La AP de Ceuta aumenta la inversión en la estación marítima para proteger mejor a la población.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La estación marítima de Ceuta cuenta ya con una nueva cámara térmica para controlar el flujo de pasajeros que desembarcan en la ciudad. Se trata de una nueva medida para detectar de forma rápida y precisa a viajeros que puedan llegar presentando síntomas compatibles con los del coronavirus.

La cámara la opera personal de Cruz Roja y dispone, además del sistema de captura de temperatura en tiempo real, de un sistema de detección del uso de mascarilla y permite un flujo continuo de personas para no interrumpir el tránsito de viajeros. Este nuevo dispositivo se suma a la otra cámara ya existente en la entrada de la estación marítima.

La ubicación de la cámara se ha establecido en la puerta de salida de la planta alta de pasajeros. Además, se ha diseñado un nuevo itinerario para la salida de personas, que ahora podrán hacer uso de la escalera principal o la mecánica para salir, siempre siguiendo las rutas marcadas que han sido diferenciadas para entrada y salida. Los nuevos itinerarios han sido marcados usando cinta enrutadora, adhesivos en el suelo y nueva señalética, a fin de crear un compartimento estanco entre los pasajeros que van a viajar y los que han desembarcado. La AP de Ceuta ha redoblado esfuerzos para tratar de garantizar una llegada de pasajeros segura. Estas medidas se suman a las que ya estaban operativas.