Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

El Cable Inglés será la imagen que ilustre el cupón de la ONCE del próximo día 26 de octubre. Esta iniciativa ha sido presentada hoy en un acto que ha tenido lugar en la explanada del viejo embarcadero de mineral, del Puerto de Almería, acto al que han asistido la concejala de Turismo del Ayuntamiento, María del Mar Vázquez Agüero, la directora de la ONCE en Almería, María Jesús Segovia, y la consejera territorial de la organización, Gema Pozo, así como el presidente de la Autoridad Portuaria de Almería, Jesús Caicedo.

La idea de incluir una fotografía del Cable Inglés en el cupón de próximo martes la ha aprobado la Comisión Seleccionadora de Motivos del Cupón, de la ONCE, y con ello quiere contribuir a la divulgación de “este importante elemento arquitectónico, imagen de la ciudad”. Para ello, la organización cuenta con su extensa red de ventas, integrada por más de 19.000 vendedores, que difundirán por toda España la imagen del Cable Inglés impresa en cinco millones y medio de cupones.

Jesús Caicedo, que ha reconocido la gran labor social que realiza la ONCE desde hace más de 80 años, ha agradecido la iniciativa de difundir la imagen del Cable Inglés en sus cupones, “una iniciativa que contribuirá a dar a conocer en toda España el Bien Cultural de Andalucía, paradigma del paisaje industrial español e icono de Almería”. Por ello, el presidente de la APA ha afirmado que, “independientemente de los números que resulten premiados en el sorteo del próximo martes, al Puerto y a la ciudad ya podemos decir que les ha tocado el ‘cuponazo’, y que el 26 será un día de suerte para Almería”.

Una vez que concluya la restauración que se lleva a cabo, según ha recordado Jesús Caicedo, “se abrirá a los ciudadanos un paseo peatonal y un mirador único de la Bahía y de la ciudad”. Asimismo, el presidente de la APA, ha señalado que el viejo embarcadero es el mejor ejemplo de la integración de Almería en su Puerto, y del Puerto en su ciudad, el proyecto Puerto-Ciudad en el que trabajan en perfecta coordinación la APA y el Ayuntamiento.

María del Mar Vázquez ha agradecido a la ONCE que una vez más dedique uno de sus cupones diarios a un monumento de Almería, y que el 26 de octubre “estamos convencidos de que además de repartir suerte, llevará por toda España un pedacito de nuestra ciudad y recibiremos con los brazos abiertos a los visitantes que vengan a verlo”.

Por su parte, la directora de la ONCE en Almería, ha deseado “mucha suerte en el sorteo del día 26 y que le toque a quien más lo necesite”. Asimismo, ha explicado que la decisión de dedicar el cupón del 26 de octubre al Cable Inglés no ha sido por casualidad, sino que se ha hecho coincidir con la celebración del Día Internacional del Tren. Con este motivo, “ese día, casi 20.000 vendedores de la ONCE –nuestros centinelas de la ilusión- se pondrán su gorra y su silbato de ‘maquinistas’ y llevarán por toda España la imagen de nuestro Cable Inglés”.

Más de cien años de historia

El Cable Inglés es un cargadero del Puerto de Almería, que se construyó a principios del siglo XIX, para embarcar el mineral de hierro procedente de las minas de Alquife, de Granada, desde donde se transportaba en ferrocarril. A partir de 1970, cuando dejó de ser utilizado para los fines para los que se construyó, poco a poco sufrió un proceso de deterioro. Por sus características y valores, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía lo declaró Bien de Interés Cultural en 1998. La Autoridad Portuaria, junto con otras administraciones públicas, consideró la necesidad de acometer un ambicioso proyecto de restauración que además de recuperarlo, permitiera habilitarlo para el uso y disfrute de los ciudadanos.

En 2009, la Consejería de Cultura encargó la redacción del proyecto de restauración y puesta en valor del cargadero, que, para su ejecución, se dividió en tres fases. Entre 2010 y 2012, la Junta de Andalucía asumió la primera fase, que consistió en el tratamiento de conservación del muelle de carga, el gran cajón levantado sobre el mar.

A principios de 2020, promovidas por la Autoridad Portuaria, comenzaron las obras de la segunda fase del proyecto -el de restauración de la plataforma de acceso-, con una inversión de 2,1 millones de euros, para las cuales la APA cuenta con la financiación del 1,5 Cultural de los ministerios de Cultura y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Esta segunda fase del proyecto –de la que se ha ejecutado ya el 80%- está previsto que finalice en los próximos meses. Los trabajos consisten, básicamente, en el refuerzo, saneado y limpieza de las estructuras metálica y de piedra, así como la conversión de la plataforma superior del cargadero –la vía de ferrocarril original- en un paseo peatonal, y un mirador singular de la Bahía y la ciudad.