El objetivo de este Plan es definir las estrategias de futuro para los Puertos de Baleares "conciliando los diversos puntos de vista de la sociedad, a la que sirven y deben seguir sirviendo", explica la APB.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) trabaja actualmente en la elaboración de su Plan Estratégico, el cual contempla los cinco puertos de interés general (Palma, Alcúdia, Maó, Eivissa y la Savina), así como las señales marítimas que gestiona, es decir, 34 faros y más de 25 balizas de literal. El proyecto tiene un horizonte de cinco a diez años, integrable en el sistema de planificación definido por el Marco Institucional y Estratégico del Sistema Portuario Estatal.

Según un comunicado de la APB, el objetivo del plan es definir “el papel que deben tener las infraestructuras donde se prestan servicios vitales para las conexiones marítimas y el abastecimiento de las islas, y donde también se desarrollan importantes actividades turísticas y socio-económicas vinculadas a sectores como los cruceros o la náutica de recreo, con su componente industrial (reparación y mantenimiento)”.

En este sentido, desde la APB explican que el plan pretende definir las estrategias de futuro para estos puertos, conciliando los diversos puntos de vista de la sociedad que los envuelve. Por este motivo, la APB pretende considerar todos los factores clave que puedan incidir, ya sean socio-económicos, tecnológicos o medioambientales, entre otros, con la finalidad de favorecer el interés general.

Con esta herramienta, la APB quiere “mejorar la calidad y eficiencia de los servicios que se prestan en los puertos, manteniendo la capacidad de autofinanciación actual y respetando el entorno portuario con la previsión suficiente para afrontar con éxito los retos del próximo futuro”.

La APB destaca que “con las aportaciones recibidas durante la primera fase de los trabajos del Plan, la APB se encuentra en trámite de finalizar la elaboración de la segunda fase”.