La Autoridad Portuaria prevé, de esta forma, sacar a licitación la licencia de este servicio -cuyo pliego de condiciones deberá redactar Puertos del Estado- en la segunda mitad de 2021.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) sigue avanzando en su estrategia de sostenibilidad ambiental con la licitación, en el segundo semestre de este año, de la licencia para el servicio de suministro eléctrico a buques de cruceros en la dársena comercial de Cádiz.

Tras contar ya, en colaboración con Puertos del Estado, con el resultado del estudio de implementación del sistema de suministro eléctrico a cruceros y el análisis de la viabilidad técnica y económica del servicio, la APBC ha optado por la tecnología OPS (Onshore Power Supply), frente a la alternativa OGSP (Off-Grid Shore Power), diferenciándose principalmente en que la primera se conecta a la red eléctrica general, mientras que la segunda genera la electricidad in situ a partir de gas natural licuado.

La Autoridad Portuaria prevé, de esta forma, sacar a licitación la licencia de este servicio -cuyo pliego de condiciones deberá redactar Puertos del Estado- en la segunda mitad de 2021 y que requerirá, según los primeros cálculos, una inversión de 7,5 millones de euros, a desarrollar por la iniciativa privada, aunque con posibilidad de contar con una parte subvencionable por parte de la APBC. En caso de que la iniciativa privada no prosperase, la Autoridad Portuaria asumiría la inversión. 

La APBC ya tiene el estudio de implementación del sistema de suministro eléctrico a cruceros

El plazo mínimo de la licencia será de 15 años y se plantea en exclusividad para ofrecer el servicio en los muelles Alfonso XIII, Reina Sofía y Ciudad, con una potencia mínima de 6 MW, frecuencia al menos en 60Hz y tensión mínima de 6.6 KV.

Apuesta por la sostenibilidad

Como se sabe, la conexión eléctrica de los buques constituye para el transporte marítimo una alternativa a la quema de combustible durante su estancia en puerto, permitiendo reducir de forma significativa el ruido y las emisiones de los gases contaminantes.

El suministro eléctrico a buques en el puerto permitirá reducir las emisiones directas de CO2, NOX y SOX en el entorno.

Con este proyecto, la Autoridad Portuaria de un paso más en su compromiso de garantizar la sostenibilidad en las operaciones portuarias que se desarrollan en el ámbito de la Bahía de Cádiz.