Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

El lujoso crucero «Seven Seas Splendor», propiedad de Norwegian Cruise Line Holdings y operado por la naviera Regent Seven Seas Cruises, ha realizó ayer su primera escala en el Puerto de Almería, con 300 turistas a bordo, principalmente de Estados Unidos y Reino Unido. 

El buque, procedente Tánger (Marruecos),arribó en la madrugada del domingo a la dársena almeriense. Partió el 22 de septiembre de la ciudad inglesa de Southampton y finalizará el viaje el 6 de octubre en Barcelona, una ruta en la que ha realizado escalas en varias ciudades de Francia, Portugal y España.

La mayor parte de los turistas han optado por permanecer en Almería capital, donde han participado en excursiones guiadas por la Alcazaba, la Catedral y otros puntos de interés de la ciudad. Otros grupos han preferido realizar excursiones por las Alpujarras y el Puerto Deportivo de Aguadulce, o bien visitar una almazara en Tabernas y una bodega en Uleila del Campo.

Es el segundo crucero que hace escala en Almería en octubre, mes en el que en total visitarán el Puerto cinco buques turísticos. Tras año y medio sin escalas de cruceros, el Puerto de Almería reabrió su dársena a estos barcos el pasado 11 de agosto, día en el que arribó el «Wind Surf».

 El «Seven Seas Splendor», que navega actualmente con bandera de Islas Marshall, fue bautizado y puesto en servicio en 2016. Tiene una eslora de 223 metros, una manga de 31 y un calado de 7 metros. Tiene capacidad para 750 pasajeros y 550 tripulantes, si bien la cifra de viajeros se ha limitado actualmente por las medidas covid. Dispone de 375 suites, todas ellas con terraza, y entre sus servicios, destacan una piscina ‘infinita’ y una zona de golf, así como un teatro y salas de observación y de música.