Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Petronor ha creado una empresa donde agrupará todas las actividades relacionadas con la descarbonización y la transición energética. La nueva empresa, denominada Alba Emission Free Energy S.A, tendrá su sede en Bizkaia y será una filial 100% de Petronor.

De este modo, las actividades de energía solar Km 0, los proyectos de hidrógeno renovable y la movilidad sostenible, tendrán un entorno propio que permitirá impulsar su desarrollo y reforzar sus alianzas y sinergias.

El objetivo de Alba es impulsar de forma clara y decidida la apuesta por la generación de  energía sostenible y la producción de nueva energía limpia, de acuerdo con la hoja de ruta establecida por Repsol y Petronor. “Un camino donde la innovación y la tecnología serán claves en la transición energética”, sostiene la compañía que opera una terminal de graneles líquidos en el Puerto de Bilbao.

 

Combustibles sintéticos

A partir de ahora será Alba desde donde se impulsen las nuevas iniciativas de descarbonización, entre las que destacan los combustibles sintéticos. Así, el proyecto de combustibles sintéticos supondrá una inversión en su primera fase de alrededor de 58 millones de euros y avanzar en una vía de gran relevancia y potencial para descarbonizar los sectores difícilmente electrificables (transporte de larga distancia, marítimo y aéreo). Los combustibles sintéticos son combustibles líquidos capaces de sustituir a los actuales (gasolinas, gasóleos y querosenos) con una huella de carbono nula y son compatibles con los motores de los actuales vehículos.

El proyecto de biocombustibles que Petronor instalará en el Puerto de Bilbao, consiste en una inversión de 29,2 millones de euros en su primera fase y la producción de gas a partir de una fracción de los residuos urbanos

EL DATO

58

Petronor instalará en una parcela de 46.700 metros cuadrados del Puerto de Bilbao su nueva planta de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable, con una inversión de unos 58 millones de euros en una primera fase.

Biocombustibles e Hidrógeno

Por otra parte, el primer proyecto de biocombustibles que se instalará en el Puerto de Bilbao, consiste en una inversión de 29,2 millones de euros en su primera fase y la producción de gas a partir de una fracción de los residuos urbanos. Con este proyecto, a partir de un problema social como son los residuos, se consigue una solución para la descarbonización de los procesos industriales.

 

Hidrógeno

Asimismo, Petronor va a instalar una planta de producción de hidrógeno renovable por electrólisis en tres fases que sumarán 112 MW de potencia. Adicionalmente, se trabajará en la producción de hidrógeno a partir de residuos y biomasa.

El hidrógeno renovable será utilizado para afianzar y desarrollar la economía del hidrógeno a partir del Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C). El objetivo es generar usos del hidrógeno renovable para descarbonizar la industria, para usos de movilidad y producción de combustibles sintéticos y biocombustibles.