Se trata de una iniciativa incluida dentro de la estrategia de Crecimiento Azul 2021-2027.
Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

Tras el éxito del proyecto estrella que lidera la AP de Vigo con sus “jardines submarinos” o “Peiraos do Solpor” en los últimos premios de la Asociación Internacional de Puertos (IAPH), más conocidos como los “Oscar del Medioambiente”, y en donde se alzó con el primer puesto en el campo de la integración Puerto-Ciudad, dentro de la categoría de «Diálogo con la comunidad y la ciudad portuaria», ahora no descarta presentar el proyecto “Green Bay” de electrificación de buques a una nueva convocatoria de estos premios.

Así se ha planteado esta mañana en el grupo de trabajo de Construcción Naval e un encuentro en el que han participado una decena de representantes de las principales asociaciones y empresas del sector y que, una vez más, ha estado presidido por el presidente del Puerto de Vigo, Jesús Vázquez Almuíña.

Se trata de un proyecto incluido en la estrategia de Crecimiento Azul del Puerto de Vigo 2021-2027 que busca el objetivo de cero emisiones de cara a 2030 y que apuesta por definir un cambio en el transporte de pasajeros y de buques hacia combustibles más limpios. 

En un principio, se trabajaría en cuatro tipos diferentes de buques: ferries de transporte de pasajeros, pesqueros de bajura, bateeiros y embarcaciones portuarias, en los que se optaría por diversas propuestas de propulsión según el tipo de barco en cuestión.  Asimismo, el proyecto contempla la construcción de diferentes instalaciones que permitan la carga de estos buques.

Pero, además, este innovador proyecto plantea la posibilidad de llevar este tipo de tecnología a los vehículos tradicionales de transporte de usuarios y apuesta por poner a disposición de estos una aplicación móvil que permitiría, por ejemplo, hacer un seguimiento de la situación de los ferries en la Ría.

 

Clúster Naval Gallego 

Esta iniciativa, promovida desde Aclunaga (Asociación Clúster del Naval Gallego) en colaboración con la Autoridad Portuaria de Vigo, el CTAG, Aimen y Aister, entre otras muchas empresas locales, tendrá, sin duda, grandes beneficios para Vigo y Galicia. Por un lado, el medioambiental: reduciendo el riesgo de vertidos y emisiones a la atmósfera, y, por otro, posicionando a los astilleros de Vigo en un nuevo mercado en auge como es el de la construcción de buques eléctricos e híbridos, que cada vez va a tener más importancia. Pero, además, este proyecto busca también trasferir el conocimiento del sector de la automoción al de la construcción naval.

La iniciativa “Green Bay Vigo” está centrada en la innovación y pretende ejercer un efecto tractor en toda la cadena de valor de la movilidad medioambientalmente sostenible, contribuyendo a la superación de la crisis, la recuperación del empleo y la modernización de la industria española en su conjunto. El proyecto cuenta con un presupuesto total de, aproximadamente, 40 millones de euros, y se prevé el lanzamiento de las pruebas piloto en enero de 2023.

Este proyecto, junto con otros destinados a la descarbonización del Puerto de Vigo, fue presentado a las diferentes líneas de los fondos Next Generation, con un importe total en esta línea superior a los 65 millones de euros, lo que supondría dar el paso definitivo para la descarbonización total del Puerto.

 

Competitividad del naval

Durante la reunión, se ha repasado el trabajo realizado desde la creación del grupo en 2016, y se han analizado las acciones a llevar a cabo de cara a los próximos años de implementación del Plan Blue Growth 2021-2027. 

Con la vista puesta en reforzar la competitividad del sector naval, posicionándolo como un referente internacional, las líneas de acción de este grupo se centran en el fomento de la innovación con dos claros fines: el de lograr la sostenibilidad ambiental a través de la electrificación de la movilidad marítima en la Ría de Vigo y del desarrollo de la tecnología del hidrógeno como fuente de energía alternativa y del impulso del gas natural licuado (GNL). 

La Autoridad Portuaria de Vigo confía en que estas líneas de trabajo contribuyan a cumplir con el compromiso del Puerto de Vigo con el medioambiente, al reducir sus emisiones un 30% para el año 2022 y, el más ambicioso, alcanzar las cero emisiones en 2030.

Pero, más allá del aspecto medioambiental, este grupo de trabajo reconvertido en Comisión tas su institucionalización hace tan solo unos meses, se ha puesto un objetivo si cabe más importante, que es el de la humanización de los buques de pesca, mejorando las condiciones de salud, seguridad y el bienestar de la tripulación a bordo de forma prioritaria.

Con la reunión de esta mañana se pone punto y final a las sesiones virtuales de los grupos Blue Growth que arrancaron hace unas semanas y en las que han participado cerca de 150 personas, con el fin último de poner en común la situación actual del plan de Crecimiento Azul del Puerto de Vigo, hacer balance de los logros alcanzados hasta el momento y sentar las bases de los proyectos que están por venir dentro de la estrategia azul que se llevará cabo en los próximos siete años y en la que los fondos Next Generation cobran un papel muy relevante.