Daniel Ruiz, consultor ambiental para la introducción de Gas Natural Licuado del Port de Barcelona, presidió la asamblea general de RePort. Foto L. Escrihuela.
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

El proyecto RePort, liderado por el Puerto de Barcelona y destinado a impulsar el gas natural como combustible alternativo para los camiones, avanza positivamente y prepara los detalles de su última fase.

“A día de hoy ya tenemos 25 camiones transformados a gas natural comprimido (GNC), y el último restante se transformará a gas natural licuado (GNL). Para ello se pondrán unos depósitos de GNL y se adaptará el motor para que pueda funcionar tanto con diésel como con gas”, explicó a este Diario Daniel Ruiz, consultor ambiental para la introducción de Gas Natural Licuado del Port de Barcelona. 

Ayer, Daniel Ruiz presidió la asamblea general del proyecto RePort, que tenía como objetivo esclarecer los últimos puntos de la fase final del proyecto, que finaliza el 15 de abril de este año, como “cerrar la parte técnica del proyecto y la justificación económica, donde debe presentarse toda la documentación para poder tramitar la subvención”. Asimismo, el encuentro también sirvió para “hablar sobre la última transformación del camión a GNL”. 

Según explicó Ruiz, los camiones transformados corresponden a diferentes compañías que forman parte de la Asociación de Transportistas Empresarios de Contenedores (ATEC). 

En palabras de Daniel Ruiz, lo más importante de esta iniciativa que lidera y coordina el Puerto de Barcelona es la “reducción de las emisiones de NOx y CO2”, además de la “reducción de la factura económica, ya que con el gas natural se consume menos diésel, por tanto es más rentable para los camioneros”.

Proyecto RePort

El proyecto RePort consiste “en la transformación de 26 camiones que trabajan en el Puerto de Barcelona y transportan contenedores de mercancías, transformarlos de diésel a la modalidad dual-fuel, con gas natural comprimido o gas natural licuado”, declaró Daniel Ruiz, del Port de Barcelona.

RePort está financiado con los Fondos Europeos de Desarrollo Regional de la Unión Europea en el marco del Programa Operativo FEDER de Catalunya, gestionados por Acció, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Catalunya, cuenta.

Los socios del proyecto son la Asociación de Transportistas Empresarios de Contenedores (ATEC), Gas Natural Fenosa, Generalitat de Catalunya, Dimsport Spain, IDIADA o el Barcelona Supercomputing Center, l’Escola Europea-Intermodal Transport, entre otros. 

Daniel Ruiz reiteró que “la transformación de los motores ha consistido en la instalación de una centralita”, la cual controla la inyección de gas en el motor y los depósitos de gas. De los camiones que forman parte del proyecto, 25 cuentan con depósito de gas natural comprimido y uno con gas natural licuado.