Tiempo de lectura estimado: menos de un minuto

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha sustituido los vehículos que componen su flota, y el 71% de los mismos están propulsados por combustibles alternativos. La nueva flota cuenta, concretamente, con 21 coches eléctricos, tres híbridos, dos de GLP y uno híbrido enchufable. 

“A medida que vayamos rejuveneciendo la flota, iremos adquiriendo nuevas unidades más respetuosas con el medioambiente”, apuntan sus responsables. De este modo, la Autoridad Portuaria ha pasado del 30 al 75% de vehículos alimentados por combustibles alternativos.

Para poder recargar los vehículos eléctricos se han instalado 14 puntos de recarga dobles distribuidos en los aparcamientos de sus oficinas y en el Centro de Protección y Emergencias. Se trata de puntos de recarga rápida de 22 kw que permiten una carga completa de los vehículos en menos de tres horas, con una autonomía de entre 200 y 300 kilómetros. Ha previsto, asimismo, que próximamente se lleve a cabo el despliegue de varios puntos de recarga de uso público en varias ubicaciones de las instalaciones portuarias.

El próximo hito en materia medioambiental de la APB será la elaboración de un plan de transición energética, que estará finalizado a comienzos de 2022, con el fin de descarbonizar la actividad portuaria en 2050.