Mercè Conesa, presidenta de la APB, durante el acto de Navidad del Port.
Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Magia, regalos, música, humor, emoción y mucho cariño son los ingredientes con los que la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) ha preparado su original cóctel de Navidad, con el que ha deseado unas felices fiestas y un próspero Año Nuevo a toda la Comunidad Portuaria en este mes de diciembre tan atípico.

Por supuesto, en el acto “Una Navidad más cerca que nunca” celebrado este martes, tampoco faltaron ni el brindis final desde el plató donde se retransmitió la gala, ni el calor de la comunidad portuaria que pudo sentirse a través de la pantalla.

Balance positivo del 2020

En el acto, la presidenta de la APB, Mercè Conesa, destacó que “el 2020 nos ha enseñado muchas cosas: hemos aprendido a trabajar telemáticamente y a hacer las cosas de una manera rápida, diferente, innovadora”.

“Este año hemos avanzado en aspectos importantes que determinan el futuro del Port de Barcelona, como son: la transición hacia un smart ports, la firma del protocolo de los nuevos accesos, el convenio de los apartados ferroviarios entre Barcelona-Madrid y Zaragoza-Pamplona, y la definición del Plan Estratégico 2021-2025”

Así, Mercè Conesa hizo balance de un año en el que “hemos avanzado en aspectos importantes que determinan el futuro del Port de Barcelona” como son:  la transición hacia un smart ports, la firma del protocolo de los nuevos accesos, el convenio de los apartados ferroviarios entre Barcelona-Madrid y Zaragoza-Pamplona, y la definición del Plan Estratégico 2021-2025.

La presidenta reiteró también el compromiso de la APB con la comunidad portuaria y recordó las distintas medidas económicas aprobadas  para hacer frente a los estragos de la pandemia.

José Alberto Carbonell, director de la APB; Emili Sanz, presidente ATEIA-OLTRA; Mag Lari, presentador del acto; Javier Vidal, presidente de la Asociación de Empresas Estibadoras del Port de Barcelona; Mercè Conesa, presidenta de la APB; Jordi Trius, presidente de la Asociación de Consignatarios de Buques de Barcelona; y Antonio LLobet, presidente del COACAB.

 

2021: año de recuperación y aniversarios

 

Con la mirada puesta en el futuro, Mercè Conesa hizo hincapié en la importancia del Puerto como “estructura primordial” para la recuperación económica, “hecho que se ha vuelto a demostrar durante la pandemia”. “Seguiremos siéndolo y lo haremos de una manera sostenible social, económica y medioambiental, acelerando la transición energética y ambiental”, agregó.

Así, Conesa deseó que el 2021 “nos traiga mucho tráfico y mucha prosperidad”.

En el acto participaron también los presidentes de las cuatro asociaciones principales vinculadas al Port de Barcelona.

El presidente del Colegio Oficial de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona, Antonio Llobet, se refirió al 2020 como un “año complicado” e hizo referencia al Proyecto de Ley contra el Fraude Fiscal, “que es una de las mayores preocupaciones para el colectivo”.

Durante su intervención, el presidente de la Asociación de Agentes Consignatarios de Buques de Barcelona, Jordi Trius,  se mostró confiado en que “2021 será un año bueno para el comercio internacional y Port de Barcelona seguirá siendo una infraestructura líder para el desarrollo de éste”. De todos modos, agregó, “debemos esforzarnos en tener un puerto moderno y diversificado, líder en el cambio digital, que vele por el medioambiente y que  mejore la conectividad con el territorio”.

Por su parte, el presidente de ATEIA-OLTRA Barcelona, Emili Sanz, dirigió a la comunidad portuaria con positivismo y humor, como viene siendo habitual en sus discursos navideños. El confinamiento, el teletrabajo, el gel hidro-alcohólico y la vacuna contra el Covid-19, sirvieron a Sanz como elementos centrales para construir su satírico relato.

 Por último, el presidente de la Asociación de Empresas Estibadoras del Port de Barcelona, Javier Vidal, se refirió al 2020 como un “año para olvidar”. A la que no debemos olvidar, señaló, es a “la gente que hemos dejado por el camino”, entre ellos, el expresidente del Port, Joaquim Tosas, fallecido este año víctima del Covid-19. Además, Vidal avanzó la intención de la entidad de celebrar el 101 o el 102 aniversario cuando se pueda, en lugar del centenario, “que es una ordinariez”, bromeó.

 

Vuelco con las previsiones de cierre

En cuanto a cifras, Conesa señaló que, tras el parón global en primavera, el Port ha ido recuperándose poco a poco. Las estadísticas de noviembre muestran un crecimiento de un 13% en el tráfico total, respecto al mismo mes de 2019, con 5,6 millones de toneladas.

Por lo que respecta al tráfico de contenedores, este ha aumentado un 24% en el último mes, sumando un total de 302.889 TEUs.

Los contenedores llenos, sin tránsitos, suman 122.126 TEUs, lo que supone un incremento del 3,2% respecto a noviembre de 2019. En esta partida destacan las exportaciones que, con 69.516 TEUs, crecen un 11,5%. En cuanto a los contenedores llenos de tráfico, estos se han incrementado en el último mes un 59%, registrando un movimiento de 113.682 TEUs.

Así, el tráfico total de mercancías en el Port de Barcelona suma hasta noviembre 53,4 millones de toneladas, un 14,7% menos.

En cuanto a los contenedores, entre enero y noviembre se han movido en el Port de Barcelona un total de 2,7 millones de TEUs, lo que supone un descenso del 13,9%.

«En global, prevemos finalizar el ejercicio, evidentemente en negativo, pero sólo en un 15%”

Respecto a las mercancías a granel, los sólidos suman 3,6 millones de toneladas entre enero y noviembre, lo que supone un descenso del 3,2% respecto al 2019. Por su parte, los líquidos registran un movimiento de 11,6 millones de toneladas, es decir, un 22% menos.

Los tráficos de automóviles y el pasaje vuelven a ser, una vez más, los principales afectados, con caídas del 40,8% y del 81,6% hasta noviembre, respectivamente.

Estas cifras dan un vuelco a las previsiones realizadas al comienzo de la pandemia “que nos hicieron pensar en una reducción del tráfico del 20%”. Ahora en global, “prevemos finalizar el ejercicio, evidentemente en negativo, pero sólo en un 15%”, concluyó Conesa.