Ponentes participantes en la jornada sobre la calidad de las aguas y el saneamiento en el Puerto de Barcelona celebrada el viernes. Foto A.Tejera.
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

“Las aguas de un puerto son fruto de muchas perturbaciones, tanto costeras como de la operativa portuaria, aún así como Puerto podemos sentirnos orgullosos de la calidad de nuestras aguas, que son bastante buenas”. Así lo afirmó en una entrevista a este Diario el técnico responsable de Medios Marinos del Puerto de Barcelona, Javier Romo, en la jornada sobre calidad de las aguas y saneamiento del Puerto de Barcelona, que se celebró el viernes en la Ciudad Condal.

El evento reunió “por primera vez” a representantes de dos áreas importantes en el estado de la calidad del agua del Puerto de Barcelona, como son el conocimiento científico-técnico y el conocimiento de la operativa portuaria, “para intercambiar puntos de vista y aunar esfuerzos con el objetivo de mejorar la gestión y el saneamiento”, apuntó Javier Romo.

 

Acciones principales

En este sentido, Javier Romo explicó que “trabajamos día a día mejorando los sistemas de gestión, los planes de respuesta y las nuevas exigencias a las que están sometidos los operadores portuarios, de bunkerin, marpol y las propias terminales”. “Gracias a todo este trabajo, que implica a mucha gente y muchos operadores, vamos viendo mejoras en el día a día”, agregó.

 

“Trabajamos día a día mejorando los sistemas de gestión, los planes de respuesta y las nuevas exigencias a las que están sometidos los operadores portuarios

 

Así, desde el Puerto de Barcelona “apostamos por la inversión en infraestructuras como son: la red de saneamiento del puerto, la apertura de la nueva bocana norte y otras infraestructuras metropolitanas”, detalló Javier Romo. “Todo esto, ha generado una mejora en la calidad de las aguas”.

Por otra parte, el técnico responsable de Medios Marinos del Puerto de Barcelona señaló que “tenemos también propuestas de mejora desde el punto de vista de gestión, así como: nuevos criterios para aprobar nuevas operativas portuarias o planes de respuesta cada ves más rápidos y más inmediatos, entre otros”. No obstante, “existe tanta información que tratar en un sistema tan poliédrico, que hay que contemplar todos los datos en su conjunto y aún así vemos que los resultados son óptimos”, apuntó Javier Romo.

La jornada reunió a más de 50 representantes de las áreas de conocimiento científico-técnico y conocimiento de la operativa portuaria. Foto A.T.

Nuevos retos

Respecto a las principales preocupaciones en el ámbito de la calidad de las aguas marinas del Puerto de Barcelona, Javier Romo señaló que éstas giran en torno a la aparición de nuevos elementos de contaminación.

Entre estos factores, el técnico destacó: la introducción de especies por agua de lastre, la contaminación de los sedimentos, nuevos contaminantes encontrados por usos de la ciudadanía y nuevos sistemas de gestión de aguas efluentes de buques que pueden aportar cierta cantidad de contaminantes, entre otros. “Todo esto son nuevos retos a los que nos enfrentamos y a los que poco a poco debemos ir adaptándonos”, concluyó Javier Romo.