El proyecto, que también incluye la pavimentación de una zona del muelle, entre otras medidas, quedará terminado en febrero.
Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

La puesta en marcha de las nuevas medidas medioambientales para mejorar la sostenibilidad de la dársena de La Cabezuela-Puerto Real durante la manipulación y acopio de graneles estará completada a finales de febrero.

El proyecto cuenta con varias medidas de las que la principal intervención es la instalación de nuevas pantallas de protección durante las labores de manipulación de graneles en la carga y descarga de los buques con un diseño más eficiente que limita la propagación del polvo en suspensión. La zona protegida tendrá 233 metros lineales y la altura de las pantallas ascenderá a los 14 metros.

La cimentación de las pantallas está ejecutada en su totalidad, mientras que la estructura metálica que servirá de soporte a la barrera textil está actualmente en fabricación y montaje, que se espera concluir en diciembre. Una vez montada toda la estructura, se procederá a colocar una malla especial de protección, (similar a la que tiene Navantia Cádiz en sus instalaciones) que quedará lista previsiblemente en enero. 

Las pantallas se están colocando a 72 metros del cantil con alineación en forma de corchete. La barrera está formada por 58 módulos de pantallas de 4 metros de longitud, de las que 42 se ubican paralelas al muelle y 16, perpendiculares a él, en dos alineaciones de 8 módulos cada una. La parte superior tiene una inclinación de 42º para mejorar su eficiencia.

Asimismo, se instalarán cuatro cañones móviles de pulverización de agua, con objeto de complementar la protección de determinadas posiciones de manipulación de los graneles y perfeccionar la acción protectora de las barreras en determinadas condiciones meteorológicas. Los cañones se podrán disponer en 6 ubicaciones diferentes.

Los servicios de agua y electricidad para estos cañones están también en ejecución y se espera finalizar en diciembre, al igual que el sistema de alerta de detección de vientos que hace que se active la pulverizadora.

Finalmente, la pavimentación prevista en la zona para evitar la acumulación de material en oquedades y facilitar la limpieza de los muelles, se desarrollará en dos fases, la primera de las cuales comenzará a partir de la semana que viene..

La AP de la Bahía de Cádiz avanza en los trabajos de colocación de las pantallas de protección en La Cabezuela-Puerto Real.

Con el objetivo de maximizar la ordenación del tráfico de vehículos pesados y controlar de forma más eficiente la limpieza de las zonas de circulación de dicho vehículos, se procederá también a mejorar la señalización de los viales de conexión interior del puerto, fundamentalmente entre la zona de carga y descarga y acopio en muelle, y el acceso portuario.

 

Más iniciativas en materia de sostenibilidad

La Autoridad Portuaria ha puesto en marcha además recientemente un Sistema de Gestión Ambiental que permitirá controlar y mejorar la emisiones en Cabezuela, entre otros objetivos, y gracias también a la instalación de dos estaciones de medición de última generación en colaboración con la Junta de Andalucía, podrá controlar la eficacia de las mejoras ambientales implementadas, además de conocer al detalle las emisiones en ambas zonas en tiempo real y seguir tomando medidas que mejoren la sostenibilidad del puerto.

En este sentido, los resultados que arrojen las mediciones sobre la eficiencia de las medidas una vez puestas en marcha, llevarán a la Autoridad Portuaria a reforzar las inversiones si fuera necesario con objeto de lograr el menor impacto de la actividad en el entorno.

La APBC tiene, de hecho, previsto en una segunda fase realizar un esfuerzo inversor en la mejora de la pavimentación del resto del muelle y en la nivelación del vial de acceso ferroviario, para cuando esté operativo el ferrocarril en Cabezuela, que redundará también en la mejora medioambiental de la dársena.