Pere Macias, presidente de la Fundació Cercle d'Infraestructures; Alba Bou, teniente de alcalde del área de Alcaldía del Ayuntamiento del Prat de Llobregat; Mercè Conesa, presidenta del Puerto de Barcelona, y Joan Carles Valero, periodista editor ejecutivo de Ellobregat. Foto L. Escrihuela.
Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha reiterado una vez más el compromiso de la infraestructura portuaria con la sostenibilidad y ha asegurado que “el Puerto no quiere ni puede quedar fuera de la emergencia climática”. Así lo ha afirmado esta mañana durante su intervención en la conferencia “El Puerto, infraestructura de sostenibilidad para las ciudades” organizada por la Fundació Cercle d’Infraestructures.

El periodista Joan Carles Valero, editor ejecutivo de Ellobregat, que ha formado parte del evento, ha afirmado que “el Puerto ya hace tiempo que ha hecho un planteamiento de cómo preparar la infraestructura portuaria para los cambios que deben cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles y la agenda 2030”. De hecho, Mercè Conesa ha señalado que “tenemos claro que el Puerto no solo es un elemento económico para la sociedad, sino que también debe tomar medidas en la aportación social y medioambiental”. En este sentido, la presidenta del Puerto ha señalado que el objetivo del puerto es crear valor en tres sentidos específicos: ambiental, económico y social.

Valor ambiental

Mercè Conesa ha recordado el proyecto de electrificación de muelles, que se prevé que sobre el 2030 ya sea una realidad. Además, ha incidido en la importancia de la intermodalidad y en la apuesta por el ferrocarril, coincidiendo con Alba Bou, teniente de alcalde del área de Alcaldía del Ayuntamiento del Prat de Llobregat, quién ha señalado la “necesidad de garantizar un acceso ferroviario en condiciones para el Puerto”.

“Debemos priorizar el entendimiento entre todas las administraciones y debemos estar alineados en la lucha contra el cambio climático”, por lo que, “debemos consensuar la valoración de los datos”. En este sentido, Conesa ha confesado que “el Puerto somos conscientes de que la actividad marítima genera emisiones de CO2 al planeta”, que la infraestructura portuaria cifra en 315.000 toneladas de CO2 las emisiones que se producen en el territorio portuario, “donde el Puerto puede actuar y actúa”, ha añadido Conesa.

Valor económico

En referencia al valor económico, el Puerto quiere fomentar el crecimiento económico, inclusivo y sostenible. Durante su intervención, la presidenta del Puerto ha confirmado que “el valor de las mercancías del año 2018 alcanzó los 86.630 millones de euros”, lo que lo sitúa como primer puerto de España. En esta línea, Pere Macias, presidente de la Fundació Cercle d’Infraestructures ha explicado la importancia del recinto portuario catalán, que representa el 1,7% del PIB de Catalunya, es decir, 3.530 millones de euros anuales, y que genera 41.200 puestos de trabajo.

“Los indicadores de tráfico que tuvimos en 2016, 2017 y 2018 reflejan un crecimiento muy importante del tráfico de mercancías, y este 2019 el crecimiento ya es claro y hemos consolidado un salto de escala”, ha remarcado Mercè Conesa, quien ha señalado que “este debe ser el crecimiento normal y habitual del Puerto, además de ser sostenible”.

Sobre el crecimiento de las infraestructuras, Conesa ha remarcado la importancia de estudiar si el mercado está preparado para absorber la operativa de una posible ampliación. “En estos momentos el Puerto tiene capacidad suficiente en la operativa para abastecer la demanda, por tanto, aún podemos alimentar la demanda comercial, por este motivo, el Puerto estudia muy bien los mercados y la demanda comercial para saber si se puede proponer una ampliación a medio o largo plazo” teniendo en cuenta la existencia de retorno económico y ambiental.

Al acto han asistido diferentes entidades y personalidades como Núria Burguera, directora de comunicación del Puerto de Barcelona; Manel Galán, director de Relaciones Internacionales y Promoción del Puerto de Barcelona, o José Alberto Carbonell, director general del Puerto de Barcelona, entre otros. Foto L. Escrihuela.

Valor social 

Otro de los objetivos del Puerto es crear valor social  “que identificamos con garantizar una vida saludable y promover el bienestar”, ha afirmado Conesa. Por ejemplo, los accidentes laborales en el recinto portuario se han reducido un 15,6%, y las empresas trabajan en sistemas de prevención de riesgos laborales.

La presidenta del Puerto ha incidido en que “el valor social hace que mejore la actividad del Puerto” mediante, por ejemplo, la garantía de una educación inclusiva y de calidad. En este sentido, Conesa ha destacado el programa Forma’t al Port, lo que puede suponer una oportunidad para las personas interesadas en encontrar una salida profesional en este sector.