Port de Barcelona impulsa la creación de un "gran hub cultural del mar"
Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

A instancias del Port de Barcelona, el Museo Hermitage Barcelona y el Gran Teatro del Liceu han iniciado conversaciones para llegar a un acuerdo de colaboración para consolidar el espacio cultural del Port de Barcelona.

La alianza Liceu-Hermitage facilitaría al Liceu la disposición de espacios complementarios que necesitaría para desarrollar actividades artísticas, sociales y formativas como tienen otros grandes teatros de ópera internacionales.

Con esta cooperación entre el Hermitage y el Liceu se impulsaría el futuro espacio como un centro cultural multidisciplinar y transversal, dotado de un carácter diferencial y con un fuerte componente local y arraigado en la ciudad, uniendo la enseña del Gran Teatro del Liceu al proyecto. 

La nueva propuesta también responde a las demandas del Ayuntamiento de Barcelona de hacer un proyecto cultural innovador, más por el público local y sostenible desde el punto de vista de la movilidad.

Esta colaboración haría posible un concepto de centro de arte total, donde convivan actividades diversas y entidades de referencia de Barcelona, desde representaciones y programas expositivos y de divulgación a otros tipos de actividades relacionadas con el arte, la cultura , la investigación y la innovación.

Mañana se aprueba la concesión

«La colaboración que estamos promoviendo entre el Hermitage y el Liceu está totalmente alineada con la intención del Port de Barcelona de facilitar el desarrollo de un proyecto cultural de gran interés para la ciudad, un proyecto enriquecedor y generador de puestos de trabajo que mantiene su compromiso de inversión «, explica Mercè Conesa, presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona.

Teniendo en cuenta el interés general del proyecto, «el Port de Barcelona aprobará la concesión al Museo Hermitage Barcelona en el Consejo de Administración que se celebrará el próximo miércoles 26 de mayo, una aprobación condicionada a la concreción del convenio entre Port y Ayuntamiento de Barcelona y el visto bueno del Patronato del Liceo», añade Conesa.

«El fondo de inversión Varia, promotor del Hermitage y con participación catalana, ya ha dado el visto bueno a la integración del Liceu en el proyecto «, avanza.

Catalizador económico

La construcción del centro cultural impulsado por el Hermitage en la Nova Bocana del Port de Barcelona supondría una inversión privada de unos 50 millones de euros y generaría cerca de 380 nuevos puestos de trabajo, tal como reflejaba un estudio encargado por el Instituto municipal de Cultura.

«Se trata, sin duda, de un importantísimo catalizador para acelerar la recuperación económica en la ciudad de Barcelona, una recuperación que tanto necesitamos en estos momentos, actuando en una industria como la cultural, que ha demostrado su capacidad para crear sitios de trabajo y para contribuir en la inclusión social y que es, también, generadora de identidad de país, aportando prestigio a la marca Barcelona y en beneficios indirectos para el resto de la economía», manifestó Mercè Conesa.

Una vez firmado el protocolo de colaboración entre Liceu y Hermitage, se fijará y desplegará un Plan de Actuación que establecerá las bases para alcanzar los objetivos marcados, así como las actuaciones individuales a realizar.

La colaboración entre el Museo Hermitage Barcelona y la Fundación Gran Teatro del Liceu estará abierta a la incorporación de otras entidades, tanto públicas como privadas, que puedan ayudar a una mejor consecución de los objetivos.

«Esta puerta abierta demuestra la intención del Hermitage de incorporar su proyecto en la importante red cultural de Barcelona, con la voluntad de enriquecerla y de conectar entidades diversas para promover la innovación cultural y el intercambio de conocimientos» , concluye la presidenta del Port de Barcelona.