El sistema portuario español, a la cabeza en la lucha contra el cambio climático

Tiempo de lectura estimado: 12 minutos
Los puertos españoles mantienen su compromiso por compatibilizar crecimiento económico y respeto ambiental. Foto: DP.

La sostenibilidad se ha convertido en uno de los principales retos de los puertos en todo el mundo. Se trata de una realidad que, aunque ya se estaba produciendo desde hace tiempo, se ha acelerado como consecuencia de la expansión de la pandemia y los debates que la crisis del Covid-19 ha generado.

Los puertos españoles mantienen su compromiso por compatibilizar crecimiento económico y respeto ambiental. Foto: DP.

Hace años que el sistema portuario nacional ha puesto en primera línea de sus acciones la sostenibilidad ambiental. Cada año, las autoridades portuarias dedican una parte importante de sus presupuestos al desarrollo de proyectos y acciones que reduzcan el impacto de la actividad portuaria en el medio ambiente, haciendo ver que es posible conjugar crecimiento económico con el cuidado del medio ambiente.

En ese sentido, los puertos deben ser actores clave en la transformación del modelo económico. Al aglutinar a muchos sectores productivos, actúan como punta de lanza en los cambios que se deben implementar en las industrias que se sirven de ellos.

Los puertos españoles están haciendo sus deberes en materia ambiental, tal y como recuerdan desde asociaciones como el World Ports Sustainability Program (WPSP), que incide en que los pocos certificados EMAS que ostentan puertos europeos recaen principalmente en enclaves españoles.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente el pasado 5 de junio, fueron varias las autoridades portuarias que organizaron actividades y quisieron recordar su implicación en este reto. Es el caso de los webinars de los puertos de Valencia o Barcelona, que contaron con la participación de expertos en la materia para abordar los esfuerzos que están destinando los puertos y las últimas tendencias en materia de sostenibilidad portuaria.

Los puertos españoles deben actuar como puntas de lanza en la transformación hacia un modelo económico sostenible al aglutinar a buena parte de los sectores productivos de un país

Tendencias europeas

A nivel europeo, los objetivos están claros. La descarbonización, la implementación de la economía circular, la utilización  de energías renovables y la reducción a cero de las emisiones contaminantes son objetivos en los que los puertos del continente ya trabajan desde hace tiempo.

Así lo confirmaron expertos como Laurent Aubouy, director de R&D de la Fundació LEITAT, o Antonis Michail, director técnico de World Ports Sustainability Program (WPSP). 

Durante sus intervenciones en los webinarios de Barcelona y Valencia, respectivamente, ambos incidieron en que la acción de los puertos europeos debe pivotar sobre la mejora de la calidad del aire, un consumo energético más óptimo, la relación con la comunidad local, la gestión de los residuos de los buques o la mejora de la calidad del agua, entre otras.

Tanto Auboy como Michelis destacaron la labor que están realizando las Autoridades Portuarias de Barcelona y Valencia como vanguardia en la lucha contra el cambio climático en España.

Los pilares sobre los que trabaja el WPSP, que aglutina a buena parte de los puertos europeos, son la consecución de infraestructuras resilientes, las acciones de mejora energética y lucha contra el cambio climático, la mejora de la relación puerto-ciudad, la seguridad y una profundización en la gobernanza portuaria marcada por la ética.

Algunas de las iniciativas que a nivel europeo se están desarrollando descansan sobre la mitigación y adaptación al cambio climático, la mejora del tratamiento ambiental de los buques o la utilización de combustibles más limpios.Las autoridades portuarias dedican una parte importante de sus presupuestos al desarrollo de proyectos y acciones que reduzcan el impacto de la actividad portuaria en el medio ambiente

Digitalización e innovación, aliados imprescindibles

La aplicación de las nuevas tecnologías se ha convertido en un aliado imprescindible para los puertos españoles en su lucha contra el cambio climático y por la reducción de las emisiones contaminantes.

Aunque hoy por hoy la mayoría de los proyectos están en una fase incipiente, lo cierto es que la implementación de las tecnologías de la información han servido para optimizar la operativa portuaria y evitar, consecuentemente, las ineficiencias que provocan una mayor utilización de las fuentes de energía y, por tanto, mayores emisiones a la atmósfera.

Estas nuevas tecnologías pueden ayudar a buscar ineficiencias y, a partir de ahí, elaborar planes de futuro con los que poder reducir esas emisiones contaminantes o la utilización de recursos. Algunas empresas de la comunidad portuaria ya han hecho patente esa apuesta por la digitalización de procesos, aunque su implantación a nivel general es aún baja. Por ello, articular medidas como el Fondo Puertos 4.0 es un primer paso hacia la penetración de acciones innovadoras en el día a día de los puertos españoles.


Mercè Conesa, presidenta de la APB; Jordi Vila, responsable de Medioambiente del Puerto de Barcelona; y Laurent Aubouy, director de R&D de LEITAT.

Conesa: “Debemos ser puertos más verdes y más eficientes”

El Puerto de Barcelona ha adquirido su compromiso con la descarbonización, a través de la puesta en marcha del plan de electrificación de muelles. Así, el puerto mantiene su objetivo de reducir el 50% de sus emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2030 y conseguir ser completamente neutro en el 2050. “Debemos ser puertos más verdes, más eficientes y, a la vez, debemos estar preparados para mantener la cadena logística”. Así lo apuntó la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), Mercè Conesa, en el webinar organizado por la APB. “Para ello, hemos alineado nuestra estructura a este objetivo”, destacó. “Pero además son necesarias también la dotación de los recursos y las alianzas con las administraciones públicas y con otros puertos”, continuó Conesa.

Por su parte, el responsable de Medio Ambiente del Puerto de Barcelona, Jordi Vila, centró su exposición en repasar dos de los proyectos en los que trabaja la APB: la mejora de la calidad de las aguas del Puerto y el camino hacia la descarbonización.

Mejora de la calidad de las aguas

En este sentido, Jordi Vila destacó que las aguas han mejorado en los últimos años gracias a algunas actuaciones como: la construcción red de saneamiento; la construcción de la depuradora; la reducción de las descargas en sistema unitario; el plan de contingencia, que ayuda a reducir el número de sustancias perjudiciales en la red; o los servicios MARPOL, entre otros.

Por otra parte, Jordi Vila destacó que el Puerto de Barcelona aprobó en 2016 un plan de calidad del aire, “que ahora se está actualizando y que incluye hasta 50 medidas concretas”. Entre estas medidas, el puerto catalán apuesta por: bonificar a las líneas que utilizan combustibles limpios 0 carbón; el proyecto de electrificación de muelles; y la promoción de nuevos combustibles como el Gas Natural Licuado (GNL).

Hub de suministro de GNL

Así, Vila señaló que en los últimos años, “hemos suministrado 55 metros cúbicos de GNL, lo que nos sitúa en uno de los primeros puertos de España y del Mediterráneo en el suministro de este tipo de gas a buques”. Además, el responsable de Medioambiente de la APB detalló que “llevamos contabilizados 48 servicios de suministro de GNL desde cisterna a ferries y 22 servicios de suministro de GNL de gabarra a crucero”.

Plan de descarbonización

El Puerto de Barcelona trabaja en un plan de descarbonización basado en cinco pilares: la implantación de energías renovables, “un objetivo final que pretendemos alcanzar con actuaciones de corto término a través de la instalación fotovoltaica en algunos edificios de la APB”, apuntó Jordi Vila; la instalación de una red inteligente, con conexión a buques y para la carga de vehículos eléctricos; el fomento del vehículo compartido y otras medidas en el ámbito de la movilidad de personas; y la promoción de nuevos combustibles limpios y el fomento de la intermodalidad, “con herramientas como la ecocalculadora”, concluyó Vila.


Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia; Federico Torres, director de Seguridad y Medio Ambiente de la APV; Antonis Michail, director técnico de World Ports Sustainability Program (WPSP); José Luis Muñoz, director general de EIT Climate-KIC España, durante la inauguración del webinar organizado por la APV con motivo del Día del Medio Ambiente.

Valencia, firme en su objetivo hacia las 0 emisiones en 2030

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, quiere el apoyo de la sociedad para avanzar en los proyecto ambientales que está desarrollando el puerto y poder lograr el objetivo de cero emisiones en 2030.

“Contamos con el apoyo de Puertos del Estado y de toda la comunidad portuaria. Ahora, para poder ser un puerto sostenible en el año 2030, queremos contar con la participación de toda la sociedad”, aseguró el presidente de Valenciaport durante la inauguración de un webinario organizado por la APV y la Fundación Valenciaport con motivo de la celebración del Día del Medio Ambiente, junto a José Luis Muñoz, director general de EIT Climate-KIC España; y de Antonis Michail, director técnico de World Ports Sustainability Program (WPSP).

La APV quiere adelantarse a los objetivos de desarrollo sostenible tanto a nivel nacional como europeo. Por ello, está acometiendo toda una serie de proyectos con los que ser un conglomerado portuario autosuficiente energéticamente en el año 2030, como la construcción de una subestación eléctrica, la instalación de paneles solares y de un parque eólico en el puerto de Valencia, además de proyectos específicos como el uso del GNL o el hidrógeno como combustibles limpios, desarrollados entre la Fundación Valenciaport y empresas de la comunidad portuaria.

Tras recordar que la APV lleva trabajando 22 años en proyectos de reducción del impacto de la actividad portuaria en el entorno, Aurelio Martínez aseguró que los objetivos nacionales e internacionales para combatir el cambio climático “se alinean con los nuestros”, y apoyó la implementación de medidas innovadoras y de nuevas tecnologías en proyectos contra el calentamiento global.

Durante el webinario también participaron Eva Pérez, directora de Promoción de la Innovación y Sostenibilidad de la Fundación Valenciaport; Josep Sanz Argent, del Departamento de Innovación y Desarrollo del Clúster de la Fundación Valenciaport; Carlos Fúnez, director de Innovación del Centro Nacional de Hidrógeno; Guillermo Alomar, director de Flota de Baleària; e Irene del Barrio, de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

En estos momentos, la Fundación Valenciaport se erige como un aliado fundamental en la lucha del clúster portuario contra el cambio climático. Hoy por hoy, participa en una serie de proyectos de medición de las emisiones en tiempo real en el puerto de Valencia, que va a servir también para elaborar proyectos a futuro con los que reducir esas emisiones.

Otro de los campos de trabajo en los que participa es en el de la adaptación de la maquinaria portuaria a combustibles más limpios, como el GNL o el hidrógeno. Ese sentido, la colaboración de las terminales está siendo fundamental para testar en tiempo real cómo funciona esa nueva maquinaria.

Asimismo, desarrolla otros proyectos como el Summport, Ecclipse o Loop-Ports, sobre economía circular. Desde la Fundación Valenciaport recordaron su amplia oferta formativa, volcada cada vez más en el refuerzo de acciones y contenidos en esta materia.

Uno de los aspectos en los que más incide la Fundación Valencia es en el del combustible. Se está trabajando en proyectos para la utilización del gas natural licuado, los biocombustibles o los motores eléctricos, así como la utilización del hidrógeno.

La APV trabaja para ser autosuficiente energéticamente en el año 2030.