Tiempo de lectura estimado: menos de un minuto

El Port de Barcelona ha dado inicio a las obras de prolongación del espigón de Sant Sebastià. Una actuación que tiene por objetivo proteger de forma sostenible la playa y prevenir la erosión y la pérdida de arena que se produce cuando hay temporales marítimos. La obra cuenta con un presupuesto de 6,87 millones de euros.

El presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, ha visitado hoy las obras que comenzaron en octubre y que cuentan con un plazo de ejecución de 17 meses. Representantes de la UTE encargada de realizar las obras, Construcciones Rubau i Melchor Mascaró, han acompañado al presidente en su visita.

La actuación consiste en la prolongación del espigón, que actualmente mide 50 metros de longitud, hasta los 160 metros. Buena parte de este, quedará sumergido.

Se trata de una de las actuaciones contempladas en el plan de inversión que el Port de Barcelona destina en el presente ejercicio a la construcción y mejora de infraestructuras portuarias.