Una vez adjudicada la obra, el plazo de ejecución es de cinco meses.
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

Un total de cinco empresas se han presentado a la licitación presentada por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) para la ejecución de las pantallas de protección durante la manipulación y acopio de graneles y otras medidas para la mejorar medioambiental de la dársena de La Cabezuela-Puerto Real.

Tras la evaluación de las ofertas, se seleccionará la mejor y, posteriormente, se procederá a la adjudicación del proyecto, que tiene un plazo de ejecución de 5 meses y un presupuesto de 2 millones de euros.

La Autoridad Portuaria mantiene su objetivo de acelerar al máximo los plazos para que la realización de las pantallas y el resto de mejoras medioambientales se ejecuten lo antes posible.

Como se sabe, la principal intervención del proyecto será la ejecución de nuevas pantallas de protección durante las labores de manipulación de graneles en la carga y descarga de los buques con un diseño eficiente que limite la propagación del polvo en suspensión. La zona protegida se va a ampliar de los 75 metros actuales, a 233 metros lineales y la altura de las mismas ascenderá a los 14 metros.

Las pantallas se colocarán a 72 metros del cantil con alineación en forma de corchete ([). La barrera obtenida estará formada por 58 módulos de pantallas de 4 metros de longitud, de las que 42 se ubicarán paralelas al muelle y 16, perpendiculares a él, en dos alineaciones de 8 módulos cada una.

Las pantallas serán de estructura metálica galvanizada en caliente, con cimentación de hormigón armado y barrera textil. La parte superior tendrá una inclinación de 42º para mejorar su eficiencia. 

Asimismo, se instalarán cuatro cañones móviles de pulverización de agua, con objeto de complementar la protección de determinadas posiciones de manipulación de los graneles y perfeccionar la acción protectora de las barreras en determinadas condiciones meteorológicas. Los cañones se podrán disponer en 6 ubicaciones diferentes.