El “Eleanor Roosevelt” será el buque insignia de la estrategia de flota a gas de Baleària, que en 2021 alcanzará los nueve buques.
Tiempo de lectura estimado: 8 minutos

Los puertos de Valencia y Barcelona lideraron las operaciones de bunkering de GNL realizadas en España durante el pasado año. El servicio de suministro de Gas Natural Licuado se integra dentro de la estrategia de ambos enclaves por alcanzar el objetivo de descarbonización de la actividad y el uso de energías limpias.

Baleària, naviera que concentró el 96% de todos los bunkerings de GNL realizados en España durante 2020, trabaja habitualmente en los puertos de Barcelona y Valencia. En estos enclaves, realizó durante el pasado año 714 operaciones de suministro de gas natural en sus seis buques propulsados por esta energía. En concreto, se le suministraron 83.643 metros cúbicos de este combustible.

El año pasado Baleària obtuvo licencias para realizar bunkerings de GNL en los puertos de Dénia, Almería, Málaga, Barcelona, Valencia y Huelva, mientras que en Algeciras se realizaron suministros con autorizaciones puntuales.

Valencia fue el puerto en el que más suministros de este tipo se realizaron, seguido de Barcelona. 

Valencia

En el puerto de Valencia, la naviera llevó a cabo un total de 291 operaciones de abastecimiento de gas natural, hasta alcanzar los 26.777 metros cúbicos, lo que representa el 40% de los bunkerings llevados a cabo por la compañía en España.

Cabe destacar que la Autoridad Portuaria de Valencia y Baleària llevan años colaborando en la introducción del GNL y la mejora de los servicios de abastecimiento a los buques con este combustible con la puesta en marcha del sistema Multi Truck to Ship (MTTS). Así, el 95% de todos los suministros de Baleària se realizaron a través de este método donde varias cisternas suministran simultáneamente el gas natural licuado al buque, de forma que el bunkering es más rápido y eficaz.

Baleària realizó el año pasado 291 suministros de GNL en el Puerto de Valencia con el método multitruck-to-ship, que facilita unas operaciones más rápidas y eficientes.

Los barcos que recibieron este combustible más limpio fueron los cinco ferries que durante el año pasado conectaron el puerto de Valencia con Baleares. ESK fue la empresa encargada de realizar estas cargas.

Sobre este asunto, el presidente de la APV, Aurelio Martínez, señaló: “Uno de los ejes de nuestra actividad ambiental es la colaboración con empresas punteras como Baleària para navegar juntos en el objetivo común de la descarbonización y el uso de energías limpias. Una estrategia que se enmarca en Valenciaport 2030, cero emisiones en la que está inmersa toda la comunidad portuaria para ser uno de los puertos más ecoeficientes de Europa”.

Barcelona

En el Port de Barcelona durante 2020, Baleària llevó a cabo 219 operaciones de suministro de GNL en barcos, sumando 39.149 metros cúbicos. Del total de operaciones realizadas en el enclave, el 96% correspondieron a la naviera que durante el último año ha operado con cuatro barcos a gas en sus conexiones con Baleares.

En el Port de Barcelona, Baleària llevó a cabo 219 operaciones de suministro de GNL en barcos en 2020.

Baleària realizó en el Port 212 operaciones con el método MTTS. ESK fue la empresa encargada de suministrar a estos barcos un total de 25.438 metros cúbicos de GNL, lo que supone el 65% del total suministrado al puerto. El resto de los suministros, un total de 7, correspondieron al crucero «Costa Smeralda» (13.711 metros cúbicos).

«El Port de Barcelona colabora con las navieras para impulsar la transición energética en el mundo marítimo y el GNL es un combustible de transición que nos permite avanzar en el camino para eliminar las emisiones de contaminantes y gases de efecto invernadero, a la vez que se fomenta la investigación en el ámbito del hidrógeno y otros combustibles de cero emisiones para el transporte marítimo», subrayó Mercè Conesa, presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB).

“La experiencia obtenida en la introducción del GNL como combustible facilitará la entrada progresiva en el sector marítimo-portuario de nuevos combustibles cero emisiones o casi-cero emisiones, como el hidrógeno, el amonio, el metanol o el biometano», añadió Jordi Vila, jefe de Medio Ambiente de la APB.

Almería, Dénia, Algeciras y Huelva

Baleària llevó a cabo el noviembre el primer bunkering de gas natural en el puerto de Almería. La operación de suministro de combustible se realizó de manera satisfactoria al ferry “Bahama Mama” que cubre la línea con Melilla. El abastecimiento, que se realizó en coordinación con la Autoridad Portuaria de Almería, se hizo mediante el sistema Truck To Ship. Estos tienen una capacidad de almacenaje de 280 metros cúbicos, lo cual permite al “Bahama Mama” navegar con una autonomía de 750 millas náuticas. La operación la realizó ESK.

Baleària realizó en noviembre el primer bunkering de gas natural en el puerto de Almería.

Por otro lado, destacar que la naviera también ha realizado operaciones de bunkering en el puerto de Dénia durante 2020, concretamente 36 operaciones. La primera de ellas tuvo lugar en julio en el “Bahama Mama”. La operación se realizó mediante el sistema Multi Truck to Ship (MTTS) con dos camiones cisterna de ESK, con capacidad para 41 metros cúbicos cada uno. Dénia fue el primer puerto de titularidad de la Generalitat Valenciana que acogía una operación de este tipo.

Asimismo, el “Bahama Mama” realizó, en junio, en Algeciras el primer bunkering de GNL a dicho buque. El abastecimiento, que se realizó en coordinación con la Autoridad Portuaria de Algeciras, se hizo mediante el sistema Truck To Ship. Este fue el tercer buque al que se le realizaba un bunkering de gas natural en el puerto algecireño, tras el “Nápoles” y el “Abel Matutes”.

El puerto de Algeciras atendió al “Bahama Mama”, al “Nápoles” y al “Abel Matutes”, de Baleària, en operaciones de bunkering de GNL durante 2020.

Finalmente destacar que la naviera llevó a cabo en el puerto de Huelva un bunkering de gas natural licuado (GNL) a una velocidad casi seis veces superior a la media habitual, en el primer bunkering Multi Truck To Ship (MTTS) de GNL realizado en España a finales de 2019. Tres cisternas operaron simultáneamente para suministrar gas natural licuado al smart ship “Marie Curie”, que operaba para Baleària y Fred.Olsen Express en la ruta Huelva- Canarias.

EL DATO

Baleària ha invertido 380 millones de euros para incorporar el gas a su flota, un combustible que implica una reducción considerable de las emisiones (con una mejora inmediata en la calidad del aire y el efecto invernadero) y de la contaminación acústica. En concreto se reducen en un 30% las emisiones de CO2, en un 85% las de NOx, y se eliminan las de azufre y partículas.

Baleària: la naviera que apuesta por la sostenibilidad

El 100% de los suministros de GNL en España destinados a buques de pasaje y carga en 2020 fueron de Baleària, al ser la única naviera que opera con este tipo de buques propulsados a gas natural. En concreto, en 2020 operó con hasta seis: dos de nueva construcción (“Marie Curie” e “Hypatia de Alejandría”) y cuatro remotorizados (“Abel Matutes”, “Sicilia”, “Nápoles” y “Bahama Mama”).

En 2020 Baleària realizó 714 operaciones de suministro de gas natural en sus seis buques propulsados por esta energía.

«Somos la única compañía de ferries que navega a gas y eso nos sitúa a la cabeza de los suministros realizados en España», explicó el presidente de Baleària, Adolfo Utor.

«Tenemos el convencimiento de que el compromiso con el medio ambiente es compatible con la competitividad de la empresa. Somos pioneros con el uso del gas natural y este año navegaremos con nueve barcos de la flota propulsados a gas», confirmó Utor quien avanzó que el objetivo en el que trabaja ahora Baleària es lograr 0 emisiones mediante proyectos de energía renovable, como el hidrógeno verde.

El “Eleanor Roosevelt” será el buque insignia de la estrategia de flota a gas de Baleària, que en 2021 alcanzará los nueve buques.

Está previsto que este año 2021 incorpore otros tres a la lista de sus buques GNL: uno de nueva construcción (el fast ferry “Elenor Roosevelt”, que será entregado en marzo y que se convertirá en el primer buque de alta velocidad con motores propulsados por gas natural); y dos remotorizados (el “Martín i Soler” y el “Hedy Lamarr”).

La inversión de la naviera en GNL es de unos 360 millones de euros: 290 de ellos para la adquisición de los tres buques de nueva construcción y 70, para las seis remotorizaciones, subvencionadas en parte por los fondos CEF de la Unión Europea.