Dársena de megayates en los muelles 1 y 2.
Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Málaga da luz verde a varios proyectos pendientes para contribuir «al impulso de la recuperación económica ante la situación actual». 

El Consejo de Administración se ha celebrado hoy de forma semipresencial y ha aprobado varios proyectos.

El primero de ellos ha sido el referente a la «Dársena de megayates en los muelles 1 y 2». La UTE Cabo Marina, S de R.L. de C.V- Puerto Picasso Málaga, S.L podrá comenzar las obras de la dársena de megayates prevista en los muelles 1 y 2 del Puerto de Málaga tras el otorgamiento, hoy, de la concesión administrativa para la ocupación y explotación de está zona dedicada a la actividad náutico-deportiva por un plazo de 20 años.

El ámbito espacial de la concesión cuenta con una superficie de agua de 41.484 metros cuadrados, con la correspondiente superficie de tierra de 4.830 metros cuadrados, lo que supone una longitud de muelle de 770 metros. Se incluye, además, el edificio situado en la parte más al sur del Paseo de La Farola, así como dos parcelas anexas. Todo ese conjunto dispone de 745,27 metros cuadrados destinados a la recepción, registro, control y otros servicios complementarios para atender la demanda de esta actividad.

El proyecto, que fue adjudicado el pasado mes de diciembre, contempla la creación de 31 puntos de atraque para embarcaciones entre 30 y 100 metros de eslora, distribuidas en los muelles 1 y 2. 

La compañía internacional líder en el mundo de gestión de marinas, Island Global Yachting (IGY) y la empresa especializada en gestión e inversión en activos marítimos y portuarios Ocean Capital Partners, forman parte de este proyecto, apostando por el Puerto de Málaga como enclave estratégico para el turismo náutico en el sur de Europa. 

 

Localización del nuevo puente carretero sobre el río Guadalmedina.
Localización del nuevo puente carretero sobre el río Guadalmedina.

Puente carretero sobre el río Guadalmedina

Por otro lado, el Consejo de Administración ha aprobado el pliego de bases para la contratación del proyecto “nuevo acceso puente carretero sobre el río Guadalmedina desde San Andrés”. Este puente, destinado al transporte de mercancías por carretera, se suma al ya existente correspondiente al transporte ferroviario. 

De este modo, la Autoridad Portuaria da el primer paso para comenzar a ejecutar el proyecto de mayor inversión (20 millones de euros) en este periodo: la creación de un nuevo muelle para operaciones logísticas, adaptando las áreas colindantes tales como la mencionada, entre otras que se ejecutarán a medio plazo (sello del actuar puerto pesquero, creación de una línea de atraque para buques de gran calado y traslado de la lonja a otra ubicación más cercana a la desembocadura del río).

La Autoridad Portuaria da el primer paso para comenzar a ejecutar el proyecto de mayor inversión (20 millones de euros) en este periodo: la creación de un nuevo muelle para operaciones logísticas

Además, el Consejo de Administración ha aprobado el pliego de bases del servicio para la redacción del proyecto básico y de ejecución de las nuevas dependencias de la Guardia Civil, que estarán ubicadas en la plataforma de San Andrés. 

 

edidas tomadas por el Covid-19

En materia 
medioambiental, la APV tiene el compromiso firme 2030, cero emisiones, con un plan que contempla acciones como la subestación eléctrica que permita la conexión a la red de los buques atracados en puerto y la reducción correspondiente de emisiones, la instalación de nuevas cabinas de emisión de aire, el uso de hidrógeno en las terminales o la instalación de placas fotovoltaicas, entre otros.

En los parámetros sociales, Valenciaport continúa trabajando en nuevas soluciones para seguridad, protección y gestión de emergencias o la mejora continua y la formación de trabajadores. Un ejemplo de este compromiso se ha reflejado durante la situación de emergencia generada por el Covid-19 donde la actividad portuaria ha continuado su labor para asegurarla cadena logística con plenas garantías de seguridad para la comunidad portuaria. Asimismo, destacar la responsabilidad de la APV y las empresas de su entorno con las inquietudes de la población más próxima al puerto de València con iniciativas como APORTEM, o la integración ciudad-puerto con actuaciones como el plan especial de Nazaret, planificado de manera conjunta con el Ayuntamiento, con la cesión de suelo portuario para la ciudad.