El presidente de la AP de Málaga, Carlos Rubio, y el director de la APM, José Moyano, junto a miembros de la Policía Portuaria y los vehículos adquiridos.
Tiempo de lectura estimado: menos de un minuto

La Autoridad Portuaria de Málaga, en su apuesta por la sostenibilidad, ha renovado su flota de vehículos para facilitar los desplazamientos de la Policía Portuaria y de los Servicios Operativos dentro del recinto.

Las nuevas adquisiciones son cuatro vehículos híbridos de la marca KIA y dos furgonetas eléctricas de la marca Renault, que se enmarcan en la iniciativa «Puerto Verde», promovida por el organismo público en su compromiso para un desarrollo sostenible de la actividad portuaria.