Mercè Conesa, presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB).
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

“Si pensamos en el puerto del futuro, queremos ser un puerto más próspero, más verde y más humano”. Así lo ha destacado la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), Mercè Conesa, en la jornada organizada hoy desde el departamento de Innovación y Estrategia del Port de Barcelona en la que se han abordado los distintos ejes del nuevo Plan Estratégico 2021-2025 de la infraestructura portuaria.

La misión del Port de Barcelona definida por el nuevo Plan Estratégico 2021-2025 es generar prosperidad a nuestra comunidad, incrementando la competitividad de nuestros clientes, mediante la provisión eficiente y sostenible de servicios logísticos y de transporte.

Así, la sostenibilidad es el eje centrales obre el que el Port de Barcelona va a crecer en los próximos años. “Consideramos la sostenibilidad en sus tres vertientes: medioambiental, social y económica, afianzando nuestro compromiso con los ODS”, ha recordado Mercè Conesa.

 

“Consideramos la sostenibilidad en sus tres vertientes: medioambiental, social y económica, afianzando nuestro compromiso con los ODS”

 

Un puerto triplemente sostenible

Cada una de estas vertientes cuenta con un objetivo estratégico principal, previsto para alcanzar antes de 2025.

En el ámbito de la sostenibilidad medioambietal, “queremos tener electrificados el 50% de los muelles de contenedores y de ro-ro”. En cuanto a sostenibilidad social, “trabajaremos por incrementar el número de profesionales de trabajan en el port hasta alcanzar las más de 40.000 personas”. Respecto a la sostenibilidad económica, “queremos alcanzar los 70.000 millones de euros de valor de comercio exterior”.

Por otra parte, cabe recordar que la estratégica Port de Barcelona cuenta con un segundo horizonte más lejano, fijado en 2040. «Si somos capaces de desarrollar nuestro plan estratégico en 2040, tendremos un puerto como el que imaginamos: un hub multipaís de distribución logística sostenible, multimosal, ágil resiliente y transparente», ha concluido Conesa.