Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

Hace apenas un siglo, los menorquines Antoni Maria Alcover y Francesc de Borja Moll daban por terminado un largo viaje de cinco meses por tierras de habla catalana que tenía por objetivo recoger palabras para elaborar el Diccionari Català-Valencià-Balear. Aquel viaje se conoce como la “Gran Eixida” y el Port de Barcelona conmemora su centenario con la inauguración de un tótem situado en el Portal de la Pau.

El presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, fue el encargado de inaugurar el tótem, acompañado por el secretario de Política Lingüística de la Generalidad de Catalunya, Francesc Xavier Vila, y Carles Duarte, presidente de la Institución Francesc de B. Muelle, entre otros representantes institucionales.

Durante la «Gran Eixida», Alcover y Moll recorrieron 52 localidades de 41 comarcas de habla catalana de Catalunya, Aragón y la Comunidad Valenciana, saliendo desde el POrt de Barcelona el 26 de junio de 1921 y llegando hasta Alicante, donde finalizó el recorrido el 23 de noviembre de ese mismo año. 

“El Port de Barcelona ha sido siempre una infraestructura fundamental para el desarrollo económico de nuestro país pero también lo ha sido, y la “Gran Eixida” es un claro ejemplo, para el desarrollo de la cultura y para estrechar lazos con la resto de territorios de habla catalana”, destacó Damià Calvet durante el acto de inauguración del tótem.

La conmemoración de la “Gran Eixida” en el Port de Barcelona se llevó a cabo con la colaboración de la Institución Francesc de B. Moll, que este año celebra tanto los 100 años de esta aventura lingüística como el 30 aniversario de la muerte del filólogo menorquín, en 1991. Esta conmemoración coincide con una nueva digitalización del Diccionario catalán-valenciano-balear para ponerlo al alcance de todos, un trabajo que lleva a cabo la Institución Francesc de Borja Moll, titular de los derechos del Diccionario y de la editorial Moll.