Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

La Autoridad Portuaria de Valencia anuncia que aportará 15 millones de euros en el proyecto que está ultimando la Dirección General de Costas para la regeneración de las playas de la ciudad de Valencia.

El acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobado el pasado jueves con los votos a favor de Compromís y PSPV y la abstención de PP y Ciudadanos parecía rebajar la tensión entre parte del equipo de Gobierno municipal y la Autoridad Portuaria de Valencia en torno a la Terminal Norte. Sin embargo, las cinco grandes peticiones que el consistorio hace a Valenciaport ya se están cumpliendo.

A grandes rasgos, ese acuerdo contemplaba mantener el papel del puerto como motor económico de la ciudad, la descarbonización de su actividad antes de 2030, garantizar la normativa ambiental, fomentar el transporte ferroviario y realizar estudios sobre la nueva movilidad asociada a la Terminal Norte y su impacto en el paisaje de las playas de la ciudad.

El propio alcalde de Valencia, Joan Ribó, que ha comparecido ante los medios de comunicación junto a Aurelio Martínez, presidente de la APV, tras el Consejo de Administración de esta mañana, ha pedido al Puerto de Valencia que responda a estos cinco puntos con el objetivo de “hacer las cosas bien”. “No estamos en contra del puerto, pero creemos que debe colaborar con el proyecto de descarbonización en el que está inmerso el Ayuntamiento”.

Con todo, el primer edil ha matizado que el acuerdo de ayer por la tarde “no supone que aceptemos como válida la DIA de 2007, ya que pensamos que se debe realizar otra”.

 

1.- Puerto como motor económico y creación de riqueza. El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha recordado esta mañana que “nuestro plan de empresa ya contempla nuestro papel como creador de riqueza y empleo”, por lo que “es algo que ya tenemos contemplado en nuestro marco estratégico”.

 

2.- Descarbonización de la actividad portuaria antes de 2030. “Desde hace año y medio, la Autoridad Portuaria de Valencia está trabajando en este objetivo”, ha asegurado Martínez. De hecho, “la nueva Terminal Norte reduce en un 98% las emisiones contaminantes que en la actualidad produce MSC en su terminal”, tal y como establece el proyecto.

 

3.- Garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental. En este punto, Aurelio Martínez se ha mostrado tajante al asegurar que “lo haremos sin lugar a dudas”. En ese sentido, y en referencia a la exigencia que plantea la DIA de 2007 sobre acciones sobre las playas del norte y del sur de la ciudad, el presidente de Valenciaport ha lamentado que la Dirección General de Costas aún no haya elaborado un plan al respecto.

Por ello, ha anunciado que la APV invertirá 15 millones de euros en la regeneración de las playas de València, una cifra que multiplica por cinco el presupuesto inicial para esta iniciativa que era de tres millones de euros y que se contempla en la Declaración de Impacto Ambiental de 2007. 

El presidente de la APV ha pedido a la Demarcación de Costas “que priorice el plan de regeneración de las playas que ya tiene el compromiso firme de Valenciaport de aportar 15 millones de euros”. Martínez ha explicado que desde los años 90 el calentamiento global ha hecho que las playas hayan retrocedido 7 metros. Además, la acción humana, las intervenciones en los ríos y el crecimiento del puerto de Valencia también son factores que influyen en las playas.

Sobre la afectación por las actuaciones en los ríos, el informe apunta que “tanto el río Palancia como el río Turia redujeron de forma drástica sus aportes sólidos a la costa durante el siglo pasado. Los aportes de sedimento de ambos cauces a la costa son actualmente muy reducidos”.

También apunta que “el río Turia ha dejado de aportar 3.191.000 metros cúbicos a la costa al sur del puerto desde el año 1867, debido al proceso de aprovechamiento y regulación de su cuenca. Por su parte, el puerto ha retenido al sur un total de 4.800.000 metros cúbicos. Por tanto, las intervenciones en el río han generado el 48% de las pérdidas de aportes a la costa, siendo el 52% restante de las pérdidas debidas al crecimiento del puerto”.

“En muchos casos, el Puerto no es el problema, sino que forma parte de la solución al aportar la inversión que muchas veces hace falta”, ha aseverado Martínez.

 

4.- Desarrollo del transporte ferroviario. El Ayuntamiento de Valencia considera fundamental que, de cara a la descarbonización, se fomente el transporte ferroviario. Aurelio Martínez ha recordado en este punto proyectos como la ampliación de la playa de vías del Muelle Príncipe Felioe, la reordenación de la zona sur del puerto de Valencia, la apuesta por Fuente San Luis, el acceso ferroviario al puerto de Sagunto o la inversión que ha hecho la APV en el Corredor Cantábrico. Asimismo, ha puesto encima de la mesa el proyecto de terminal ferroviaria que tendrá la nueva Terminal Norte.

 

5. Estudios ambientales y paisajísticos. El Ayuntamiento de Valencia asegura que con la nueva Terminal Norte habrá un importante aumento del tráfico rodado. Sin embargo, el presidente de la APV ha querido matizar esta afirmación, ya que “el 60% del tráfico de mercancías de la nueva terminal será de trasbordo, un tipo de tráfico que no necesita infraestructuras viarias puesto que no sale de la terminal”. El restante 40%, de import/export, “dependerá del ritmo de crecimiento de la economía española y valenciana. Al respecto, la APV estima, en parámetros conservadores, que ese crecimiento será del 2,5% anual, lo que se “traducirá en un aumento de 180 camiones diarios más como mucho”.

En ese sentido, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia cree que una buena opción sería la “creación de puertos extendidos por ferrocarril” en localidades cercanas al puerto para poder retirar de la carretera un porcentaje de camiones.

En cuanto al estudio paisajístico, Aurelio Martínez se ha remitido al elaborado en 2007, asegurando que es totalmente válido.

Con todo, el presidente de Valenciaport se ha felicitado por el acuerdo del consistorio de ayer por la tarde, y ha adelantado que “todo lo que esté en nuestras manos para mejorar el proyecto, lo haremos”.

Proceso simultáneo

La Autoridad Portuaria de Valencia tiene previsto adjudicar de forma definitiva la Terminal Norte, por un lado, y licitar el proyecto definitivo constructivo, por otro, de forma simultánea.

Así lo han asegurado tanto el presidente de Valenciaport, Aurelio Martínez, como el director general de la APV, Francesc Sánchez.

La intención de la APV es introducir en el proyecto definitivo todas las recomendaciones de Puertos del Estado para posteriormente enviarlo a OPPE, algo que podría suceder en el mes de julio. Después de verano, el proyecto constructivo podría salir a licitación, momento en el que Valenciaport adjudicaría el proyecto de la terminal a TiL.