Los trabajos tienen un coste de casi 112.000 euros y un plazo de ejecución de 42 días.
Tiempo de lectura estimado: 8 minutos

Espai Natzaret, los terrenos que el puerto de Valencia ha cedido a la ciudad para el futuro Parc de Desembocadura, «estará muy pronto a disposición de la ciudadanía», ha anunciado el vicealcalde Sergi Campillo. Las obras de mejora de la zona empezaron hace unos días después de que el Organismo Autónomo Municipal Parques y Jardines (OAM) las adjudicara por casi 112.000 euros y un plazo de ejecución de 42 días.

El área de Ecología Urbana del Ayuntamiento de València, a través del Organismo Autónomo Municipal Parques y Jardines, ha puesto en marcha las obras de mejora y acondicionamiento de Espai Natzaret, que formará parte del futuro Parc de Desembocadura. Se trata de la segunda intervención que se hace en estos terrenos, y con estos trabajos el objetivo «es ponerlos a disposición de la ciudadanía para pueda disfrutar ya de las ventajas de tener un lugar donde poder jugar, pasear o practicar deporte», ha señalado el vicealcalde de València, Sergi Campillo.

«Con esta actuación va germinando en Natzaret la semilla del futuro Parc de Desembocadura, que está destinado a ser el tercer pulmón verde de la ciudad de València después del Jardín del Turia y del Parque Central,», ha manifestado el también concejal de Ecología Urbana. El denominado Espai Natzaret es una parcela de 60.154 m² perteneciente a la Autoridad Portuaria de València (APV) y puesta a disposición del Ayuntamiento de València. Ahora será preparada por el OAM para poder abrirla al público.

Previamente, se ha realizado en este gran espacio una intervención inicial de manera conjunta, entre el Servicio de Jardinería y el Organismo Autónomo Municipal Parques y Jardines. Se ha abordado la limpieza de viales, la preinstalación de una red de bocas de riego, la plantación de algunos árboles y la instalación de mesas de merendero, bancos y papeleras. Se ha creado también una pradera rústica, envolviendo un magnífico ejemplar de eucalipto donde se ha instalado una pasarela de madera que discurre emulando la antigua línea de la playa de Natzaret, desaparecida décadas atrás.

Además hay que añadir la actuación de la Fundación Deportiva Municipal, que realizó un circuito para bicicletas (pumptruck), instaló un rocódromo e imprimió algunos juegos de sambori en una zona de pavimento.

Los nuevos trabajos ya adjudicados por el OAM Parques y Jardines, organismo encargado de la gestión de este nuevo espacio verde, tienen como objetivo principal realizar las actuaciones necesarias para permitir el acceso a la ciudadanía, garantizando una adecuada seguridad para los usuarios. «No olvidamos que se trata de un espacio postindustrial, ocupado hasta hace unos años por las instalaciones de la fábrica Arlesa-Moyresa-Bunge, que ha sido reconvertido en zona verde, pero que todavía muestra restos de su pasado industrial como ruinas y elementos peligrosos», ha recordado el vicealcalde Sergi Campillo.

«De hecho, se ha aprovechado el máximo número de superficies constructivas de las antiguas edificaciones existentes que todavía están en buenas condiciones, y conservado aquellos elementos botánicos que podían integrarse en la nueva zona verde resultante», ha añadido el edil.

Todas las actuaciones ejecutadas en Espai Natzaret, tanto las llevadas a cabo anteriormente como las que se acometerán a partir de hoy, tendrán un carácter temporal, puesto que el futuro proyecto del Parque de Desembocadura intervendrá sobre este espacio.
Todas las actuaciones ejecutadas en Espai Natzaret, tanto las llevadas a cabo anteriormente como las que se acometerán a partir de hoy, tendrán un carácter temporal, puesto que el futuro proyecto del Parque de Desembocadura intervendrá sobre este espacio.

 

La mejora del espacio

Las obras ya iniciadas tienen un coste de 111.586,2 euros y un plazo de ejecución de 42 días. Los trabajos se centrarán en la pavimentación de zonas determinadas, demoler pavimentos existentes y posteriormente vegetar, la ejecución de una instalación de riego simple que permita la plantación de arbolado y arbustos, pintar superficies pavimentadas creando espacios de juegos infantiles y zonas deportivas, instalar mobiliario urbano, tratar las zonas que pueden suponer un problema para la seguridad de los usuarios, y el cercado de zonas puntuales.

Todas las actuaciones ejecutadas en Espai Natzaret, tanto las llevadas a cabo anteriormente como las que se acometerán a partir de hoy, tendrán un carácter temporal, puesto que el futuro proyecto del Parque de Desembocadura intervendrá sobre este espacio. «Pero hasta que este gran proyecto sea definido y ejecutado, los vecinos y vecinas de este barrio de los Poblados Marítimos podrán hacer uso de esta gran zona verde provisional. Un nuevo espacio para la ciudad de València, que avanza hacia un modelo mucho más sostenible y naturalizado», ha destacado Campillo.

La UTE integrada por Estudio 7 Soluciones Integrales SL y Proes Consultores SA ha recibido el encargo de la planificación del frente litoral de Almería entre el Muelle de Levante del Puerto y el espigón de San Miguel, en El Zapillo. 

La UTE, que tiene un plazo de siete meses para la redacción del proyecto redacción, sea adjudicado el concurso por 355.218,21 euros.

Jesús Caicedo, presidente de la APA, ha destacado la importancia de este paso administrativo, tanto para la mejora de los servicios portuarios en el Muelle de Levante, como para futuras actuaciones del proyecto Puerto-Ciudad, ya que supondrá la recuperación del frente litoral urbano de Almería, incluida la rehabilitación del Cable Francés.

 

Actuaciones previstas

El objeto del contrato es realizar los estudios de topografía y batimetría, geotecnia (incluyendo sondeos) clima marítimo, agitación, rebase, operatividad portuaria y maniobrabilidad que sirvan de base para llevar a cabo un análisis de alternativas constructivas que se plasmarán en un anteproyecto que incluya el pre-dimensionamiento y valoración económica de las obras necesarias para llevar a cabo las actuaciones previstas.

Una vez que se haya redactado el estudio de alternativas o anteproyecto de las actuaciones, se llevará a cabo la redacción del proyecto del conjunto de las actuaciones. Este proyecto podrá desglosarse en varias fases, de manera que permitan su desarrollo en función de la oportunidad y de la disponibilidad financiera. A la hora de desarrollar el proyecto, se contemplarán como mínimo las siguientes fases: ampliación del Muelle de Levante, adecuación Muelle de Levante para tráfico de cruceros, rehabilitación del Cable Francés, y recuperación ambiental del frente marítimo (también por fases).

En el proyecto encargado por la APA no se incluirán las actuaciones arquitectónicas que finalmente se lleven a cabo en el Muelle de Levante y otras zonas del frente marítimo, ya que dichas actuaciones deberán ser objeto de proyectos independientes.

 

Dique de Levante

El Muelle de Levante está construido a base de bloques de mampostería y es el más antiguo de la dársena comercial del Puerto de Almería. En la actualidad se dedica casi exclusivamente a atraque de cruceros. Dada su tipología y antigüedad, y a la vista del avanzado estado de deterioro que presenta, la APA, según su presidente, “considera necesario garantizar y mejorar en el futuro su operatividad como zona de escala de cruceros, ya que se trata de una zona ubicada a solo unos metros del centro de Almería”.

El objetivo de la APA es crear en el viejo dique un espacio multifuncional que potencie el tráfico de cruceros y se abra a la ciudad con instalaciones de ocio, comerciales, culturales y dotaciones administrativas que permitan su uso continuado en el tiempo. Para ello, será necesario ampliar dicho muelle en superficie y, al mismo tiempo, dotarlo de los calados e infraestructuras que posibiliten su uso adecuado tanto para el atraque de cruceros como para el uso y disfrute ciudadano. El proyecto deberá incluir la creación de un nuevo dique en la parte este -zona de la Rambla-, así como la adecuación de la zona oeste del muelle actual, que se construyó a principios del siglo XX y que se encuentra deteriorado, tanto estructural como funcionalmente.

 

Frente marítimo Las Almadrabillas

La actuación en la zona de Las Almadrabillas -el frente marítimo que va desde el Muelle de Levante hasta el espigón de San Miguel -, se enmarca dentro del proyecto Puerto-Ciudad. Una vez finalizada la segunda fase de redacción del documento del Máster Plan, el proyecto encargado por la APA recogerá las intervenciones que mejoren la accesibilidad al borde del mar.

El proyecto que se elabore recogerá una adecuada interconexión longitudinal de todas las zonas del frente marítimo, dotándolas de la adecuada pavimentación, servicios y mobiliario urbano, compatibles con los desarrollos futuros del Puerto-Ciudad. Esto implica la necesidad de ensanchar el actual puente peatonal de la Rambla, de forma que el Paseo Marítimo actual conecte en todo su ancho con el Muelle de Levante.