Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

El Puerto de Alicante ha culminado otra de las grandes inversiones dirigidas a fomentar la integración del puerto con la ciudad, la ampliación del Parque del Mar que, momentos antes de su apertura al público, recibía la visita del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, acompañado del presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert García.

Ambos presidentes han realizado un recorrido a pie por la franja de terrenos portuarios que, a partir de hoy, se sumarán al ya conocido Parque del Mar, desarrollado en 2010, y que en total supondrán unos 55.000 metros cuadrados de espacios verdes, con numerosas especies de arbolado y arbustivas, y de ocio y paseo, con zonas de juego, conjuntos de aparatos biosaludables, así como láminas de agua, que invitan al descanso y la relajación.

La visita comenzaba en la unión de los dos tramos de parque, el preexistente y el de reciente construcción, donde se ha situado una plataforma mirador, que ofrece una visión panorámica del barrio de San Gabriel, de toda la prolongación del parque, y de la ciudad con el Castillo de Santa Bárbara al fondo.

Al pie de este mirador se encuentra un nido de ametralladoras construido en la guerra civil, que ha sido restaurado y puesto en valor, como patrimonio histórico de la ciudad. Frente a la construcción defensiva, una lámina de agua recuerda donde se ubicaba la línea de costa que protegía, y que desapareció con la ampliación de la zona portuaria.

Esta obra ha supuesto una inversión superior a 1,3 millones de euros, cuya finalidad es única y exclusivamente el uso y disfrute de los ciudadanos, y supone un gran acontecimiento para la ciudad, al unir peatonalmente toda la fachada litoral de Alicante.

Junto al camino central, se ha dispuesto un recorrido de cauces de agua regenerada, en movimiento, que se unen a dos fuentes de juegos de agua, una de ellas situada junto al edificio de Casa Mediterráneo. En la zona de confluencia con la actividad portuaria, hay elevaciones del terreno que ofrecerán una vista más agradable del puerto a los vecinos, con un paisaje fresco y frondoso, con caminos que se entrecruzan con el pasaje central, para hacer más ameno el paseo.

La que fue la primera línea de ferrocarril en unir el levante con la capital de España, en el año 1858, tenía su entrada al puerto por donde ahora transcurre el paseo, por lo cual se ha mantenido un pequeño fragmento de las vías, para mantener vivo el recuerdo de aquella época.

Como ha declarado Ximo Puig, «esta obra en terrenos portuarios supone la inversión más importante en espacios naturalizados, que recibe la ciudad de Alicante, durante los últimos años”.

El presidente de la Generalitat también ha dado a conocer la propuesta que Juan Antonio Gisbert, piensa elevar al Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria, con el fin de ceder todo el parque a la ciudad.

Durante el diseño de la ampliación, se ha previsto que esos terrenos se unan en un futuro a los terrenos propiedad de ADIF, tal y como demandan los vecinos.

Juan José Gisbert y Ximo Puig, durante la visita a la zona.