El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, convocado por el presidente, Juan Antonio Gisbert, ha celebrado sesión esta mañana.
Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante ha aprobado cinco concesiones que favorecen la integración de la ciudad y el puerto. La más destacada ha sido la del antiguo Edificio de Sanidad que se convertirá en la nueva sede del Colegio de Ingenieros, Caminos, Canales y Puertos de la Comunidad Valenciana.

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, convocado por el presidente, Juan Antonio Gisbert, se ha reunido esta mañana, con un orden del día muy relacionado con la integración puerto-ciudad, uno de los objetivos clave del puerto.

La adjudicación del concurso público para el otorgamiento de la concesión de la reforma y ocupación del antiguo Edificio de Sanidad, emblemático edificio situado junto a la Sala de Exposiciones de la Lonja del Pescado, ha sido concedida a la única oferta que, finalmente, se ha presentado, la del Colegio de Ingenieros, Caminos, Canales y Puertos de la Comunidad Valenciana, que tiene previsto convertirlo en su sede oficial.

Faro del Cabo de las Huertas: protección de la biodiversidad y hostelería

El Consejo de Administración también ha aprobado la adjudicación del concurso público abierto para otorgar una concesión administrativa para la reforma y explotación de los edificios adyacentes al Faro del Cabo de las Huertas, para ofrecer servicios de hostelería.

Durante la selección de la mejor oferta, entre los cinco proyectos presentados, uno de los principales criterios que han tenido en cuenta los técnicos de la Autoridad Portuaria ha sido la valoración del proyecto que, además de contener las bases del diseño, estética y funcionalidad, debía incluir las medidas medioambientales y los planes de urbanización exterior, propuestas por las empresas que concurrían.

En este sentido, la empresa ganadora del concurso ha presentado, además de un estudio de accesibilidad y otro de gestión de residuos, un plan de actuaciones para la conservación de los acantilados con vegetación de las costas mediterráneas, en el que se ha identificado y evaluado las especies de flora típicas del hábitat del cabo de las Huertas, con el fin de realizar una correcta gestión para su conservación. 

 

Visitas culturales y un jardín botánico

En la parte de propuestas socio-culturales realizadas, se encuentra la celebración de diversas visitas culturales a las edificaciones exteriores del faro, construido en 1856, y a los restos de las baterías de costa y refugios, que serán vallados para organizar el acceso a los mismos. Todas estas visitas podrán reservarse on line, una vez se ejecute el proyecto.

También se ha contemplado la creación de un pequeño jardín botánico, con la flora autóctona de la zona, y la instalación de atriles de madera con imágenes y descripción de la flora y fauna marina para los visitantes, en el marco de respeto y conservación del entorno del cabo, contemplado en los pliegos del concurso.

En el ámbito de restauración, la carta estará compuesta por productos y platos típicos de la provincia, con la pretensión de convertirse en un lugar de referencia por servicio, calidad y producto, además de por su ubicación, de la cocina mediterránea. Esta parte, más comercial, se complementará, según el proyecto, con una serie de actividades orientadas a promover el interés por el cuidado y preservación del medioambiente, el carácter socio-cultural y el gastronómico, promoviendo un turismo y consumo responsable y sostenible.

La inversión será de unos 505.000 euros, y el espacio concesionado tendrá una superficie total de 390 metros cuadrados.

 

Renovación del alumbrado exterior

Por otro lado, dentro de la línea de mejora ambiental, eco eficiencia y reducción de consumo de energía en la lucha contra el cambio climático, el Consejo ha aprobado la presentación del proyecto «Renovación de las instalaciones de alumbrado exterior de la Autoridad Portuaria de Alicante», a la convocatoria de expresiones de interés para la selección y realización de proyectos de renovación energética de edificios e infraestructuras existentes de la Administración General del Estado, que se cofinancian con fondos FEDER.

Este proyecto, que pretende disminuir un mínimo del 30% en el consumo de energía del alumbrado exterior, contribuirá a continuar reduciendo las emisiones de dióxido de carbono del puerto de Alicante.

Marina recreativa

El Consejo de Administración también ha aprobado la concesión administrativa de un espacio situado junto a la lonja de pescado del puerto, en el que se ubicará una marina recreativa enfocada a motos de agua y embarcaciones menores de 5 metros de eslora, convirtiéndose en un nuevo espacio destinado al ocio y al deporte náutico, para disfrute de la ciudad.

La concesión dispone de 2.795,42 metros cuadrados de superficie en tierra y 1.206 metros cuadrados de lámina de agua, que se destinarán a la estancia en tierra y a flote de motos de agua y embarcaciones menores, así como al mantenimiento, reparación, pintura y revisión de las mismas, todo ello dentro de la observancia estricta de los parámetros establecidos para la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad de ese tipo de actividades.

El proyecto ganador, de los tres presentados, contempla la instalación de locales de suministros, restauración, e incluso escuelas de buceo o náutica. También contará con vestuarios para los usuarios, con duchas y aseos, y una terraza de descanso con piscina y solárium.

El plazo de ejecución al que se ha comprometido la empresa concesionaria es de ocho meses tras la firma del acta, y tendrá un plazo de concesión máximo de 10 años, con un presupuesto global de 660.000 euros.

La capacidad en amarres será de 25 motos náuticas, 10 embarcaciones menores de ocho metros de eslora y dos para embarcaciones mayores de ocho metros. Fuera del agua, dispondrá 180 plazas para motos de agua, 45 para embarcaciones menores y cinco para mayores de ocho metros, que contarán con un servicio de izada y botadura incluido.

La medidas medioambientales y sostenibilidad propuestas en las ofertas han sido elementos clave para el Puerto a la hora de adjudicar los proyectos

Ocio familiar y sostenible

En materia medioambiental, la APV tiene el compromiso firme 2030, cero emisiones, con un plan que contempla acciones como la subestación eléctrica que permita la conexión a la red de los buques atracados en puerto y la reducción correspondiente de emisiones, la instalación de nuevas cabinas de emisión de aire, el uso de hidrógeno en las terminales o la instalación de placas fotovoltaicas, entre otros.

En los parámetros sociales, Valenciaport continúa trabajando en nuevas soluciones para seguridad, protección y gestión de emergencias o la mejora continua y la formación de trabajadores. Un ejemplo de este compromiso se ha reflejado durante la situación de emergencia generada por el Covid-19 donde la actividad portuaria ha continuado su labor para asegurarla cadena logística con plenas garantías de seguridad para la comunidad portuaria. Asimismo, destacar la responsabilidad de la APV y las empresas de su entorno con las inquietudes de la población más próxima al puerto de València con iniciativas como APORTEM, o la integración ciudad-puerto con actuaciones como el plan especial de Nazaret, planificado de manera conjunta con elAyuntamiento, con la cesión de suelo portuario para la ciudad.