El estudio medirá la ecoeficiencia de cada una de las empresas de Valenciaport que participan en el proyecto Ecoport y buscará cómo obtener la ecoeficiencia.
Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Con el objetivo de seguir mejorando su actuación para alcanzar sus metas de sostenibilidad y eficiencia, la Autoridad Portuaria de Valencia ha iniciado la tramitación para adjudicar un trabajo de investigación que medirá los niveles de ecoeficiencia de Valenciaport.

Además definirá la hoja de ruta para la mejora de su desempeño energético-ambiental y actualizará el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) del Puerto de Valencia así como su huella de carbono en los ejercicios 2017 y 2018.

El “Estudio y análisis estadístico de los niveles de ecoeficiencia de Valenciaport, definición estratégica de la hoja de ruta para su mejora y actualización de inventario de GEIs del puerto de Valencia” se licita como un contrato de servicio, con un valor estimado de 46.000 euros (sin impuestos) y un plazo de ejecución de 12 meses. Los interesados podrán presentar sus ofertas hasta el 26 de mayo, a las 13 horas. Además, destaca la APV, “solo se atenderán las consultas planteadas a través de la PCSP dentro del plazo fijado para ello”.

 

La meta, subraya la APV, es contar en un año con un ranking de la ecoeficiencia alcanzada por los puertos de Sagunto, Valencia y Gandia y que se determine el índice de calidad de ecoeficiencia en los puertos de Valenciaport

 

Fases y objetivos

La ejecución de los trabajos se dividirá en dos fases diferenciadas. Una primera en la que se realizará “El estudio y análisis estadístico de los niveles de ecoeficiencia de Valenciaport y definición estratégica de la hoja de ruta para su mejora” y una segunda en la que el estudio se centrará en la “Actualización del inventario de GEIs y a los efectos de la actualización de la huella de carbono”.

La meta, subraya la APV, es contar en un año con un ranking de la ecoeficiencia alcanzada por los puertos de Sagunto, Valencia y Gandia y que se determine el índice de calidad de ecoeficiencia en los puertos de Valenciaport.

Comunidad portuaria, aliada 

Los trabajos que se van desarrollar en la presente investigación requieren de la colaboración de la comunidad portuaria valenciana, cuya implicación es evidente desde hace años, no hay más que recordar la participación activa de las empresas en proyectos como Ecoport I, el actual Ecoport II y en acciones concretas en las que participan aportando su experiencia o convirtiéndose en el campo de pruebas de estudios europeos como el actual H2PORTS. 

El estudio medirá la ecoeficiencia de cada una de las empresas de Valenciaport que participan en el proyecto Ecoport y buscará cómo obtener la ecoeficiencia global de toda la comunidad portuaria de la APV

En esta ocasión, se contará con la comunidad portuaria en la clasificación, jerarquización y obtención de la importancia relativa de las variables energético-ambientales estratégicas de los puertos y su posterior conversión en indicadores, ya que se buscará la validación con terminales y concesionarias. Es más, también está prevista la toma de datos de las terminales y concesionarias para la medición del sistema energético-ambiental de Valenciaport con el fin de determinar la ecoeficiencia de las mismas y, en función de los datos obtenidos, determinar las terminales y concesionarias más eficientes del sistema portuario (se detectarán fortalezas y debilidades).

El estudio medirá la ecoeficiencia de cada una de las empresas de Valenciaport que participan en el proyecto Ecoport y buscará cómo obtener la ecoeficiencia global de toda la comunidad portuaria de la APV. De ahí que esté prevista la generación de hojas de ruta para cada grupo de empresas que participe en la investigación.

Se actualizará el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) del Puerto de Valencia así como su huella de carbono en los ejercicios 2017 y 2018

Además, se contará con una descripción de los grupos de empresas analizadas según ecoeficiencia y nivel de desempeño en variables energético-ambientales y con un Plan Estratégico (hoja de ruta de mejora según fortalezas y debilidades de los grupos detectados en Valenciaport) e informes de verificación de la huella de carbono del Puerto de Valencia de  los años 2015, 2016, 2017, 2018 con los factores de emisión de la OECC y los informes de verificación de la huella de carbono del Puerto de Valencia de los años 2017 y 2018 con los factores de emisión de IVACE 2008.

Ecoport II: objetivos ambientales alcanzables

La Autoridad Portuaria de Valencia cuenta desde hace años con un grupo de trabajo denominado Ecoport II que persigue mejorar el estado ambiental de los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de Valencia. En sus últimas sesiones de trabajo se ha constatado la necesidad de evolucionar en el sentido de establecer en los recintos portuarios de la APV una estrategia ambiental que facilite y diagnostique el estado de compromiso ambiental de las empresas, así como conocer cómo se encuentran ambientalmente frente a otras empresas del sector y poder de esta manera establecer líneas de mejora. 

De esta necesidad surge “la contratación de un servicio auxiliar para medir los niveles de eco eficiencia de Valenciaport, la definición estratégica de la hoja de ruta para la mejora de su desempeño energético-ambiental, así como la actualización del inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI’s) del Puerto de Valencia y cálculo de la huella de carbono en los ejercicios 2017 y 2018”, describe la APV en el pliego.

Cabe recordar que el proyecto Ecoport II ha realizado recientemente un balance de los objetivos ambientales alcanzados durante 2019 entre los que se han destacado el incremento del 9% en el volumen de residuos valorizados (con un total de 800 kilogramos) y la reducción del consumo de agua en un 17%, el equivalente a 1.500 litros. 

Además , también se han constatado ahorros medios en el consumo de combustible del 19%, lo que supone haber dejado de utilizar 300.000 litros y el consumo eléctrico también cayó de media un 9,5%, que traducido a valores absolutos supone 802.000 Kw/h menos.