El ejercicio consistió en la simulación de un accidente de tráfico con implicación de dos cisternas con mercancías peligrosas en el muelle de Hidrocarburos.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

El Port de Tarragona, los bomberos del Parc Químic de Seguretat y los bomberos de la Generalitat han llevado a cabo este mes de marzo el primer ejercicio práctico de emergencia en formato en línea.

Esta práctica se adapta a la situación COVID-19, y sustituye a los ejercicios periódicos que se llevaban a cabo en el Port de Tarragona.

El ejercicio, en dos turnos de dos horas de duración, ha permitido poner en funcionamiento la estructura de mando y la toma de decisiones en situación de emergencia, en el que participan de forma activa los equipos de prevención y extinción de incendios de Parcs Químics de Seguretat y Bombers de la Generalitat, conjuntamente con la Policía Portuaria del Port de Tarragona, que inciden en un mejor conocimiento del entorno portuario y los riesgos específicos existentes.

La emergencia simulada, consistió en diseñar un accidente de tráfico con la implicación de dos cisternas con mercancías peligrosas en el muelle de Hidrocarburos del recinto portuario tarraconense. Una de las cisternas simulaba transportar ácido sulfúrico y la otra gasolina, para que, la práctica sirviera para poner en marcha los protocolos de actuación recogidos a las fichas de primera intervención verso al riesgo químico y biológico (NRBQ). Hay que añadir que a la vez, sirvió para revisar las actuaciones operativas más adecuadas en situaciones complejas con mezcla de sustancias peligrosas.

La sinergia entre todos los actores implicados se quiere traducir al mejorar la preparación verso el escenario presentado y mejorar la eficiencia en la respondida verso a emergencias portuarias.

A pesar de la novedad de llevar a cabo el ejercicio en formato en línea, el grupo de intervención ha calificado este ejercicio de muy positivo y necesario para continuar trabajando en la capacidad de respuesta, la coordinación y la organización tan necesaria en incidentes de esta índole.

Desde el Port de Tarragona se anuncia que durante el 2021 se trabajará para dar continuidad en este tipo de prácticas y se continuará colaborando entre diferentes efectivos en el diseño de estos tipos de ejercicios, en línea, mientras el escenario, a causa de la COVID-19, no permita devolver al normal desarrollo de ejercicios y simulacros presenciales.