Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) ha instalado en el edificio de Administración de la institución portuaria y en la cubierta de la Estación Marítima de Algeciras dos estaciones medidoras que permiten obtener en tiempo real datos de la calidad del aire.

Estos dispositivos evalúan a través de microsensores los parámetros más representativos de la calidad del aire. Así, cada 15 minutos actualizan la información que recogen sobre las concentraciones de Monóxido de Carbono (CO), Dióxido de Nitrógeno (NO2), Ozono (O3), Dióxido de Azufre (SO2) y partículas. La clasificación de estos datos se realiza según lo dictado por el Índice Nacional de Calidad del Aire (ICA) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).  

Además, las estaciones aportan datos meteorológicos como la presión, temperatura, velocidad y dirección del viento, o la humedad relativa. La información puede consultarse en directo en la web de la institución y en los dispositivos móviles a través de un código QR, que permitirá que los datos estén al alcance de todos los ciudadanos de forma clara y permanente.

Según han informado las fuentes, esta iniciativa, en la que la APBA viene trabajando en los últimos años, es resultado de las indicaciones obtenidas tras el proyecto «Diagnóstico de la calidad del aire en la zona de servicio de la APBA, término municipal de Algeciras y su entorno», suponiendo un paso más en el compromiso de la institución con la sostenibilidad. La iniciativa complementa las llevadas a cabo en relación con la identificación del origen de episodios puntuales de malos olores en el recinto portuario.

Narices electrónicas

A las estaciones de monitorización, se suman las 25 narices electrónicas fijas y una móvil con las que ya cuenta la APBA desde 2018 y que permiten identificar la procedencia de posibles fuentes de emisiones de olores. En este último caso, se trata de sensores capaces de detectar cambios en la composición del aire y enviar una señal de aviso en tiempo real, con el que el Departamento de Sostenibilidad de la APBA y la Policía Portuaria pueden localizar el posible foco de emisión y, así, tomar las medidas oportunas en cada caso.