarios “hemos hecho saber a Ribó que si el puerto de Valencia no crece irá hacia atrás, con todas las consecuencias que ello acarrearía a la economía valenciana”.

 

La CEV se acoge a los informes técnicos y jurídicos remitidos a la Autoridad Portuaria de Valencia por Puertos del Estado hace unas semanas, donde se mantiene que la DIA de 2007 sigue vigente

Los empresarios instan a las administraciones a lograr un amplio consenso para relanzar el proyecto y piden “agilidad y celeridad” en su tramitación “para no perder esta oportunidad” .

Al término del encuentro, la presidenta de CEV Valencia, Eva Blasco, aplaudió el talante dialogante del alcalde, y se mostró partidaria de conjugar el crecimiento económico y el cuidado del medio ambiente. En ese sentido, no rechazó ningún estudio ambiental “si es necesario”, aunque sí aclaró que se acogen a los últimos informes jurídicos y técnicos de Puertos del Estado en los que se asegura que la DIA de 2007 está en vigor. Así y todo, pidió “agilidad y celeridad” en el caso de que se deban hacer nuevos informes de carácter ambiental.

Consenso

Para Blasco, lo fundamental es que el proyecto de la Terminal Norte “goce de un amplio consenso” por parte de todas las administraciones implicadas, tanto por sus futuras repercusiones sobre el empleo como por la inversión que TiL debe realizar una vez se adjudique de manera definitiva el proyecto.

Joan Ribó conversa con los representantes empresariales tras la reunión mantenida ayer. Foto: Raúl Tárrega.

En ese sentido, desde la patronal valenciana advirtieron que “en un entorno tan complicado como en el que nos encontramos, no podemos perder la oportunidad que supone este proyecto tanto para el puerto como para el resto de la economía”, e instó a las administraciones a agilizar los trámites cuanto antes.
La propia CEV publicó ayer un informe de coyuntura económica en el que advertía de una recuperación “frágil y asimétrica”.

“Nunca en contra”

Por su parte, el alcalde de Valencia aseguró tras la reunión que “este alcalde nunca ha estado en contra” tanto de la Ampliación Norte como del proyecto de la terminal, aunque sí matizó que debe hacerse con todos los informes ambientales a favor, ya que “hacer las cosas bien es hacer las cosas de la manera más rápida”.

En ese sentido volvió a remitirse al acuerdo del pasado jueves al que llegó el Pleno del Ayuntamiento de Valencia -con los votos a favor de Compromís y PSPV y la abstención de PP y Ciudadanos- en el que solicitaba a la Autoridad Portuaria de Valencia informes de carácter ambiental que pusieran negro sobre blanco los efectos que iba a tener esta infraestructura tanto en las playas del sur de la ciudad como a nivel paisajístico.

Ribó se muestra partidario de “mantener la competitividad del puerto de Valencia”, garantizando que “cualquier paso cumpla los requisitos legales y medioambientales”, y para ello es partidario de fomentar el transporte ferroviario, asegurando que es básico para la propia competitividad del puerto de Valencia su conexión con el Corredor Mediterráneo.

Carlos Prades: “No podemos poner trabas al proyecto”

El presidente de la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET), Carlos Prades, ha defendido la nueva terminal norte de contenedores del puerto de Valencia como una infraestructura que generará un recinto portuario más competitivo y, por consiguiente, más atractivo a la inversión extranjera.

“La nueva terminal norte no solo supone un motor de generación de riqueza y empleo en la Comunidad Valenciana, sino también un incremento de la competitividad de la economía valenciana, una captación de nuevas inversiones y un polo de innovación industrial”.

Según la FVET, esta nueva infraestructura permitirá consolidar las operativas de exportación e importación actuales, “en las que tienen un peso importante los transportistas, y afrontar los crecimientos futuros en mejores condiciones”.

“Como puerto de interés general, la nueva terminal está al servicio del tejido empresarial de España. Siempre apostaremos por un proyecto que redunde en beneficio del empleo, la riqueza y la actividad económica de la Comunidad Valenciana, y en el que el sector del transporte juega un papel fundamental. Además, en momentos de recesión económica como el actual, no podemos poner trabas a un proyecto que sirve para reactivar y reforzar las empresas españolas”, asegura Prades.

De igual forma, los transportistas valencianos insisten en la necesidad de mejorar los accesos al recinto portuario con la creación de un nuevo acceso norte para agilizar el tráfico de mercancías y poder transportar los contenedores con mayor eficacia. “En 2020, los profesionales del sector del transporte movieron la práctica totalidad de los contenedores de tráfico terrestre que llegan o salen del puerto de Valencia, el 91,5% de 2,36 millones de TEUs, frente a los 200.098 contenedores que movió el ferrocarril. Es fundamental disponer de infraestructuras que nos ayuden a agilizar las operativas, el transporte terrestre de mercancías pasa por el camión”, asegura Prades.