El “Volcán de Taburiente”, de Naviera Armas, primera unidad en conectarse.
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

El puerto de Santa Cruz de La Palma ya ofrece entre sus múltiples servicios el correspondiente al suministro de electricidad a buques de pasaje en atraque (OPS), lo que se traduce en una destacable mejora en las condiciones de vida de la ciudadanía de Santa Cruz de La Palma al reducirse, de manera notable, los niveles de contaminación acústica, vibraciones y de emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Fue en la noche del viernes cuando se realizó el primer suministro oficial, en este caso al buque de Naviera Armas, «Volcán de Taburiente», el único que cuenta con motores adaptados para conectarse a la red, lo que le permite desconectar sus unidades auxiliares manteniendo todos los servicios esenciales a bordo. Fue la ocasión propicia para comprobar que el procedimiento cumplía con las condiciones de seguridad y prestaciones correspondientes.

Cabe recordar que mientras se encuentran atracados, los buques usan sus motores auxiliares para producir electricidad durante las operaciones de carga y descarga, con la consecuente generación de ruidos y vibraciones que han venido alterando el sueño a la ciudadanía que reside cerca del puerto.

!No en vano, las molestias y afecciones ambientales que la cercanía de nuestros puertos genera sobre la población residente de su entorno ha sido siempre un motivo de preocupación para esta Autoridad Portuaria», explican desde la entidad.

Es por ello que Carlos González, presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha mostrado su total satisfacción con la puesta en marcha del servicio en el puerto palmero, “principalmente por contribuir al bienestar de la ciudadanía que tanto tiempo ha venido solicitándolo, y también porque seguimos siendo abanderados en este proceso de electrificación con el que se reduce de manera destacada las emisiones contaminantes provenientes de los atraques ubicados en las ciudades”.

Suministro de electricidad a buques 

La nave atraca cada día, excepto los sábados, a las once de la noche, en el puerto de La Palma, permaneciendo en la instalación hasta las cuatro de la madrugada. Llega procedente de La Gomera, puerto que tiene en funcionamiento dicho suministro de electricidad desde finales de 2020. Cabe recordar que fue la primera instalación portuaria de España en prestar dicho servicio del que, precisamente, se ha venido nutriendo el “Volcán de Taburiente” desde al año pasado.

Concretamente el suministro de electricidad a buques consiste en un sistema de conexión eléctrico tierra-barco que se desarrolla con un punto de conexión en baja tensión. En el puerto de Santa Cruz de La Palma se han instalado dos, uno en el pantalán para los buques de la Naviera Fred Olsen, y otro en la primera alineación del Dique del Este que es el que ya está operativo.  Dichas instalaciones han supuesto una inversión superior a los 682 mil euros.

Esta actuación se enmarca en un plan de eficiencia energética global impulsado por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife que persigue el consumo racional de energía. Su materialización supondrá una inversión de 6,3 millones de euros y propiciará una reducción anual de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera de 15 toneladas al año.