Joan Ribó, alcalde de Valencia; y Aurelio Martínez, presidente de Valenciaport, durante la presentación del proyecto del Parque de Desembocadura. Foto: DP.
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

La Comisión Territorial de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia ha dado este miércoles un paso adelante en la aprobación del Plan Especial de la Zona Sur 1 del Puerto (Nazaret Este), PESZ1, que supondrá, entre otros aspectos, la construcción del Parque de Desembocadura. 

«A falta del visto bueno del Consell Jurídic Consultiu de la Comunidad Valenciana, con la Comisión Territorial de hoy avanzamos en las actuaciones no solo del Parc de Desembocadura, sino también de la Ciudad Deportiva», ha indicado el alcalde de Valencia, Joan Ribó.

Tal como ha explicado el primer edil, en su momento se llegó a un preacuerdo con la Autoridad Portuaria de Valencia para que esta institución se hiciera cargo de una parte importante del coste total del futuro parque, estimado en 13,5 millones de euros.

Ribó ha señalado la demanda del ayuntamiento para que la APV se haga cargo de dos terceras partes de ese presupuesto. Por eso, en el marco de la próxima reunión del Comité Asesor Puerto-Ciudad, que se celebrará en el mes de marzo, el alcalde aportará las bases para terminar este acuerdo económico que, de partida, se fija en nueve millones de euros.

Concurso internacional

Ribó planteará la hoja de ruta para llevar adelante la licitación del concurso internacional de ideas del futuro Parque de Desembocadura de Nazaret, un proyecto, ha subrayado el alcalde, «que permitirá también completar el Jardín del Túria y también estudiar la solución hidráulica del final del río más idónea en relación al puerto y los Poblados Marítimos».

 Este instrumento urbanístico que hoy avanza en su aprobación final da continuidad al convenio de colaboración firmado en julio de 2018 entre el Ayuntamiento de València y Valenciaport sobre la ordenación del Plan Especial Nazaret Este. 

Este concierto se basaba en el Acuerdo Específico de marzo de 2017 en el cual las partes se comprometieron a la creación del Parque de Desembocadura del Túria, configurado aguas abajo del Puente de las Atarazanas, con una extensión de 86.000 metros cuadrados. Tal como ha explicado el alcalde, «se trata de una solución formal y funcional equivaliendo en el Parque de Cabecera, y será uno de los grandes parques de la ciudad». «Esto, junto a la zona deportiva prevista cambiará totalmente la imagen de la zona colindante de Nazaret, y permitirá dignificar la zona de interrelación con el Puerto de Valencia», ha concluido.

Con el marco urbanístico casi aprobado definitivamente y en tanto se formalice el concurso, está previsto que el OAM de Jardines pueda abrir al vecindario este mismo año, de manera transitoria y parcial, los terrenos renovados de la antigua fábrica Bunge-Moyresa, conocidos ahora como «Espacio Nazaret».