Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

Un total de 8.701 movimientos de solo barco y en una sola escala. Es el nuevo récord de movimientos gestionados en el puerto de Valencia por un buque en una sola visita. La cifra se alcanzó entre el 27 y el 30 del pasado mes durante la escala efectuada por el portacontenedores «MSC Sixin». En concreto, fueron 3.304 contenedores de descarga y 5.397 contenedores de carga, los gestionados en MSC Terminal Valencia. 

El récord del Puerto de Valencia lo ha registrado el «MSC Sixin» en su segunda visita a las terminales valencianas. Se da la circunstancia que este navío es también el barco de mayor capacidad que ha atracado en la dársena valenciana, junto al resto de buques de la Clase Gulsun, que comienzan a ser habituales en València.

Es la primera vez que una operación del puerto de Valencia supera los 8.000 contenedores. Con este registro máximo, se superan las anteriores cifras de movimientos que se situaban por encima de los 7.000 TEUs alcanzados con anterioridad por los buques de la misma compañía: «MSC London», «MSC Venice», «MSC Istanbul», «MSC Hamburg» y «MSC New York».

Los 8.701 contenedores gestionados por el «MSC Sixin» representan un compromiso de la compañía con las instalaciones de Valenciaport y es un síntoma de recuperación económica tal y como ya se ha reflejado en el Valencia Containerised Freight Index (VCFI) del mes de agosto que ha anotado un incremento del 1,33% en relación al mes anterior. 

El «MSC Sixin» realiza el servicio marítimo Jade que opera entre Asia y Europa.

Reducción de la huella de carbono

El buque «MSC Sixin», con 400 metros de eslora y 61 metros de manga, tiene una capacidad de 23.756 TEUs y un diseño que prioriza el medioambiente y la eficiencia. Atracó por primera vez en el puerto de Valencia en junio de 2020 convirtiéndose así en el buque de mayor capacidad que hacía escala en el puerto valenciano. 

El «MSC Sixin» dispone de la conexión telemática de los “contenedores digitales”, tiene más de 2.000 conexiones para contenedores refrigerados y un diseño que permite una importante reducción de CO2 por cada contenedor transportado respecto a la media de los buques portacontenedores que operan hoy en día, lo que ayuda a las compañías que mueven bienes en los servicios de MSC entre Asia y Europa a reducir la huella de carbono de sus cadenas de suministro. 

Este tipo de buques refuerza la apuesta que está haciendo Valenciaport por la sostenibilidad y se alinea con los objetivos de la Autoridad Portuaria de Valencia de reducir las emisiones de carbono y llegar al 2030 con un equilibrio entre producción y consumo de energías renovables.