El respeto por el entorno que acoge al puerto y la lucha por el cambio climático son elementos clave dentro de la estrategia del Port de Barcelona.
Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

El Port de Barcelona presentó hace unos días su nuevo IV Plan Estratégico 2021-2025 y confirmó que éste se vertebrará en tres ejes de sostenibilidad: la sostenibilidad ambiental, la sostenibilidad económica y la sostenibilidad social. Además, entre sus objetivos estratégicos destaca la decisión de potenciar la integración del Puerto en el entorno urbano y metropolitano.

Dentro del objetivo de integración puerto-ciudad, el Port de Barcelona fortalece las acciones que ya viene desarrollando desde hace años para estrechar los lazos con la ciudad. Así, se plantea acciones como: la adaptación los espacios del Port Vell en el entramado urbano; finalizar la rehabilitación del edificio Portal de la Pau y abrir el nuevo Centro de Interpretación del Port; y crear refugios climáticos para las personas, habilitando espacios verdes.

No hay que olvidar que, como explicó la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, en la presentación del Plan, para el Port de Barcelona: “La misión del Port es contribuir a la competitividad de las empresas y generar prosperidad en su entorno. Debemos consolidarnos como hub de referencia, como espacio multidisciplinar donde confluyen todos los medios de transporte, independientemente del origen y el destino de las mercancías”.

Mercè Conesa: “La misión del Port es contribuir a la competitividad de las empresas y generar prosperidad en su entorno”

Para lograrlo, la estrategia del Port de Barcelona se establece en dos horizontes temporales: a corto, hitos a alcanzar antes de que finalice 2025 y, a largo, antes de que finalice 2040.

En el corto, Mercè Conesa destacó: “Que el objetivo económico es conseguir una cifra de 70.000 millones de euros en el comercio exterior en el año 2025; en materia de sostenibilidad medioambiental, tener un 50% de los muelles de contenedores y ro-ro electrificados y, en el ámbito social, incrementar el capital humano, la fuerza laboral y superar las 40.000 personas que trabajan en el puerto”.

Mercè Conesa: “El IV Plan Estratégico debe servir como hoja de ruta para dibujar nuevos escenarios y señalar líneas de actuación necesarias para garantizar la competitividad del Port en el mundo global del futuro”

En el largo, el IV Plan Estratégico debe servir como “hoja de ruta para dibujar nuevos escenarios y señalar líneas de actuación necesarias para garantizar la competitividad del Port en el mundo global del futuro”. Desde el Port se prevén ya “disrupciones frecuentes globales y sistémicas que irán apareciendo con el tiempo, y la concentración de las decisiones de la industria marítima en pocas manos”.

Plan estratégico Port de Barcelona 2021-2025 – Clic para ampliar »

Los 12 objetivos estratégicos

El IV Plan Estratégico 2021-2025 del Port de Barcelona incluye 12 objetivos estratégicos entre los que destaca el vinculado directamente a la relación puerto-ciudad (objetivo 11: integrar el Puerto en el entorno urbano y metropolitano).

Evidentemente, el resto de los objetivos estratégicos afectarán a la calidad de vida de la ciudadanía de una manera más o menos intensa; pero, que el Plan Estratégico destaque esta intención y la ponga en valor es más que destacable.

Los 12 objetivos estratégicos son: descarbonizar la actividad marítima-portuaria; reducir los contaminantes que genera la actividad portuaria y las emisiones; desarrollar un nuevo modelo energético; incrementar la intermodalidad; diversificar el negocio portuario; diferenciar la oferta de servicios; atraer actividad logística; desarrollar las infraestructuras necesarias; fomentar la formación, la ocupación, el emprendimiento y la atracción de talento; fomentar la igualdad de oportunidades; integrar el Puerto en el entorno urbano y metropolitano; y garantizar la salud y la seguridad de las personas y las instalaciones.

EL DATO

Próximos proyectos

Entre los próximos proyectos puerto-ciudad del Port de Barcelona figuran: la adaptación los espacios del Port Vell en el entramado urbano; finalizar la rehabilitación del edificio Portal de la Pau y abrir el nuevo Centro de Interpretación del Port; y crear refugios climáticos para las personas, habilitando espacios verdes.

Port de Barcelona: proyectos por la sostenibilidad

El Port de Barcelona quiere alcanzar la sostenibilidad de su actividad lo antes posible y, por ello, trabaja desde hace años en numerosos proyectos cuyo fin último es esta descarbonización de la actividad portuaria. De hecho, su compromiso es el de alcanzar una reducción del 30% de sus emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero, respecto a los últimos cuatro años.

En la presentación del IV Plan Estratégico del Port se recordaron algunos de los proyectos más importantes:

  1. Electrificación de los muelles.
    Proyectos del Port de Barcelona dentro del objetivo de electrificación de los muelles.

    Con un presupuesto de 60 millones de euros y una previsión de ejecución de 8 años, el Port estima que progresivamente se desplegará esta red a través de estaciones transformadoras y centros de mando para ayudar a ramificar el servicio hasta los muelles donde se conectarán los barcos, evitando las emisiones de los motores auxiliares durante su estancia en el puerto.El Port de Barcelona prevé que la conexión eléctrica de los buques en los principales muelles del enclave catalán permitirá reducir un 51% las emisiones contaminantes en óxido de nitrógeno y un 25% las emisiones de partículas en suspensión en el año 2030, en comparación con las emisiones de 2017.

     

  2. Finalización de la construcción de la subestación eléctrica Cerdà-Port.El Port de Barcelona solicitó en 2020 a Red Eléctrica Española disponer de una conexión en alta tensión (220 kV) desde donde llegaría la energía necesaria para electrificar los muelles. La tramitación deberá culminar entre 12 y 18 meses.

     

  3. Reducción de las emisiones.

     En el puerto de Barcelona operan buques propulsados por GNL.

    Para lograrlo el Port apuesta por incrementar las escalas de los buques propulsados por Gas Natural Licuado (GNL); incentivar las escalas de los buques más sostenibles; promover la movilidad sostenible de todas las empresas del Port; y fomentar el uso de combustibles más sostenibles.

     

  4. Generación de energías verdes.
    El Port de Barcelona ha iniciado el proceso de implantación de energías renovables en sus instalaciones, principalmente la fotovoltaica.

     
    El Port de Barcelona ha iniciado el proceso de implantación de energías renovables en sus instalaciones, principalmente la fotovoltaica, con la cual se garantiza que la electricidad para conectar buques sea de origen renovable y, por tanto, sin huella de carbono. El proyecto se activó hace años con la instalación de cubiertas fotovoltaicas en la ZAL y ya se trabaja con los espacios concesionados para instalar paneles fotovoltaicos en cubiertas y otras superficies, estableciendo un modelo de gestión que haga posible el aprovechamiento de la energía.