Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Una de las líneas estratégicas de la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) habla específicamente de la reordenación de usos y zonas portuarias y propone trasladar parte de la actividad portuaria de movimiento de mercancías hacia el sur, a la dársena del Cuarto donde estará una nueva terminal multipropósito con enlaces multimodales, para poner en marcha un nuevo Distrito Urbano Portuario. 

“Queremos recuperar las naves que se construyeron en el año 1929, con motivo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla, e incorporar todos esos terrenos a la ciudad”, explicaba en una entrevista a Diario del Puerto Rafael Carmona, presidente de la APS.

En esta zona podrán desarrollarse actividades de ocio, restauración, equipamientos y, paralelamente, la previsión del enclave es trasladar también la nueva terminal de cruceros. De este modo podrán convivir el uso portuario de recreo junto con actividades más urbanas en una nueva área, un nuevo Distrito Urbano Portuario que reflejará y pondrá en valor el patrimonio arquitectónico e industrial del Puerto de Sevilla, muy presente en el entorno de la avenida de Las Razas.

Concretamente, el ámbito de actuación del nuevo distrito urbano portuario está limitado al norte por el puente de las Delicias, al oeste por la lámina de agua del muelle de Tablada, al sur por el puente del Centenario y al este por la avenida de Las Razas. El Distrito abarcará un ámbito de 7 grupos de naves y 4 parejas de tinglados, dispuestos a lo largo de unos 2 km y 200 metros de ancho.

Se trata de un proyecto ambicioso en el que el puerto y la ciudad Sevilla estrecharán su relación con nuevas zonas y espacios para la ciudadanía. Y, por ello, la Autoridad Portuaria de Sevilla ha decidido constituir una Oficina Técnica cuya misión es diseñar un master plan que incluirá entre sus objetivos la adaptación del muelle de Tablada al tráfico de cruceros y la definición de una estrategia para la implantación de actividades productivas, culturales y comerciales que sirvan de atractivo para Sevilla.

La zona seguirá siendo del sistema general portuario y estará bajo el sistema de concesión y la Oficina Técnica que trabaja en el nuevo distrito urbano portuario de Sevilla asume un papel con enfoque participativo e involucra a los distintos agentes que operan en la zona portuaria y a las entidades económicas y sociales comprometidas con el buen funcionamiento del puerto en el diálogo para definir el modelo de gestión del espacio conjuntamente. “Nos gustaría hacer una operación emblemática para la ciudad que haga que el ciudadano de Sevilla pueda abrazar al puerto y al río. Querríamos poder tener abierta la primera fase del proyecto en el 2023”, detallaba Carmona.

Sevilla innovadora

Por otro lado, el enclave sevillano y la Universidad de Sevilla han llegado a un acuerdo para desarrollar un Centro de Innovación en la zona más industrial. De este modo, la Universidad construirá el centro en el suelo favorecido por el Puerto.

Lo que se busca con este Centro será la transferencia del conocimiento entre los doctorandos de la Universidad de Sevilla y las empresas que están allí radicadas, lo que se convierte también en un factor favorecedor de la integración puerto-ciudad.

En línea con la innovación, y mediante un nuevo acuerdo con la Universidad de Sevilla y Global Omnium, la APS ha puesto en marcha una incubadora y aceleradora de empresas en el muelle de las Delicias. La finalidad del proyecto es impulsar a startups relacionadas con el agua, con la navegación y con la digitalización de la vía navegable.

El nuevo Distrito Urbano Portuario de Sevilla reflejará y pondrá en valor el patrimonio arquitectónico e industrial del Puerto de Sevilla, muy presente en el entorno de la avenida de Las Razas