El simulacro de derrame en aguas abiertas en el Port de Barcelona tuvo lugar ayer durante la mañana.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

El Port de Barcelona realizó ayer un simulacro de derrame en aguas abiertas, que ha comportado la activación del Plan Interior Marítimo (PIM), de lucha contra la contaminación marítima para evaluar el tiempo y la capacidad de respuesta de todos los implicados en estos operativos. Este ejercicio forma parte de la política de prevención y minimización de riesgos en el ámbito del medioambiente y la seguridad del Port de Barcelona.

El simulacro se ha realizado con la participación del Centro de Control de la Policía Portuaria, que se ha encargado de la coordinación de las comunicaciones, la compañía de amarres Cemesa, la compañía de remolcadores Rebarsa y el departamento de Medio Ambiente del Port de Barcelona, responsable del Plan Interior Marítimo (PIM).

Este ejercicio se ha organizado siguiendo la siguiente cronología: una embarcación detecta un vertido contaminante en aguas abiertas, entre la bocana sur y la zona de fondeo del Port de Barcelona. El Centro de Control del Port contacta con el director de Medio Ambiente, que activa la alerta del PIM y ordena a una embarcación del servicio de amarre que se traslade hasta el derrame para hacer la verificación y evaluación.

Una vez se ha verificado, se activa la Fase d’Emergència Zero del PIM del Port de Barcelona, y se comunica a todos los implicados. Seguidamente, se moviliza un remolcador, el cual carga a bordo la barrera anticontaminación del Port de Barcelona y se traslada hasta el derrame; el remolcador rodea el derrame y se coloca el skimmer, o aspirador, que se encarga de retirar el derrame del agua.

Una vez finalizado el simulacro, los diferentes implicados evaluaron cómo se ha desarrollado la parte de la que son responsables y cómo se ha coordinado el conjunto del ejercicio. 

Para los organizadores, ha sido especialmente importante conocer los tiempos necesarios para completar cada una de las actuaciones (carga de la barrera en el remolcador, traslado hasta la zona de derrame, despliegue de la barrera, etc.) y saber si los medios empleados son suficientes y adecuados.