Imagen aérea del Puerto de la Bahía de Cádiz.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) construirá dos colectores fecales en la dársena de la capital dentro de su Plan Integral de Red de Abastecimiento y Saneamiento y en consonancia con su apuesta por la sostenibilidad ambiental.

La APBC está desarrollando una ordenación de los vertidos dentro de la dársena de Cádiz, donde no existían redes separativas y se está procediendo a la ejecución gradual de las pendientes.

El proyecto, adjudicado a la empresa Firmes y Carreteras, S.A., cuenta con una inversión de 231.723 euros (más IVA) y un plazo de ejecución de tres meses y dos semanas. Consiste en la ejecución de dos colectores y la construcción de una cámara separadora de grasas en la red de pluviales, para evitar el vertido de grasas y aceites al mar.

El primer colector se localizará en el recinto pesquero y discurrirá por la calle más cercana al muelle de Levante, desde el final del mismo hasta la lonja. Estará formado por un tubo de PVC de saneamiento de 315 mm de diámetro exterior y 0,35% de pendiente.

El segundo colector se ubicará en la zona del muelle Marqués de Comillas y discurrirá desde la estación de Armas Trasmediterránea hasta la glorieta del Centro de Transformación Carretillas (frente al antiguo acceso del muelle pesquero). También contará con un tubo de PVC de 325 mm de diámetro y tendrá un 0,4 % de pendiente.

Esta actuación forma parte de un Plan Integral de Red de Abastecimiento y Saneamiento en el que la APBC tiene previsto invertir 3 millones de euros en el bienio 2020-2021 y que, a su vez, forma parte de una partida presupuestaria dentro del Plan de Inversiones de actuaciones en materia de sostenibilidad ambiental y energía que asciende a 5,3 millones de euros.

En este capítulo, cabe recordar la ejecución de las pantallas cortavientos en Cabezuela-Puerto Real, entre otras actuaciones.