Los cuatro primeros proyectos para la ZAL Valenciaport suman una inversión conjunta de más de 73 millones de euros. Infografía: Diario del Puerto.
Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Aunque los principales organismos nacionales e internacionales no se ponen de acuerdo en acotar la duración de la crisis, en lo que sí coinciden es que este año se cerrará en negativo, y que la recuperación comenzaría, como pronto, en 2021. Para ese momento, hay que tener en marcha diferentes proyectos que aglutinen tanto inversiones productivas como creación de empleo.

El desarrollo de la ZAL Valenciaport se enmarca en ese contexto. En un entorno de crisis como el actual, el hecho de que un solo proyecto pueda recoger más de 73 millones de euros de inversión y proyecte crear más de 1.500 empleos -entre directos e indirectos- no puede ser desdeñado ni ser catalogado como de segunda. 

Hay que tener en cuenta, además, que los cuatro operadores logísticos que previsiblemente se instalarán en la zona no podrán comenzar a materializar sus planes en la zona hasta mediados del próximo año, toda vez que hayan finalizado las obras licitadas por SEPES.

Desde un principio, APV y VPI han apostado por otorgar a la ZAL un papel principal en la recuperación no sólo de la economía regional, sino también de la más cercana al puerto. Los pliegos de condiciones para la comercialización de las parcelas establecían criterios de ponderación no sólo técnicos y económicos, sino también sociales y ambientales. VPI ha tenido en cuenta las previsiones de creación de empleo, en especial entre aquellos colectivos con alto riesgo de exclusión social. Asimismo, se ha puesto en valor actuaciones que potencien la igualdad de género.

A la hora de ponderar las ofertas también se ha tenido en cuenta las medidas de mejora medioambiental, como por ejemplo la reducción del dióxido de carbono equivalente, el empleo de fuentes de energía alternativas y el compromiso de implementar medidas que contribuyan a la eficiencia energética y a la sostenibilidad.

QA y Pimba Holding

Manzana G2: 33.504 metros cuadrados.

Inversión: 8,6 millones de euros.

Compromiso de creación de empleo: 53 directos y 150 indirectos.

Raminatrans

Manzana F2: 24.683 metros cuadrados.

Inversión: 9,2 millones de euros.

Compromiso de creación de empleo: 50 directos y 150 indirectos.

Medlog Iberia

Manzana B2: 39.601 metros cuadrados.

Inversión: 35,7 millones de euros.

Compromiso de creación de empleo: 25 directos y 500 indirectos.

MSC España

Manzana A2: 34.070 metros cuadrados.

Inversión: 19,8 millones de euros.

Compromiso de creación de empleo: 60 directos y 500 indirectos.

APV y SEPES confluyen en el desarrollo definitivo de la ZAL

Poco a poco, el proyecto de la ZAL Valenciaport va tomando forma. El paso dado por SEPES con la licitación de las obras de la zona de actividades logísticas y la adjudicación de las primeras cuatro parcelas confluyen para dar el impulso definitivo a una ZAL que se convertirá en motor económico para toda la región.

Los planes iniciales de VPI Logística eran adjudicar de forma provisional esas cuatro primeras parcelas a finales del pasado mes de marzo. La irrupción de la pandemia dejó en suspenso este trámite administrativo. En mayo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, aseguró que esa adjudicación se produciría una vez que SEPES licitara las obras que debe acometer en la zona.

De ahí la importancia de la inversión de más de cinco millones que acometerá SEPES. Por un lado, supone recoger las modificaciones acordadas por VPI Logística y el Ayuntamiento de Valencia para plasmarlas en el proyecto de las obras. Por otro, y más importante, da vía libre a VPI para adjudicar esas cuatro primeras parcelas, algo que con toda probabilidad sucederá el próximo viernes 3 de julio en el seno del Consejo de Administración de VPI Logística.

Con todo, las cuatro empresas que optan a esas parcelas (QA y Pimba Holding -IFS-, Raminatrans, MSC España y Medlog Iberia) deberán esperar como mínimo un año para poder empezar a materializar sus proyectos e inversiones, hasta la finalización de las obras de SEPES. En total, hay prevista una inversión conjunta de 73,4 millones de euros, que permitirá la creación de 1.518 empleos.

Más de 20 años con la ZAL a cuestas

1998.- La Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Valencia y SEPES firman un convenio de colaboración para la creación de una ZAL en Valencia. 

2000.- Ratificación de los convenios entre VPI Logística y SEPES, por un lado, y el Instituto Valenciano de la Vivienda y SEPES, por otro, para la creación de una ZAL. 

2005.- SEPES recepciona las obras de urbanización.

2018.- La Generalitat Valenciana requiere a SEPES la redacción de un nuevo proyecto de urbanización de las obras ya ejecutadas. 

La Consellería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio aprobó definitivamente en noviembre el “Plan Especial de la Zona de Actividades Logísticas del Puerto de Valencia (ZAL)”.

2019.- VPI Logística adjudica la redacción de las “Medidas Correctoras para la recepción municipal de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Valencia”, aprobado por la Junta de Gobierno Municipal.

2020.- VPI Logística remite al Ayuntamiento de Valencia el Proyecto de Texto Refundido del Proyecto de “Medidas Correctoras para la Recepción Municipal de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Valencia”, aprobado por la corporación municipal el 30 de abril. SEPES licita las obras en junio por más de 5 millones de euros.