Tiempo de lectura estimado: 27 minutos

Desde el pasado 7 de junio los cruceros internacionales pueden volver a escalar en los puertos españoles. Se pone fin así a más de un año de cese absoluto de las operaciones en la península, apenas aliviado con la operativa burbuja desarrollada en Canarias. Estamos por tanto ante una de las industrias que ha sufrido un impacto directo de la pandemia más acusado, surgiendo ahora mismo la luz al fondo de un túnel cuyo final los expertos sitúan para España en 2022.

De acuerdo con el último informe sobre el sector crucerístico desarrollado por la Fundación Valenciaport, el sector generó en 2019 un impacto económico mundial de 154.500 millones de dólares y 1,16 millones de puestos de trabajo. En términos de utilización, del total de pasajeros mundiales que realizaron un crucero en ese mismo año, que fueron alrededor de 30 millones, el 26% lo realizaron en Europa y, concretamente por el Mediterráneo, que es el principal destino con 3,21 millones de pasajeros.

En el caso de España, según dicho informe, en 2019 los cruceros aportaron en torno a 2.800 millones de euros al PIB nacional y generaron unos 50.000 empleos. En particular, los itinerarios mediterráneos supusieron para España unos ingresos de 6.000 millones de euros al año y 40.000 puestos de trabajo.

Con estos datos se puede entender el enorme impacto generado por el cese casi total de las operaciones que se ha vivido desde marzo de 2020.

Para ese año, las previsiones de cruceristas a nivel mundial mostraban una tendencia creciente, situándose entorno a los 32 millones. Sin embargo, a raíz de las restricciones de movilidad asociadas a la pandemia por la expansión del COVID-19, la realidad es que tan solo 7 millones pudieron embarcarse en 2020. En 2021, el arranque de año fue muy similar, si bien las distintas desescaladas han abierto nuevos focos de esperanza, uno de ellos en España, con la creación de regulaciones y de protocolos para desde el 7 de junio permitir los cruceros internacionales.

A nivel mundial, para 2021 se espera que el año cierre alcanzando los 14 millones de pasajeros, con la primera mitad del año sin apenas movilidad en una gran parte del planeta, como se ha indicado.

El sector ha sufrido de forma muy importante en estos meses. Según la Fundación Valenciaport, la temprana cancelación de la actividad de los cruceros por parte de puertos y navieras minimizó el efecto de la pandemia en términos de contagios, pero supuso una drástica caída en la generación de riqueza del sector.

 

Estimaciones

Según estimaciones de CLIA, esta situación ha tenido un impacto negativo en la economía mundial que ronda los 77.000 millones de dólares con la pérdida de 518.000 empleos. Del mismo modo y en el caso de España, desde que el Consejo de Ministros aprobó la prohibición de entrada en los puertos españoles de los cruceristas, estas pérdidas, según CLIA, ascienden a más de 2.400 millones en actividad económica y más de 20.000 en empleos.

Si tomamos como ejemplo un puerto como el de Valencia, mientras que en 2019 atracaron 203 cruceros con un total de 435.616 cruceristas, en 2020 tan solo 12 buques pudieron escalar en Valencia y se contabilizaron una cifra de 26.286 pasajeros. Desde entonces y hasta junio se han sumado 15 meses de inactividad del turismo de cruceros, por lo que se estima que la economía valenciana habría dejado de ingresar unos 70 millones de euros.

 

Por parte de CLIA se pronostica que 39 buques estarán operando en Europa durante el próximo mes de julio. Además, se espera que a finales del año el 50-60% de la flota mundial esté activa

Inflexión

Tras este durísimo periodo, el gran punto de inflexión en España fue la publicación el 18 de mayo por parte de la Subdirección General de Sanidad Exterior de las medidas sanitarias para el restablecimiento de los cruceros internacionales. Este ansiado documento establece que cada crucero, para poder operar en puertos españoles, debe disponer de un procedimiento de la naviera para la prevención y mitigación de riesgos sanitarios derivados del COVID.

Posteriormente fue complementado con la fijación del 7 de junio como la fecha a partir de la cual pueden escalar estos cruceros en España, dándose el pistoletazo de salida.

A partir de ahí, ya se han producido las primeras escalas, si bien, como subraya en su informe la Fundación Valenciaport, las navieras se encuentran desarrollando sus protocolos acordes a la orden ministerial, así como rehaciendo sus rutas y planificando el reposicionamiento de los barcos, contratando la tripulación y comercializando los camarotes.

“Aún con todo el proceso de adaptación que el retorno a la normalidad conlleva, por lo que respecta al consumidor, el sector está apostando con optimismo por la vuelta a la operativa ya que parece que los viajeros están dispuestos a contribuir de manera positiva a esta vuelta”, se asegura en el referido informe.

Prueba de ellos son los estudios realizados por CLIA, donde el 74% de los encuestados señala que volverá a hacer un crucero en los próximos años al mismo tiempo que 2 de cada 3 encuestados apuntan que estarían dispuestos a embarcarse durante 2021. En cuanto a la percepción de las autoridades portuarias, según el estudio realizado por la Fundación Valenciaport recientemente, también ven con optimismo el retorno, ya que el 38% de las respuestas apuntan hacia una recuperación con niveles pre-pandemia, incluso el 17% señala posibles incrementos en el número de cruceristas.

Por tanto, todo apunta a que la recuperación del sector será paulatina en España y que irá cogiendo impulso según vaya avanzando el verano y llegue el otoño e invierno, acercándose poco a poco a las cifras prepandemia.

Por parte de CLIA se pronostica que 39 buques estarán operando en Europa durante el próximo mes de julio. Además, se espera que a finales del año el 50-60% de la flota mundial esté activa y que en 2022 se haya recuperado el pleno rendimiento global.

“Lo que se puede extraer de esta situación es que la reciente apertura del sector crucerista al panorama internacional significa un gran paso en el gradual proceso hacia la tan ansiada vuelta a la normalidad”, concluye la Fundación Valenciaport.

 

El MSC Grandiosa a su llegada al Puerto de Barcelona el 26 de junio.

EL DATO

10,3 millones de pasajeros perdidos

El impacto de la pandemia en las estadísticas de los puertos españoles no admite dudas. En 2020, el sistema portuario dejó de atender un total de 3.490 escalas de cruceros, tras pasarse de 4.236 en 2019 a 746. De la misma forma, desde enero de 2021 hasta mayo las escalas fueron 176 menos, al pasarse de 560 en igual periodo de 2020 a un total de 384.
En pasajeros, en lo que va de 2021 se han perdido 1,05 millones de pasajeros y en 2020 se pasó de 10,66 millones en 2019 a apenas 1,37 millones, es decir, 9,29 millones de pasajeros menos. Esto significa que en todo 2020 y en lo que va de 2021 se han perdido 10,3 millones de pasajeros tras haberse dejado de atender un total de 3.666 escalas de cruceros.

Acto de homenaje a TUI Cruises en el Puerto de Las Palmas el pasado 10 de junio en agradecimiento por su apuesta por el enclave canario durante la temporada de invierno y pese a los condicionantes derivados de la pandemia.

Canarias, modelo a seguir

El modelo a seguir para la recuperación de los tráficos internacionales de cruceros en España es Canarias y la que ha sido durante la temporada de invierno la única experiencia en Europa de reactivación del tráfico de cruceros tras la declaración de pandemia por el COVID-19, con Las Palmas como puerto base.
Desde que en septiembre de 2020 se autorizaron los servicios y hasta finales de mayo, fecha oficial de finalización de la temporada de cruceros en Canarias, se han desarrollado un total de 80 itinerarios crucerísticos por Canarias, siempre dentro de la comunidad autónoma y sin tocar puertos de otras comunidades o países, con un total de 103.500 pasajeros a bordo.
Fue el 5 de noviembre de 2020 cuando el buque insignia de TUI Cruises, el “Mein Schiff 2” inició su actividad con puerto base en Las Palmas. A partir de ahí se incorporaron el buque “Europa 2”, de Happag-Lloyd; el “AidaPerla” de Aida Cruises; el “Mein Schiff 1”, segundo buque de TUI y fruto de la positiva experiencia con su primer crucero; el “Aida Mar”, también segundo buque en este caso de Aida Cruises; y el “World Voyager”, de Mystic-Nicko Cruises, el último en operar.
La naviera más destacada fue TUI Cruises, que con el “Mein Schiff 1” y el “Mein Schiff 2” llevó a cabo 42 itinerarios del total de 80 realizados por todas las navieras. En cuanto al número de pasajeros, TUI Cruises dio servicio a 48.235 cruceristas, del total de 103.000, con una ocupación media del 45% en sus buques. Este dato es especialmente relevante, dado que el compromiso de TUI Cruises con la seguridad sanitaria le llevó a tomar la decisión empresarial por protocolo de limitar el aforo de sus buques al 60%.
Precisamente el protocolo de seguridad ahora mismo implementado en España está basado en el protocolo puesto en marcha y contrastado en los últimos meses en Canarias.
La finalización de temporada de los buques en Canarias se ha planificado de forma escalonada de tal forma que el último buque en operar va a ser el “AidaPerla”, de Aida Cruises, que finaliza su temporada en Canarias mañana 3 de julio para trasladarse al Mediterráneo Occidental.

Un momento de la mesa redonda donde se debatieron fórmulas de automatización en los procesos portuarios y logísticos.

Qué supone cada crucerista

Para tomar conciencia de lo que representa cada crucerista que arriba a un puerto español, la verdadera dimensión nos la da la radiografía del Puerto de Barcelona. En este enclave estamos ante una industria que da trabajo a más de 9.000 personas en Barcelona y que factura anualmente en Cataluña 1.083 millones de euros, con una contribución al PIB catalán de 562 millones de euros anuales. En el año 2019, los cruceristas supusieron el 10,4% de los turistas que pernoctaron en el destino de Barcelona y tuvieron una aportación a la economía de la zona muy superior a la media del conjunto. El gasto medio de los visitantes que pernoctaron en el año 2019 en este destino fue de 69,9 euros diarios. Se calcula que el gasto de los cruceristas de puerto base asciende a 230 euros por persona y día. Y en el caso de los cruceristas en tránsito, por 4 horas de media que pasan en el destino gastan 57 euros por persona. En el año 2019, el 57% de los cruceristas que pasaron por el Puerto de Barcelona eran de puerto base.

En 2019, los itinerarios mediterráneos supusieron para España unos ingresos de 6.000 millones de euros al año y 40.000 puestos de trabajo

Así está siendo el regreso

Los primeros cruceros tras la pandemia ya están escalando en los puertos españoles. Se espera una recuperación de los tráficos paulatina. Así está siendo el regreso en algunos de los principales enclaves crucerísticos nacionales.

Acto de bienvenida al “Mein Schiff 2” en el Puerto de Málaga el 15 de junio.

Málaga

Málaga se convirtió el 15 de junio en el primer puerto peninsular en que hizo escala un buque de crucero tras 15 meses de parón. El protagonista fue el “Mein Schiff 2”, de la naviera TUI, dedicada al mercado alemán. Con 1.275 pasajeros a bordo procedentes de Canarias, partió posteriormente a Palma de Mallorca para iniciar un nuevo itinerario nacional que sumó una nueva escala en Málaga el 22 de junio y tiene otra prevista el 6 de julio. En el acto de recepción del buque, el alcalde de Málaga anunció que Málaga ya tenía 50 escalas confirmadas hasta final de año. Sin ir más lejos, el buque “AidaPerla”, consignado por Pérez y Cía, visitará Málaga en 9 ocasiones desde el 13 de julio hasta el 1 de noviembre, con una periodicidad quincenal.

Recepción al “Mein Schiff 2” en el Puerto de Cádiz el 21 de junio.

Cádiz

El Puerto de Cádiz retomó formalmente el tráfico de cruceros el pasado 21 de junio con la escala del “Mein Schiff 2”. 400 pasajeros, el 45% de los embarcados, bajaron del barco para hacer excursiones, distribuidos en 28 grupos burbuja de un máximo de 20 personas. De momento, de aquí a final de año el Puerto de Cádiz, según la Autoridad Portuaria, tendría previstas 4 escalas en julio, 10 en agosto, 32 en septiembre, 57 en octubre, 41 en noviembre y 17 en diciembre.

Así fue el recibimiento al “Mein Schiff 2” en el Puerto de Cartagena el 19 de junio.

Cartagena

Procedente de Palma escaló el 19 de junio en el Puerto de Cartagena el “Mein Schiff 2”, retomándose formalmente el tráfico de cruceros. Ahora mismo el enclave cartagenero tiene confirmados hasta octubre un total de 10 cruceros nacionales y hay peticiones para 30 escalas de cruceros internacionales. Las previsiones son superar el medio centenar de cruceros. El Mein Schiff vuelve a escalar mañana 3 de julio. A partir del 14 de julio y hasta octubre está previsto que recalen 8 cruceros con capacidad para 4.000 pasajeros de la naviera Aida con salida de Palma de Mallorca hacia Cádiz, Málaga, Cartagena y Barcelona.

Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros a España, y Carla Salvadó, subdirectora general Comercial del Port de Barcelona, durante la escala del “MSC Grandiosa”, a sus espaldas.

Barcelona

El “MSC Grandiosa” reinició la escala de cruceros en el Puerto de Barcelona el 26 de junio. Según la Autoridad Portuaria de Barcelona, las compañías de cruceros que operan habitualmente en este enclave irán llegando progresivamente. La llegada del “Mein Schiff 2” de TUI estaba prevista para el 29 de junio; el “Costa Smeralda” de Costa Cruceros el 5 de julio; y el “AidaPerla”, de Aida Cruises, el día 9 de julio. No será hasta agosto cuando comenzarán a llegar barcos de las compañías americanas, según la APB. El primero será el “Harmony of the Seas”, de Royal Caribbean, el día 15 de agosto. La llegada de las compañías estadounidenses facilitará la normalización de los vuelos con Estados Unidos desde el Aeropuerto del Prat, unas conexiones que quedaron paradas por la pandemia, asegura la APB.

Recepción oficial al “Mein Schiff 2” en los muelles de Palma el pasado 17 de junio.

Baleares

El 17 de junio el presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, acompañado del conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball del Gobierno balear, dieron la bienvenida al primer crucero que ha recalado en Palma desde el inicio de la pandemia, el “Mein Schiff 2”. Se reanudaba así un tráfico absolutamente esencial para Baleares y que se espera que se recupere paulatinamente en los próximos meses.

El último crucero que llegó a Alicante antes de la pandemia fue el “Mein Schiff 4” el 6 de marzo de 2020.

Alicante

El puerto de Alicante retomó el sábado 26 de junio la llegada de cruceros tras quince meses de inactividad. El buque alemán ‘Mein Schiff 2’ de la naviera TUI, procedente de Palma de Mallorca, atracó en la Terminal de Cruceros con 868 turistas a bordo, en su mayoría de nacionalidad alemana. Este buque regresará el 10 de julio. A lo largo de este año está previsto que recalen en la terminal alicantina una treintena de cruceros con una media de capacidad para 2.000 pasajeros por buque.

Recepción al “Mein Schiff 2” en el Puerto de Valencia el 27 de junio.

Valencia

Las escalas de cruceros se reiniciaron en el Puerto de Valencia el domingo 27 de junio con la escala del “Mein Schiff 2” en una rotación íntegramente por puertos españoles. Desde la APV se prevé que en julio puedan retomarse en el puerto de Valencia los cruceros internacionales. Según la autoridad portuaria, ahora mismo las navieras están reorganizando sus rutas y presentando los protocolos sanitarios a los destinos. De momento, el Puerto de Valencia volverá a recibir al “Mein Schiff 2” el próximo 11 de julio.

Reunión de la comisión de coordinación para la prevención del COVID-19 de la AP de Vigo para preparar la escala de los primeros cruceros.

Vigo

La Autoridad Portuaria de Vigo reunió el 3 de junio a la comisión de coordinación para la prevención del COVID-19 ante el inminente reinicio del tráfico de cruceros en el Puerto de Vigo, que se estrenará el 14 de julio con la escala del “SeaDream I”, de la naviera SeaDream Yacht Club. En el Puerto de Vigo está prevista la llegada al Muelle de Trasatlánticos de hasta 36 buques de pasaje de aquí a finales de 2021. No obstante, según la Autoridad Portuaria “se trata solo de previsiones, ya que la situación sanitaria de cada momento podría marcar la llegada o cancelación de las escalas previstas hasta finales de año”.

Recepción al “Mein Schiff 2” en el Puerto de Valencia el 27 de junio.

Motril

El Puerto de Motril prepara la vuelta de los cruceros internacionales para el 30 de septiembre con la llegada del “Bolette”, un buque de la compañía Fred Olsen Cruise Line que llega por primera vez a la dársena granadina. Este atraque es uno de los nueve previstos para el último cuatrimestre del año, de los que cinco son primeras escalas, en su mayoría correspondientes al segmento de lujo. En cifras, se calcula un total de 7.842 pasajeros de septiembre a noviembre a bordo de ocho navieras.

Reunión de la comisión de coordinación para la prevención del COVID-19 de la AP de Vigo para preparar la escala de los primeros cruceros.

Santander

Con el final de las restricciones, la Autoridad Portuaria de Santander ha anunciado que espera recuperar los tráficos de cruceros a la mayor brevedad posible. Por el momento, están previstas dos escalas del buque de lujo “SeaDream I”, de la naviera SeaDream Yacht Club, mañana 3 de julio y el próximo día 11. Además, la Autoridad Portuaria está recibiendo peticiones de información de otras navieras para escalar en Santander a lo largo del año. En su momento, Santander tenía confirmadas para 2021 una veintena de escalas, suspendidas tras el estallido de la pandemia.