El proyecto del Hermitage atraería una inversión privada de unos 50 millones de euros, según un estudio encargado por el Instituto Municipal de Cultura.
Tiempo de lectura estimado: menos de un minuto

El Puerto de Barcelona ha presentado alegaciones a la negativa del Ayuntamiento de Barcelona al desarrollo del proyecto del Hermitage en la Nova Bocana del recinto portuario.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, considera que «un proyecto cultural de la magnitud del Hermitage es de extrema importancia en estos momentos para Barcelona» y así lo demuestra el hecho de que, tal como recoge el Puerto en sus alegaciones, «este proyecto supondría atraer una inversión privada de unos 50 millones de euros y generaría 377 nuevos puestos de trabajo», según un estudio encargado por el Instituto Municipal de Cultura.

En las alegaciones, el Puerto de Barcelona defiende que el Hermitage es un proyecto de interés general que supone un espacio cultural y un proyecto arquitectónico emblemático que cuenta con el apoyo de numerosas entidades y asociaciones, tanto del barrio de la Barceloneta como del resto de la ciudad. «Este proyecto refuerza dos de los aspectos más valorados de Barcelona: la cultura y la arquitectura», apuntan desde la APB.