Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

El pasado mes de marzo, la Autoridad Portuaria de Málaga anunció, a través del Boletín Oficial del Estado, el concurso público para la construcción y gestión de la zona náutico deportiva de San Andrés, tras haber sido declarado desierto en la anterior convocatoria.

El plazo para la presentación de ofertas finalizó ayer a las 14 horas, con un total de tres empresas interesadas: Marina San, S.L; la UTE Formentera Mar, S.L. y Ailana Cubed S.L, y“San Andrés Marina Banús, S.L.”

Ámbito de la concesión 

El proyecto, previsto en el texto refundido del Plan Especial del Puerto de Málaga y aprobado en 2010, recoge en sus ordenanzas la creación de un puerto deportivo para atender la demanda de este tipo de tráfico que revela una tendencia al alza en los últimos años.

La futura concesión tendrá una superficie de lámina de agua en la margen derecha del río Guadalmedina que consta de 100.000 m2. A esta superficie hay que sumar un área de tierra alrededor de la lámina de agua que será de 28.000 metros cuadrados.

Usos 

El puerto deportivo de San Andrés estará destinado a un uso ciudadano-portuario, que incluirá un complejo náutico que incluye una escuela de vela y otras enseñanzas del mar, zona de restauración, pequeño comercio y tiendas especializadas, así como un club social.

A su vez, la dársena dispondrá de diversos espacios para un uso específicamente portuario, tales como una torre de control, naves y talleres para la zona varada del puerto deportivo y una marina seca.

 

Revitalización de la zona oeste 

El puerto deportivo se enmarca en el proyecto contemplado en el Plan Especial del Puerto de Málaga para revitalizar la zona oeste del dominio público-portuario, correspondiente a la plataforma de San Andrés, en el que también se ubicarán un auditorio, un edificio cultural y la sede del Instituto Oceanográfico. Éste último se encuentra en la última fase del proceso de construcción.