Las start-ups SOLUM y Greenovation, financiadas por la Fundación Valenciaport

32
Equipo de la start-up SOLUM.
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Esta semana se han dado a conocer los ganadores de la Convocatoria Abierta organizada por la Aceleradora de EIT Climate-KIC en colaboración con la Fundación Valenciaport y la Autoridad Portuaria de Valencia, cuyo objetivo era co-financiar 2 start-ups orientadas a la mejora de la sostenibilidad en el sector logístico-portuario en las distintas fases del mencionado programa de aceleración.

Las iniciativas seleccionadas para recibir estas ayudas han sido las presentadas por las start-ups Greenovation y SOLUM. La start-up Greenovation, que ya accedió a la fase 1 de la anterior convocatoria de EIT Climate-KIC, ha pasado en esta nueva convocatoria a la fase 2 en la que recibirá 15.000 euros que facilitarán la validación de su modelo de negocio. 

Greenovation es una spin-off desarrollada por el grupo Greenb2e (proveedor de soluciones energéticas integrales que presta servicios de consultoría, ingeniería, gestión y ‘EPC) que ha desarrollado una plataforma que permitirá certificar, en las futuras instalaciones de energías renovables a implementar en el puerto de Valencia, cualquier medida susceptible de valoración energética a través de la tecnología blockchain.

Por su parte, la start-up SOLUM, que respondió al reto lanzado por Valenciaport sobre innovación en instalaciones fotovoltaicas en puertos, ha sido seleccionada para acceder a la fase 3 de la aceleradora, habiendo pasado el año anterior por las fases 1 y 2 en anteriores convocatorias, y recibirá una ayuda de 30.000 euros para resolver este reto en el ámbito portuario. 

SOLUM ha desarrollado un pavimento fotovoltaico que genera energía solar gracias a las células solares monocristalinas integradas en su estructura, ayudando a reducir las emisiones de CO2 generando energía limpia. Su característica principal es que sus placas están diseñadas para poder ser instaladas en el suelo por lo que son mucho más resistentes y, en un lugar como el puerto, tienen también la ventaja de poder producir energía en zonas donde un panel no podría instalarse.

Ambas start-ups tendrán la posibilidad de trabajar de cerca en el entorno portuario de Valenciaport durante los últimos meses de 2020 mediante la iniciativa #SuperLabPorts, primer hub especializado en innovación y emprendimiento en acción climática para el sector marítimo-portuario, que tiene como vocación ser el espacio de encuentro entre los distintos agentes que componen tanto la industria como el ecosistema innovador y emprendedor.

Uno de los principales propósitos de esta iniciativa es atraer talento al sector logístico-portuario aplicando una estrategia de innovación abierta en el Puerto de Valencia, en alineación con uno de los grandes demostradores en la nueva estrategia de EIT Climate-KIC (Deep Demonstration Net-Zero-Emissions for Resilient Maritime Hubs), donde el co-diseño de soluciones innovadoras de los actores implicados se puedan desarrollar e implantar en el recinto portuario, contribuyendo así a alcanzar su reto de cero emisiones netas en 2030.

 

Jurado

Los dos retos presentados a esta convocatoria (Innovación en instalaciones fotovoltaicas en puertos y Batería virtual para almacenamiento de energía renovable en una red interna) fueron definidos por el Grupo de sostenibilidad del Comité de Innovación del clúster de Valenciaport, del que algunos integrantes como Inés Picazo de SAGGAS y Lucía Calabria de la Fundación Valenciaport, actuaron también como jurado del proceso de selección de las dos start-ups ganadoras que se celebró el pasado 3 de septiembre.

Equipo de la start-up Greenovation.