Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

El consorcio internacional PIONEERS (Portable Innovation Open Network for Efficiency and Emisiones Reduction Solutions) formado por 46 socios, entre ellos el Port de Barcelona, y liderato por el Puerto de Amberes, recibirá una subvención de 25 millones de euros del programa europeo Horizon 2020.

Este consorcio, donde están representados los principales puertos, operadores de terminales y transportes, transitarios, centros de conocimiento, empresas tecnológicas e innovadoras y entidades públicas, desarrollará soluciones concretas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEH) a los puertos, preservando su competitividad. El proyecto tiene un plazo de cinco años, a partir de finales de 2021.

 

19 proyectos de demostración

PIONEERS es un proyecto altamente ambicioso, que replantea todos los aspectos de las operaciones portuarias: desde las operaciones de terminales, los acuerdos de concesión, la movilidad, la conectividad y los combustibles, hasta los modelos de cooperación y producción, almacenamiento y uso de la energía.

 

“Queremos ser uno de los primeros puertos del mundo que armonice economía, personas y clima. Para conseguir ser un puerto neutro en carbono en 2050 tenemos que actuar ahora”

 

El consorcio PIONEERS convenció los evaluadores del programa Horizon 2020 con una variedad de 19 ambiciosas demostraciones en el campo de la producción y suministro de energía limpia, el diseño sostenible de puertos, el cambio modal y la optimización de flujos y la transformación digital.

Las acciones incluyen la generación de energía renovable y el despliegue de vehículos eléctricos, de hidrógeno y de metanol; rehabilitación de redes de construcción y calefacción para la eficiencia energética; implementación de enfoques de economía circular en obras de infraestructura; automatización y despliegue de plataformas digitales para promover el cambio modal y garantizar los movimientos optimizados de vehículos, barcos y contenedores.

 

Alianza portuaria

El Puerto de Amberes ejercerá el papel de director del proyecto, acogiendo la mayoría de pruebas y mostrando qué es un puerto verde en la vida real. Los puertos de Barcelona, Constanza (Rumania) y Venlo (Países Bajos), como puertos socios, jugarán un papel activo al maximizar la transferencia de las soluciones y se comprometen a implementar las mejores prácticas del proyecto.

 

“De la mano de nuestra Comunidad Portuaria, el proyecto PIONEERS nos ayudará, sin duda, a lograr nuestro objetivo de ser uno de los primeros puertos verdes del mundo”

Comprometido a convertirse en un puerto neutral de carbono el 2050, el Port de Barcelona está convencido que los puertos ecológicos solo serán posibles mediante asociaciones y diálogo activo con una amplia red de partes interesadas. Los próximos años serán cruciales para incorporar todas estas partes interesadas y poner en marcha soluciones innovadoras. PIONEERS es la oportunidad perfecta para facilitar la transformación verde y garantizar la máxima transferibilidad de las innovaciones desarrolladas.

Mercè Conesa, presidenta del Port de Barcelona, explica que “queremos ser uno de los primeros puertos del mundo que armonice economía, personas y clima. Para conseguir ser un puerto neutro en carbono en 2050 tenemos que actuar ahora. PIONEERS demuestra la ambición que el Port de Barcelona tiene en este camino hacia la sostenibilidad. Un camino que se tiene que recorrer de la mano de un amplio conjunto de socios. De la mano de nuestra Comunidad Portuaria, el proyecto PIONEERS nos ayudará, sin duda, a lograr nuestro objetivo de ser uno de los primeros puertos verdes del mundo”.