Edouard Philippe, el nuevo presidente de la AIVP, participó en una mesa redonda sobre la “Transición energética en las ciudades portuarias”, moderada por Lamia Kamal-Chaoui, directora del Centro de Emprendimiento, Pymes, Regiones y Ciudades de la OCDE. También participaron en la mesa redonda Karima Delli, diputada al Parlamento Europeo; Marie Delvaulx, directora de la ONG The Shift, y Mario Cordero, presidente de la Asociación America de Autoridades Portuarias (AAPA).
Tiempo de lectura estimado: 15 minutos

Las grandes autoridades portuarias de toda Europa reconocen los problemas para acometer proyectos innovadores, aunque piden al resto de la Administración y al sector privado que mantengan su apuesta para avanzar hacia una actividad más sostenible.

Aunque bien es cierto que la gran mayoría de puertos europeos ha hecho una clara apuesta por poner en marcha proyectos innovadores, no todos lo hacen con la misma intensidad ni a la misma velocidad. Todos son conscientes de que esa innovación es el mejor camino -y también el más rápido- hacia una actividad más sostenible, aunque hay imponderables que hacen que no todos los enclaves se encuentren en la misma situación.

Esta es una de las grandes conclusiones del encuentro organizado la pasada semana en la ciudad belga de Bruselas por la Asociación Internacional de Ciudades y Puertos (AIVP), donde además se puso de manifiesto que la innovación ha dejado de ser únicamente una cuestión técnica, sino también, y sobre todo, de actitud, tal y como quedó reflejado durante la mesa redonda sobre innovación en la que participó Nagore Ardanza, coordinadora de Bilbao PortLab, el hub de innovación promovido por la Autoridad Portuaria de Bilbao, y en la que estuvo acompañada por Sergio Prete, presidente del puerto de Taranto; Allan Gray, presidente y CEO del puerto de Halifax; y Luc Arnouts, vicepresidente de Relaciones Internacionales y Networks del puerto de Amberes.

Tras explicar brevemente cada uno de los proyectos en los que están embarcados sus respectivos puertos, los participantes coincidieron en señalar la importancia de estrechar lazos de colaboración no sólo con las empresas que componen las comunidades portuarias, sino con las ciudades con las que comparten espacios, “ya que serán ellas las que más se beneficien de estas acciones de innovación que promovemos”, tal y como aseguró Allan Grey.

Sin embargo, hacer partícipes tanto a las instituciones municipales como a la ciudadanía no siempre es fácil, por cuanto la actividad portuaria no siempre se percibe de forma positiva, tal y como reconocieron los expertos. “Por ello, es fundamental incidir en los beneficios que tienen los puertos para su entorno más cercano”, reconoció Sergio Prete.

Financiación y burocracia

Además, hay otros dos grandes problemas con los que se encuentran los puertos a la hora de poner en marcha proyectos piloto en materia de innovación y sostenibilidad. Por un lado, el de la financiación, una casuística que, aunque común, no todos resuelven por igual.

Mientras que en el sur de Europa cuesta hacer partícipes a instituciones y empresas de las comunidades portuarias para que apuesten por esos proyectos, en el norte lo abordan exigiendo a los colaboradores personal y capital, como sucede en Amberes.

En este sentido, Nagore Ardanza reconoció que en muchas ocasiones las empresas portuarias “se centran en lo urgente, pero no en lo importante”.Es en este punto donde entran en juego estos laboratorios de innovación, cuyo papel fundamental es concienciar a esas empresas a utilizar “luces largas”, facilitando en la medida de lo posible su trabajo en este campo.

Banco de pruebas

Al respecto, todos los ponentes coincidieron en señalar lo acertado de la estrategia de llevar a cabo esos proyectos piloto en los propios puertos, ya que así “los potenciales colaboradores pueden palpar los resultados y beneficios de esos proyectos”, aseguró Luc Arnouts.

Por otro lado, y esto sí es común en todos los puertos, la dificultad para agilizar trámites que acorten los plazos de esos proyectos, que en ocasiones se ponen en peligro por lo dilatado de esos plazos de tramitación.

Algunos de los grandes puertos europeos instan a asumir “el gran riesgo de la innovación” para lograr una actividad mucho más sostenible

Nagore Ardanza, coordinadora de Bilbao Portlab, durante su intervención la pasada semana.

Bilbao PortLab: la importancia del entorno

Aunque todos estos puertos tienen en marcha proyectos relacionados directamente con la innovación, Bilbao PortLab es de las pocas organizaciones que trabaja con la metodología problema-solución. “Debemos ser capaces de adaptarlos al entorno cambiante para aumentar nuestra competitividad y poder lograr una actividad más sostenible”, aseveró Nagore Ardanza, coordinadora de Bilbao PortLab.
El proceso que sigue Bilbao PortLab comienza con un trabajo de scouting para identificar las necesidades de la comunidad portuaria, para abordar después las soluciones con las que hacer frente a esos retos. La financiación y la implantación de esas soluciones cierran finalmente el círculo.
El hub de innovación del puerto de Bilbao ya tiene en marcha diferentes proyectos piloto, relacionados con diversos ámbitos de actuación, como la trazabilidad de las mercancías, la generación de energía por medio de minisistemas eólicos o la utilización de metodología blockchain, donde también participa la Autoridad Portuaria de Bilbao.
En el caso de Bilbao, el entorno juega una importancia fundamental. A través de la Fundación Puerto yRía de Bilbao, la Autoridad Portuaria y el Bilbao PortLab comparten espacios y líneas de actuación con todos los municipios, lo que otorga una mayor visión de las necesidades de ese entorno. “Es un proceso de innovación abierta, y por ello nos apoyamos no sólo en el ecosistema portuario, sino que vamos más allá, llegando a todo Euskadi e incluso a colaborar con empresas y entidades de zonas cercanas”.

Desde el Port de Barcelona apuestan por consensuar un plan estratégico con la ciudad.

Barcelona: A la búsqueda de un plan estratégico

María del Mar Pérez, cruise manager del Port de Barcelona, se mostró partidaria de la elaboración de un plan estratégico entre la autoridad portuaria y el ayuntamiento de la ciudad condal en materia de integración puerto-ciudad y, sobre todo, en el tráfico de cruceros.
“Debemos ahondar en este marco de colaboración entre ambas instituciones, ya que eso redundará en beneficio no sólo de la ciudad, sino sobre todo de los ciudadanos.” Pérez hizo estas declaraciones durante la celebración de una mesa redonda sobre el tráfico de cruceros en la era postcoronavirus, en el marco de las jornadas organizadas por la AIVP la pasada semana.
La representante del Port de Barcelona recordó la crisis por la que ha pasado el sector crucerístico desde marzo de 2020, como consecuencia del estallido de la pandemia, y puso en valor el trabajo conjunto realizado por puertos y compañías navieras en el establecimiento de protocolos de seguridad. Con todo, y a pesar de la “incertidumbre en la que nos estamos moviendo ahora, al no saber la evolución que seguirá la pandemia y si se seguirán aplicando los protocolos establecidos para la industria crucerística”, María del Mar Pérez aseguró que el sector “ha demostrado su resiliencia, sobre todo porque ha recuperado la confianza de los cruceristas”, y apostó por articular políticas que permitan afianzar la sostenibilidad del sector, no únicamente en el plano ambiental, sino también en el económico y el social.
María del Mar Pérez puso encima de la mesa algunos proyectos en los que está trabajando el Port de Barcelona en materia de medioambiente, como el fomento del GNL, la elaboración de incentivos para los buques que utilicen energías limpias, la promoción de la movilidad eléctrica o el uso de energías renovables.

En destacado

Sergio Prete Presidente del puerto de Taranto

Queremos contribuir al desarrollo de la ciudad de Taranto, y para ello pondremos en marcha una aceleradora de start-ups sobre economía azul”

Nagore Ardanza, coordinadora de Bilbao Portlab

Esto es una cita, donde podemos escribir si queremos alguna declaración destacada o algo que se encuentre en el contexto de una conversación.

Allan Grey CEO del Puerto de Halifax

“La introducción de las nuevas tecnologías en el ecosistema portuario nos va a permitir afrontar con garantías el cambio de paradigma”

Luc Arnouts, vice. de rels. int. del puerto de Amberes

“La necesidad de acometer un proceso de transformación energética hace más necesaria la puesta en marcha de procesos innovadores”

La AIVPya prepara su conferencia mundial de Tánger

La AIVP ha comenzado ya a preparar la que será su nueva conferencia mundial de 2022, que se celebrará en la ciudad marroquí de Tánger entre los días 11, 12 y 13 de mayo.
Así se dio a conocer el pasado jueves durante la Asamblea General de la entidad, durante la cual se eligió al actual alcalde de Le Havre, Edourad Philippe, como nuevo presidente de la asociación, en sustitución de Philippe Mattis.
El cargo de vicepresidente lo ocupará Mario Girard, director general de la Autoridad Portuaria de Quebec. Alberto Cappato, director de Innovación y Desarrollo Sostenible del Puerto de Génova, actuará como secretario. Y Mohamed Ouanaya, director general de SAPT y SGPTV SA de Tánger, será el tesorero de la Organización.
Además, el Consejo de Administración de la AIVP nombró a Bruno Delsalle como nuevo director general de la organización, en sustitución de Olivier Lemaire.