Alicia Paz, secretaria general; Francesc Sánchez, director general; y Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia. Foto: Raúl Tárrega.
Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

“Tenga la seguridad de que nuestra oferta e interés permanecen intactos y que haremos todos los esfuerzos posibles” para llevar a cabo el proyecto.

Con esta rotundidad se pronunciaba TIL -brazo del Grupo MSC dedicado a la gestión y explotación de terminales portuarias- el pasado mes de noviembre en un escrito a la Autoridad Portuaria de Valencia en el que demandaba una nueva suspensión en los plazos del procedimiento de otorgamiento de la concesión de la nueva terminal de contenedores del puerto de Valencia.

En ese escrito, el terminalista solicita suspender el proceso cuatro meses más, en una petición semejante a la que ya hizo el pasado mes de septiembre y que la APV concedió. En esta ocasión, el Consejo de Administración de la APV ha decidido dejar en suspensión ese plazo por un máximo de tres meses a contar desde el pasado 30 de noviembre, momento en que el organismo presidido por Aurelio Martínez remitió a Puertos del Estado el proyecto constructivo definitivo de la Terminal Norte.

Las razones esgrimidas por TIL en ese escrito son dos. La primera de ellas, y más relevante, los cambios que ha ido sufriendo el proyecto original, que el terminalista quiere sopesar y adaptar al proyecto de su nueva terminal. La segunda, aunque no menos importante, es la situación que está provocando la pandemia en toda Europa, incluida Suiza, país donde el Grupo MSC tiene su sede central a nivel mundial.

La decisión del Consejo de Administración del viernes tiene su base legal en la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, que en su artículo 22 expone las situaciones en las que puede llevarse a cabo esa suspensión.

“Tenga la seguridad de que nuestra oferta e interés permanecen intactos”. Así de rotunda se muestra TIL en un escrito remitido a la APV el pasado mes de noviembre 

La subestación eléctrica, cada vez más cerca

La licitación de la subestación eléctrica en el puerto de Valencia está cada vez más cerca de ser una realidad. El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, avanzó el pasado viernes que “ya hemos recibido la confirmación verbal” por parte de la Generalitat Valenciana, por lo que “esperamos que la confirmación oficial y por escrito llegue la próxima semana”.

Una vez reciba esa notificación, la intención de la APV es sacar a licitación el proyecto de manera inmediata, “puesto que los pliegos ya los tenemos muy avanzados”.

Para la APV es vital contar con esta infraestructura ya que permitirá a los buques que lleguen al puerto de Valencia conectarse a la red eléctrica y apagar sus motores durante sus escalas.

Nuevo paso

Tal y como ha venido informando Diario del Puerto, ahora mismo es Puertos del Estado el que debe dar el siguiente paso, con la remisión de su veredicto sobre el proyecto remitido. 

Aurelio Martínez, presidente de Valenciaport, reconocía el pasado viernes tras el Consejo de Administración que, a pesar de la complejidad del proyecto, “llevamos tiempo trabajando de manera conjunta con Puertos del Estado, por lo que conocen buena parte de la documentación”.

En ese sentido, el dirigente portuario quiere tener clara la respuesta de OPPE entre enero y febrero, “para que podamos estudiarlo en el primer Consejo de Administración del próximo año”, y aseguró que “hay tiempo suficiente para introducir alguna modificación si hubiera de hacerse”. Con todo, los plazos otorgados son máximos, y el proceso volvería a ponerse en marcha “en cuanto Puertos del Estado dé el visto bueno”, aseguraron tanto Aurelio Martínez como Francesc Sánchez. Antes de elevarlo al Consejo de Administración, la APV quiere remitir la respuesta de OPPE a TIL.

 

EL DATO

-10% en la tasa al buque

La Autoridad Portuaria de Valencia tiene previsto rebajar un 10% la tasa al buque en los años 2021 y 2022, una medida que se uniría al resto de bonificaciones que la APV aplica a los clientes y usuarios de los puertos que gestiona. Según avanzó Francesc Sánchez, “esta medida se aplicará estos dos años, y en su momento analizaremos si la mantenemos para el año 2023”. Así se contempla en el Plan de Empresa de la APV para los años 2020-2024, en el que se recogen inversiones y actuaciones por un valor superior a los 552 millones de euros, a los que se suman 270 millones de euros más para acciones ya iniciadas.

Apuesta

Hay que destacar en este punto que desde el primer momento, el Grupo MSC ha mantenido firme su compromiso con llevar a cabo su proyecto de nueva terminal en el puerto de Valencia. 

A pesar de la polémica que en parte de la sociedad ha levantado la puesta en marcha de la nueva terminal y de los cambios y consecuentes retrasos que ha sufrido el proyecto, esta no es la única ocasión en la que TIL ha dejado claro que mantiene su apuesta por Valenciaport. Y es que la terminal que proyecto TIL en el puerto de Valencia es “estratégica para los planes de crecimiento y expansión” de la compañía, tal y como afirmaron en septiembre tanto el Grupo MSC como la APV.

La APV reorganiza parte de su estructura

Tras la salida de Mar Chao hacia Puertos del Estado como nueva directora de Explotación, la Autoridad Portuaria de Valencia deberá reorganizar parte de su estructura, “poniendo en valor a los profesionales que tiene en estos momentos la APV”, tal y como ha reconocido Aurelio Martínez.

Hasta ahora, las funciones de Mar Chao abarcaban dos grandes frentes. Por un lado, la labor comercial; por otro, el desarrollo del PCS de Valenciaport. Pues bien, según ha podido saber Diario del Puerto, las tareas comerciales se desviarán al Departamento Comercial, mientras que las labores relativas a ValenciaportPCS las llevará a cabo personal del Departamento de Transformación Digital.

Mar Chao sale de la APV tras pedir una excedencia especial, por lo que la APV no abrirá ningún proceso de selección externo.Aurelio Martínez ha subrayado la labor realizada por Mar Chao en los últimos años, y espera que “pueda volver algún día a la que siempre será su casa”.