Port de Tarragona finaliza con éxito las labores de regeneración de la playa de La Pineda.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La tarea que, anualmente, asume el Port de Tarragona para hacer frente a la regresión costera han acabado dentro del plazo fijado, después de poco más de dos semanas de trabajos.

Se trata de recuperar metros en el mar y adecuar el aspecto del espacio poco antes de la temporada de verano. En estos momentos se están realizando algunos trabajos auxiliares de finalización de la obra en la playa, como recoger las cañerías.

Los trabajos empezaron unos días antes de la llegada de la draga con la instalación de todo el sistema de cañerías hasta la misma playa y han acabado este miércoles 2 de junio como se tenía previsto, aportando los 100.000 metros cúbicos de arena.

Esta aportación extraordinaria de arena, unida a la acción de los espigones de contención que hay a cada banda de la playa, el espigón de los Prats y el espigón del Rincón, permite el retorno del equilibrio medioambiental en la playa de la Pineda.

El dragado

El inicio de las tareas para la regeneración de la playa de La Pineda empezaron a mediados de mayo cuando se realizó la instalación de las cañerías que transportan los sedimentos hasta la playa.

Después de instalar las cañerías, la draga empezó su función transportando los sedimentos a través de las cañerías instaladas hasta ante la costa donde la maquinaria terrestre los acababa repartiendo y allanando.

Con mucha cura del medio ambiente

Para el Port de Tarragona es un objetivo permanente lograr la excelencia en la gestión ambiental en todas sus líneas de actuación. Y cuidar el entorno natural en todos los ámbitos de actuación, especialmente en lo que se refiere a las obras es capital. Es por este motivo, que además de cumplir con las medidas ambientales requeridas por norma, ha aplicado unos controles propios y específicos en esta obra.