Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Asociación Ría de Vigo de Entidades Náuticas (ARIVEN), impulsada en 2019 por la Autoridad Portuaria de Vigo, ha realizado esta mañana una presentación pública para celebrar la reactivación de la actividad náutica.

La dársena deportiva del R. C. Náutico ha sido escenario esta mañana de la presentación pública de la Asociación Ría de Vigo de Entidades Náuticas (ARIVEN). Esta entidad, nacida a mediados de 2019, fue impulsada por la Autoridad Portuaria de Vigo en el marco de la estrategia Blue Growth, como resultado de la demanda de diferentes entidades públicas y privadas que pretendían reforzar y posicionar el sector náutico deportivo como un referente de innovación y competitividad, con un claro impacto en la economía, el medio ambiente y el bienestar de las personas.

La inauguración del acto, que ha contado con la representación de la Junta Directiva y numerosos miembros de la Asociación, corrió a cargo de Rubén Pérez, vocal de ARIVEN y uno de los socios fundadores. “ARIVEN nace con la necesidad de crear una figura organizativa que aglutine a toda la cadena de valor, en la que trabajar de forma unida en pro del fortalecimiento y la competitividad del sector. Esa es la clave de nuestra fuerza, ya que solo trabajando desde la cadena de valor y aunando intereses comunes se puede contribuir a la consolidación de un sector fuerte y competitivo”, explicó Rubén Pérez.

A día de hoy, la Asociación está constituida por 25 asociados, entre los que se incluyen clubes náuticos, escuelas y federaciones deportivas, marinas, operadores de transporte marítimo, operadores de turismo y actividades de ocio, venta de embarcaciones, astilleros, proveedores de productos y servicios náuticos, empresas auxiliares, entidades de formación náutica y la propia Autoridad Portuaria de Vigo. 

Un punto de encuentro con todos los agentes del sector, abierto a la colaboración y establecimiento de alianzas que, en última instancia, conduzcan al desarrollo sostenible de la Ría de Vigo a través de la actividad náutica, como fuente de empleo y convivencia con el medioambiente, lo que redunda en la mejora de la calidad de vida de la comunidad.